Fundado en 1910

25 de julio de 2024

El auto de Quentin Tarantino que fue robado en 1994 y encontrado 20 años después

El coche de Tarantino fue robado en 1994 y encontrado 20 años después

Historias de películas

El coche de Pulp Fiction que robaron a Tarantino y apareció 20 años después

El director está inmerso en el rodaje de la última película de su carrera

Quentin Tarantino está trabajando ya en la que será su décima y última película como director. Después del estreno de The Movie Critic, previsto para 2025, se retirará de la industria de Hollywood, como él mismo confirmó hace solo un año. Sin embargo, el estadounidense deja tras de sí un importante legado con títulos que son ampliamente conocidos por todos los espectadores y que están llenos de curiosidades, como Pulp Fiction, la que posiblemente sea su mejor película y que contó con un objeto de deseo para los ladrones de guante blanco.

Se trataba del Chevrolet Chevelle Malibu de 1994 que conduce Vincent Vega en su cita con Mia Wallace, personajes a los que daban vida John Travolta y Uma Thurman respectivamente. Nadie podía esperar que este coche descapotable, que pertenecía al propio Quentin Tarantino, sería robado un año después del estreno de la película. De esta manera, en 1995 se perdía la pista al vehículo, que estaba aparcado en la casa del director, y no fue recuperado hasta casi dos décadas después. Lo más sorprendente era que estaba totalmente restaurado.

La policía lo encontró por sorpresa en Oakland, California, en el año 2013 tras detener a un ladrón de coches de lujo. La investigación que se abrió en torno al delincuente, que vendía sus trofeos a coleccionistas, llevó al automóvil de color rojo, al cual le habían borrado el número de información mediante el que las autoridades proceden a rastrear los automóviles en Estados Unidos. Tirando del hilo, los agentes encargados del caso lograron conectar el Chevrolet con Quentin Tarantino.

A pesar de que no se pudieron presentar cargos porque el delito había prescrito, el que era su nuevo propietario sí que denunció declarándose víctima de fraude. Y es que no solo se había gastado dinero en comprar un coche robado, sino que había invertido más de 20.000 dólares en restaurarlo poniéndole casi todo nuevo: ruedas, llantas, techo, pintura y cromado.

Un gran trabajo para un coche que no solo aparece en la mítica escena en la que Vincent Vega conduce hasta la casa del traficante de drogas Lance en Pulp Fiction, sino que también fue utilizado en imágenes promocionales de la película donde se ve a la pareja protagonista viajando en el asiento delantero. Esta anécdota es solo una más de las que rodea a la obra maestra del director y es que la cinta, que fue estrenada en el Festival de Cannes de 1994, guarda un gran número de curiosidades.

Una de las más conocidas es que para preparar el papel de Vincent Vega y hacer más realista la adicción de su personaje a la heroína, aconsejaron a John Travolta que se emborrachase con tequila mientras se bañaba en agua caliente. Según uno de los amigos del director, un exadicto en recuperación, era lo más parecido a sentir los efectos de esta droga sin necesidad de consumirla.

Otra de las cosas que más han intrigado a sus fieles seguidores era el contenido del misterioso maletín que Vincent y Jules tenían que proteger. Según el coautor del guion, Roger Avary, originalmente contenía diamantes, aunque la luz naranja que emitía el objeto descolocó al público. «Alguien tuvo la idea, yo creo que equivocada, de poner una bombilla naranja ahí dentro. Y de pronto lo que iba a ser 'algo' se convirtió en ‘algo sobrenatural’», indicó Avary. Sin embargo, un año después de su estreno, Samuel L. Jackson también fue preguntado por lo que había dentro: «Lo que tú quieras que haya», sentenció el actor.

Temas

Comentarios
tracking