02 de julio de 2022

Pérez Maura: «Blas de Lezo es el gran héroe de la Armada española»

El director de Opinión de El Debate entrega una réplica de las pistolas de Blas de Lezo al director del Museo Naval del CaribeEFE

Pérez-Maura entrega a Colombia la réplica de las pistolas del héroe español Blas de Lezo

El director de Opinión de El Debate viaja a Cartagena de Indias para entregar una réplica de las pistolas de Blas de Lezo al director del Museo Naval del Caribe

Una réplica de dos pistolas que pertenecieron al almirante español Blas de Lezo y Olavarrieta (1689-1741) reposa desde hoy en el Museo Naval del Caribe, en Cartagena de Indias, donde serán exhibidas de manera permanente junto a otro objetos alusivos al «Medio Hombre».
A Blas de Lezo le llamaban el «Medio Hombre» porque las muchas batallas que libró en sus años de servicio en la Armada Española le dejaron tuerto, con un brazo inmovilizado y una pierna amputada.
Las pistolas son una donación del director de opinión del diario español El Debate, Ramón Pérez-Maura, quien manifestó a Efe que «Blas de Lezo es el gran héroe de la Armada española, pero sorprendentemente ha sido un gran desconocido en España».
Pérez-Maura dijo que el heroísmo de Blas de Lezo fue el que permitió «la supervivencia de la Cartagena hispánica y eso quiere decir que es el que hizo que se mantuviera el Imperio Español durante casi un siglo más y que en las tierras de la Nueva Granada el inglés no se convirtiera en la lengua oficial».
En la ceremonia presidida por el almirante director de la Fundación Museo naval del Caribe, Javier Alfonso Jaimes Pinilla, estuvieron presentes, entre otros, el Gobernador de departamento de Bolívar, Vicente Blel, el expresidente Andrés Pastrana, y el empresario Carlos Julio Ardila, uno de los más relevantes del país.
El contralmirante Javier Alfonso Jaimes Pinilla y Ramón Pérez-Maura exhiben la reproducción de las pistolas de Blas de Lezo donadas por éste al Museo Naval del Caribe en Cartagena de Indias

El contralmirante Javier Alfonso Jaimes Pinilla y Ramón Pérez-Maura exhiben la reproducción de las pistolas de Blas de Lezo donadas por éste al Museo Naval del Caribe en Cartagena de Indias

Las pistolas

El par de pistolas son armas militares de chispa elaboradas en madera de nogal y acero, con una longitud de 42 centímetros y fabricadas por el reconocido armero londinense Robert Wogdon.
Las armas están decoradas en plata cincelada con motivos vegetales, florales y veneras; el cuño del platero está grabado en el guardamonte y que consiste en una letra «s» gótica.
Se aprecian también las marcas de Londres representadas en un león y una flor de lis, así como las iniciales JK que corresponden al punzón de verificación de seguridad del arma.
En la placa donde se apoya el pulgar cuando se va a accionar el disparador el arma tiene grabado un brazo levantado blandiendo una daga.

Las armas de Vernon

El almirante fue considerado uno de los mejores estrategas de la historia de la Armada Española que se hizo célebre por dirigir con el virrey Sebastián de Eslava la defensa de Cartagena de Indias durante el asedio británico de 1741 encabezado por Edward Vernon.
Blas de Lezo nació en Pasajes, Guipúzcoa (España) el 3 de febrero de 1689 y murió el 7 de septiembre de 1741 en Cartagena de Indias.
Pérez-Maura dijo que «en la tradición familiar aunque de eso no hay ninguna prueba escrita, se establece que en realidad las pistolas eran del almirante Vernon; él manda un bote de órdenes con las pistolas para rendirlas al almirante Lezo».
«No hay prueba documental de eso pero sí sabemos que las pistolas son de fabricación inglesa y que entre ellos (Blas de Lezo y Vernon) había una relación epistolar desde hacía muchos años».
«El almirante Lezo, cuando tenía 15 años, se enfrenta por primera vez con el almirante Vernon en la batalla de Vélez-Málaga, luego tuvieron otros tres enfrentamientos navales el último fue el de Cartagena de Indias, y eso hace verosímil que sabiendo quien era su oponente (...) quisiera rendir las pistolas a su amigo-enemigo», afirma.
Las pistolas originales fueron donadas al Museo Naval de Madrid por el marqués de Tabalosos y conde de Llobregat, Javier Barcaiztegui Rezola.
Comentarios
tracking