12 de agosto de 2022

Montgomery Clift en un fotograma de 'Yo confieso' (1953)

Montgomery Clift, en un fotograma de Yo confieso (1953)

Montgomery Clift, el actor mítico que murió diez años antes de morir

Un día como hoy de 1966, el protagonista de Un lugar en el sol o De aquí a la eternidad falleció a los 45 años a causa de un infarto luego de una década de autodestrucción tras un accidente de coche

Contó Truman Capote que un día antes de Navidad Montgomery Clift le llamó para invitarle a comer en Le Pavillon. Dijo que durante el almuerzo se tomó dos martinis, pero estuvo «sensato y divertido». Lo que ocurrió es que antes de salir se metió en el lavabo de caballeros y allí debió de tomarse algo, pues al cabo del rato «volaba».
«Estábamos en Gucci y él había escogido y amontonado sobre un mostrador unas dos docenas de carísimos jerséis. De pronto, los agarró todos y salió caminando tranquilamente a la calle, donde estaba lloviendo a cántaros. Tiró los jerséis al suelo y empezó a darles patadas».
Montgomery Clift en la década de los 50

Montgomery Clift, en la década de los 50GTRES

Uno de los empleados de Gucci se limitó a sacar un bolígrafo y un talonario de facturas y le preguntó a Capote: «¿A nombre de quién debo cargar estos jerséis?». Cuando el escritor le preguntó a Clift si tenía alguna tarjeta de crédito, este le respondió «con una altivez absolutamente maníaca y desproporcionada»: «¡Mi rostro es mi tarjeta de crédito!».
Pero lo cierto es que hacía tiempo que no lo era. El 12 de mayo de 1956, en el apogeo del éxito y de la fama que compartía con Marlon Brando (y James Dean, muerto un año antes: dicen que Clift rechazó los papeles de Sunset Boulevard y Al Este del Edén), el otro gran actor joven del momento, se estrelló con su coche contra un poste de teléfonos después de salir de una fiesta en casa de su amiga Elizabeth Taylor, con la que entonces rodaba El Árbol de la Vida.
Elizabeth Taylor y Montgomery Clift en 'El árbol de la vida' (1957)

Elizabeth Taylor y Montgomery Clift en El árbol de la vida (1957)©RADIALPRESS

El accidente no solo le desfiguró la cara, sino que terminó de desfigurar también su vida, sumida desde hacía tiempo en el hastío y la depresión. A aquel período de la existencia de Clift, que murió diez años después por un infarto a los 45 años, se le llamó «el suicidio más largo» de Hollywood.
Montgomery Clift odiaba la película que estaba haciendo. Solo decidió ir a la fiesta en el último momento por la insistencia de Taylor. Cuenta su amigo, el también actor Kevin McCarthy, quien le acompañó con su coche por delante para que no se perdiera: «De pronto miré por mi retrovisor y vi que Monty estaba demasiado próximo. Se me ocurrió que iba a gastarme una de sus habituales bromas. De pronto vi las luces de los faros de Monty a un lado y a otro de la carretera y luego oí un estrépito terrible».

Liz Taylor le salvó la vida

La parte delantera del coche quedó destrozada y no podían entrar para sacar a Clift. Fue Liz Taylor quien accedió por la puerta del copiloto y lo sujetó en su regazo. Tenía la piel de la cara desgarrada y colgante y dos dientes incrustados en la garganta. Fue ella quien metió la mano y se los sacó. Su amiga le salvó la vida y los médicos trataron de reconstruirla.
No lo lograron. Salvaron su nariz rota, su seno nasal hundido, su mandíbula fracturada y cosieron sus terribles heridas, pero el ‘Monty’ Clift que salió de aquello ya estaba muerto. Volvió luego de unos meses a terminar El árbol de la vida como si nada hubiera pasado, pero fue una película que hicieron dos hombres distintos interpretando un mismo y desgraciado papel.
Montgomery Clift en 'Freud, pasión secreta' (1962)

Montgomery Clift, en Freud, pasión secreta (1962)©RADIALPRESS

Así, muerto, muriendo, sumido en el alcohol y las drogas, con un rostro distinto a pesar de la cirugía, su gran talento aún le sirvió para seguir rodando películas (incluso con éxito de taquilla, como Freud, pasión secreta) para las que cada vez más le costaba ser contratado debido a su conducta errática.
Montgomery Clift en '¿Vencedores o vencidos?' (1961)

Montgomery Clift, en ¿Vencedores o vencidos? (1961)GTRES

En 1962 obtuvo su cuarta y última nominación al Oscar por ¿Vencedores o vencidos? y por una escena de solo siete minutos de la que fue incapaz de recordar sus diálogos, teniendo que improvisarlos. Joseph L. Mankiewicz, el director, dijo que aquella improvisación salió perfecta. El actor seguía vivo mientras el hombre se mataba. Estaba ya muerto, estuvo diez años muerto antes de morir, cuando en la tienda de Gucci le dijo a Truman Capote que su rostro era su tarjeta de crédito.
Comentarios
tracking