Fundado en 1910

28 de mayo de 2024

Imagen de la película 'Quadrophenia' (1979)

Imagen de la película 'Quadrophenia' (1979)

50 años de 'Quadrophenia', la ópera adolescente de The Who y uno de los mejores discos de rock de la historia

En 1973 fue el segundo disco más vendido en Estados Unidos y Reino Unido, solo por detrás de Elton John y David Bowie, respectivamente, toda una gesta por la complejidad de la obra

Empujado por el manager de la banda, Pete Townshend, líder de The Who, comenzó a sentirse atraído por la ópera y empezó a pensar que el material con el que se hacían las letras del rock podía ser un buen material para mezclar las dos cosas después de Tommy, de 1969 (más un álbum conceptual que una ópera, como tantas veces se le considera), el primer paso hacia Quadrophenia.
El asunto empezó por la imposibilidad de expresar en una canción de tres minutos todo lo que Townshend quería expresar: auténticos libretos o libretitos de rock influidos por Henry Purcell, el compositor británico del XVII a quien Pete escuchaba y del que se alimentaba. Quadrophenia fue después una película y también un símbolo estético, pero hace medio siglo fue un intento exitoso de abrir horizontes musicales.

La historia de Jimmy, un chico 'mod'

Desde luego Townshend no era el virtuoso Purcell, pero la emoción le llevó a acercarse a él y crear su propia obra clásica con sintetizadores en vez de instrumentistas y con la música como guía, inspirada en las imágenes, en las propias imágenes del caletre de Townshend, expresadas en la melodía: la historia adolescente del chico mod, Jimmy, a través de los instrumentos de la banda, de los violines, del sintetizador o de los sonidos ambientales que su creador metió allí como en una caja de sorpresas.
La sorpresa fue Quadrophenia: Jimmy a través de cuatro canciones de Townshend inspiradas en las personalidades de los cuatro miembros de The Who: Bell Boy como Keith Moon, Is It Me? como John Entwistle, Helpless Dancer como Roger Daltrey y Love Reign O'er Me como el propio Townshend.
En 1973 fue el segundo disco más vendido tanto en el Reino Unido como en Estados Unidos (toda una hazaña para el nuevo «género»), solo por detrás de Pin Ups de David Bowie y de Goodbye Yellow Brick Road de Elton John, respectivamente.
Comentarios
tracking