Fundado en 1910

21 de febrero de 2024

Los polémicos bronces de Benín podrán verse en el Foro Humboldt antes de su restitución

Los polémicos bronces de Benín podrán verse en el Foro Humboldt antes de su restituciónBritish Museum

Un nuevo museo de Berlín busca «hacer justicia» al pasado colonial alemán

El ala este del nuevo museo de Berlín, el Foro Humboldt, alberga colecciones del Museo de Arte Asiático y del Museo Etnológico. Los famosos Bronces de Benín se expondrán allí antes de su restitución a Nigeria

En 1897, una «expedición punitiva» llevada a cabo por tropas británicas en lo que hoy es Nigeria se hacía con un gran tesoro africano. Los Bronces de Benín han supuesto, como pueden serlo los mármoles del Partenón o la piedra Rosetta que se conserva en el Museo Británico, uno de los grandes caballos de batalla en la restitución de piezas de arte expoliadas.
«Los Bronces de Benín son parte de nuestros antepasados. Es como si me preguntaran qué relación tengo con mi padre», dice Kate Akhadelor sobre estos objetos de bronce o marfil, estrellas de la exposición que se presenta ahora en el Foro Humboldt de Berín, la nueva estrella del panorama cultural alemán (y europeo). Junto con su colega Joseph Alonge, la pedagoga especialista en museos llegó hace un mes a Berlín, procedente de Nigeria, para colaborar en la organización de la muestra.
Obras de rehabilitación del Foro Humboldt de Berlín, en Alemania

Obras de rehabilitación del Foro Humboldt de Berlín, en Alemania

En los últimos años se ha discutido a menudo si en la reinauguración del museo berlinés debían exponerse los Bronces de Benín, debido a su controvertido origen: fueron robados del palacio real de Benín por tropas coloniales británicas en una operación que conllevó un gran derramamiento de sangre. Tras una subasta en Londres, a comienzos del siglo XX llegaron a Alemania, donde se encuentra la mayor colección de bronces de Benín del mundo.
En el curso del último siglo se han producido reiterados reclamos de devolución, debido al creciente revisionismo histórico que asola Europa y al proceso de «descolonización de los museos» que incluso el ministro Iceta ha comenzado en España. Pero, en los últimos tiempos, el debate ha cobrado más vigor, por lo que se ha terminado acordando la restitución de los bronces.
El mes pasado, la Fundación del Patrimonio Cultural Prusiano, cuya colección se expone en el Foro Humboldt, traspasó los derechos de propiedad de 512 objetos a Nigeria. Ahora, la exposición cuenta con 40 de estas piezas, prestadas por un lapso de 10 años, al cabo de los cuales se habrá de volver a negociar con Nigeria. Todo un hito, y una de las únicas posibles soluciones que se ha encontrado a conflictos como este.
Detalle de uno de los bronces de Benín

Detalle de uno de los bronces de Benín

680 millones de euros

Con la apertura del al ala oriental del Foro Humboldt culmina el proyecto cultural actualmente más costoso de Alemania: cerca de 680 millones de euros ha costado la habilitación del espacio como espacio museístico. La inauguración se ha retrasado casi dos años, en parte debido a la pandemia, pero también a las negociaciones «descolonizadoras». En la primavera de 2021 se abrieron ciertas zonas del espacio y hubo exposiciones temporales, hasta ahora, que se inaugura el ala restante.
«Es un momento fantástico en la historia de este lugar, pero aún no estamos listos», ha declarado Hartmut Dorgerloh, director general del Foro Humboldt, que lo entiende como una «plataforma de diálogo global». Según el directivo, más que de un museo se trata de «un verdadero foro, que quiere ofrecer a la gente la posibilidad de intercambiar ideas y realizar proyectos conjuntos». Tampoco podían faltar los temas favoritos del momento: la migración y el cambio climático.
Además de objetos del África subsahariana, como los polémicos Bronces de Benín, se exponen en cerca de 40.000 metros cuadrados de superficie piezas de Asia, Oceanía, América y Berlín. La exposición cuenta con un total de más de 20.000 piezas, que llegaron a Alemania a comienzos del siglo XX, cuando los museos etnográficos europeos competían arduamente por obras de arte de otros lugares del mundo: la mayor parte de las piezas proviene de antiguas colonias europeas.

El colonialismo, a debate

Este jueves se inauguraba el Museo de Arte Asiático, dentro del propio Foro Humboldt, con un nuevo recorrido por las zonas del extenso continente. Según la web del museo, «se debaten cuestiones de procedencia y restitución, así como las continuidades coloniales», siempre en relación con la exposición permanente titulada 'Colecciones etnológicas y arte asiático".
«La visita despierta la curiosidad por la historia de la colección, las cuestiones religiosas, el arte contemporáneo y el significado de las técnicas artesanales, y aborda los rituales, las escenificaciones y las perspectivas de las comunidades indígenas para examinar críticamente el legado del colonialismo y el papel de Europa», añaden desde el museo, que claramente busca
Todas las salas aluden a la forma en la que se adquirieron los objetos que se exhiben. Cuando no se ha podido determinar la procedencia de los objetos, las vitrinas se han dejado vacías o muestran copias, en un intento de sensibilizar sobre el expolio colonial del patrimonio. Cuando se complete la devolución de las obras a Benín, Camerún, Namibia y Tanzania muchas de ellas quedarán vacías. Y, por lo que parece, es sólo el principio de la descolonización de los museos europeos.
Comentarios
tracking