07 de diciembre de 2021

Detalle de portada. «El pensamiento de Karol Wojtyła» de Rocco Buttiglione

Detalle de portada. «El pensamiento de Karol Wojtyła» de Rocco Buttiglione

Ensayo / Pensamiento

Wojtyła. Filosofía de un papa santo para tiempos de posmodernismo «woke»

Inmersión en la cosmovisión filosófico-intelectual del magno papa filósofo en un ensayo de coherencia frente a la dictadura de la corrección política
Detalle de portada. «El pensamiento de Karol Wojtyła» de Rocco Buttiglione

nuevo inicio / 495 págs.

El pensamiento de Karol Wojtyła

Rocco Buttiglione

Rocco Buttiglione (Gallipoli, Apulia, 1948-) es profesor universitario de Filosofía en Roma y especialista desde hace décadas en el pensamiento de Karol Wojtyla. Es, además, un relevante político del centro democristiano italiano y europeo. De hecho, quizá le recordará mejor el lector por la triste polémica en la que se vio envuelto en 2004 cuando el Parlamento Europeo, presidido por Josep Borrel, le vetó como comisario europeo ante unas supuestas declaraciones homófobas en un temprano ejercicio de corrección política y censura «woke»
Cuando se le preguntó entonces por esta cuestión, contestó algo muy lejano de cualquier homofobia, o de políticas radicalizadas: «Quiero una Europa liberal, donde haya libertad de pensamiento y de conciencia y nadie pueda ser discriminado por ser homosexual, cristiano o musulmán. Si no hay libertad, el criterio que prevalece es la fuerza. Ahora se intenta imponer el relativismo moral como doctrina oficial en Europa». 
Renovada actualidad cobra su micro-martirio de la coherencia frente a la dictadura de la corrección política, cuestión recientemente analizada en el XXIII Congreso Católicos en la Vida Pública (ACdP-CEU), en cuya edición de 2004 participaba un Buttiglione de plena actualidad mediática.

Erudición y divulgación

Ciñéndonos a la obra, estamos ante un voluminoso libro que mezcla con sorprendente intensidad una cuidada erudición con una amena divulgación. Como afirma el autor: «Pretende ser más que una interpretación, una introducción que permita una lectura fructífera de los textos del autor, ayudando a insertarlos en el proceso de desarrollo de sus pensamientos. Se habrá alcanzado el objetivo si el lector, al terminar este libro, siente el deseo de leer directamente la filosofía del autor y de confrontar con ella su propia experiencia de vida». 
Hay que decir que, a nuestro modesto entender, Buttiglione logra sobradamente su objetivo, e incluso lo supera, pues más que una introducción, supone una inmersión en la cosmovisión filosófico-intelectual del magno papa filósofo.
El libro es una versión corregida y aumentada, como se solía decir antes, de una versión previa publicada en 1982 y traducida por la editorial Encuentro. En este sentido, la obra ofrece como apéndice cinco ensayos del autor inéditos en español y dedicados igualmente a Wojtyla/san Juan Pablo II que analizan: el significado global su teología moral como una teología del amor y de la libertad («Al principio era el papa polaco»); su visión sobre los derechos humanos; su relación con la fenomenología personalista de von Hildebrand; la relación fe-razón (centrado en la encíclica Fides et ratio); y su Doctrina Social de la Iglesia (Centesimus annus).

Esta versión corregida y aumentada ofrece como apéndice cinco ensayos del autor inéditos en español

Además de este apéndice actualizado, la obra consta de ocho capítulos con una coherente arquitectura. El primero de ellos quizá sea el más disonante al introducir una reflexión preliminar de filosofía de la historia, o incluso de lo que podríamos llamar «cristología de la historia», basada en el papel de Polonia en el devenir histórico occidental, sin olvidar su vertebración oriental, dada la naturaleza híbrida o bifronte de Polonia. Una misión histórica trascendental que encarnaría Polonia, de acuerdo con la visión de Wojtyla, es recordarnos que Cristo es la piedra angular para comprender al hombre y a su historia
En este sentido, la obra realiza un análisis comparado wojtyliano de dos hitos con escenario polaco que testimonian, respectivamente, la grandeza y horror de la humanidad en su época contemporánea: san Maximiliano Kolbe –signo de la humanización cristiana– y Auschwitz –signo de la deshumanización anticristiana–. Considerando esta identidad y significación históricas, pero también su presente y quizá su futuro, cabría inferir que Polonia está llamada a ser piedra de toque y forja –de grandes figuras cristianas–, pero a la vez piedra de escándalo –para los antihumanismos secularistas–.
El segundo capítulo se refiere a la genealogía intelectual y formativa de Wojtyla, en un sentido más biográfico y recorriendo los principales ámbitos (literatura dramática, filosofía, labor pastoral) y lugares formativos del futuro papa (Cracovia, Lublin, Roma, Francia…). El tercer capítulo también se refiere a su formación filosófica pero esta vez desde la perspectiva del análisis conceptual de sus principales referencias filosófico-teológicas, tanto las que asume positivamente (san Juan de la Cruz y Santo Tomás de Aquino) como las que examina críticamente y en dialéctica con su propia antropología cristiana (Max Scheler y Kant).
El capítulo cuarto y quinto analiza dos grandes obras de la antropología filosófica cristiana de Wojtyla: Amor y responsabilidad y Persona y acción. La primera de ellas dio lugar a su famosa «teología del cuerpo» y a su profunda y bella concepción de la sexualidad humana. La segunda, a su profunda concepción de una «filosofía de la praxis», que luego introduce en su Doctrina Social de la Iglesia, o en sus reflexiones teológico-morales.
Tras analizar la participación del cardenal arzobispo Wojtyla en el Concilio Vaticano II, el quinto capítulo propone una magnífica incursión en la obra poética de Wojtyla desde el hilo de sus conceptos clave: la tierra, lo sagrado, el trabajo, la muerte, el amor, lo paterno y lo materno…
El capítulo de conclusiones con que se cierra la obra confronta dialécticamente a Wojtyla con varios de sus interlocutores filosóficos: la fenomenología (Husserl), el existencialismo (Sartre) y la filosofía de Marx, para así esbozar una nueva «filosofía de la praxis» wojtiliana que supera por elevación las anteriores en coherencia, a su vez, con una actualizada filosofía del ser (Tomás de Aquino) y con las filosofías cristianas de la persona.
En síntesis, una obra de referencia para los que nos consideramos admiradores y devotos de san Juan Pablo II, o para quienes deseen sumergirse en la profundidad de su pensamiento.
tracking