07 de diciembre de 2021

James Rhodes en el programa «A mi yo adolescente» de La 2

James Rhodes en el programa «A mi yo adolescente» de La 2RTVE

James Rhodes: «Bach tiene 200 años. ¿Escucharemos a Bad Bunny en dos siglos? Claro que no»

El pianista inglés afincado en España participó en una entrega del programa de La 2 «A mi yo adolescente», ¡donde defendió la música clásica y atacó el reguetón: «No entiendo su popularidad, explicádmelo»
La 2 emite un programa llamado A mi yo adolescente cada domingo, en el que se conversa con los más jóvenes sobre diferentes aspectos de la vida. «muestra la visión generacional de los adolescentes de hoy sobre grandes temas universales como el amor, la libertad, la amistad o los miedos». El domingo 21 de noviembre se abordó cómo las nuevas tecnologías han modificado la forma en la que los jóvenes se acercan, llegan a la música. El programa, dirigido en esta ocasión por el periodista musical Ángel Carmona, invitó al pianista británico James Rhodes para que hablara con los jóvenes.
«La música clásica tiene una reputación supermala. Superaburrido, superpijo. Y yo lo entiendo perfectamente. Qué triste, qué injusticia, porque es la música más viva en el mundo, es para todo el mundo», esgrimió el británico en el vídeo que les mandó a los adolescentes.
El músico continuó haciendo una comparación entre los grandes autores de música clásica y lo que suena hoy en las radiofórmulas. «Hay una razón por la que escuchamos después de 200 años a Bach, Chopin y Beethoven. ¿Vamos a escuchar a Bad Bunny en dos siglos? No, ni de coña. Pero seguramente seguiremos escuchando a Beethoven. Y hay una razón para ello». Los adolescentes que le escuchan se revuelven incómodos en sus asientos, se sonríen, intercambian miradas. «No quiero decir que Beethoven tenga más mérito que Leiva o Rosalía. Claramente hay canciones de Serrat, Sabina, Charly García, Robe Iniesta (tanto como solista como con Extremoduro)...».
Uno de los adolescentes del programa defendía el reguetón como «la música con la que más se disfruta en la discoteca», mientras una joven increpaba al pianista sobre su querencia por los artistas masculinos. «Todos los grupos que ha citado James Rhodes son de hombres y esto me cansa bastante. La música es cultural, y no se puede desligar del contexto que tienen. Y el de James Rhodes es un contexto bastante carca, pero hay que abrir la mente». 
De hecho, al citar a bandas que no hacen música en español citó a los Rolling Stones y a los Beatles. «Hay canciones que en seis décadas vamos a escuchar y seguirán dándonos escalofríos. Explicadme por favor lo del reguetón y Bad Bunny. No estoy diciendo que sea una mierda, pero literalmente no entiendo la popularidad de este tipo de música». Otro de ellos, en cambio, tampoco podía entender el fenómeno, ni por las letras ni por los ritmos. «La música clásica tenía un propósito, incluso se bailaba. Una suite barroca era el autotune de ahora, pero con el clavicordio. Y gracias a Dios que existe el reguetón, y el reguetón de Bad Bunny, que usa la música electrónica, la estética... tampoco creo que sea algo que hay que entender», apuntalaba la última joven en intervenir.

«Lo que seguro no se escuchará es tu música, James Rhodes»

Las respuestas no se han hecho esperar, y el vídeo de James Rhodes se ha viralizado en las redes sociales. Además de las críticas y las faltas de respeto, algunos ven en las palabras del británico cierta superioridad: «El eurocentrismo musical es altamente racista. Se le va estallar la cabeza cuando sepa que en la actualidad el afrobeat manda la parada musical y es más rítmico que lírico», le contestaba un usuario. 
También hubo ataques a la capacidad musical del pianista. «Dice James Rhodes que la música de Bad Bunny no se escuchará en 200 años. Lo que no se escucha ni en la actualidad es tu música, James», le espetó una tuitera. «Cuando Beethoven saque Dákiti, me avisas, James Rhodes. Mientras tanto, aquí seguimos escuchando a Benito», comentó un usuario haciendo referencia al rapero Bad Bunny, de nombre Benito Antonio Martínez Ocasio. «Qué pena que para James Rhodes la música haya muerto hace 200 años y solamente podamos acceder a ella como si fuese un museo (de los horrores)», aducía otro internauta.

Otros invitados: de Ricky Rubio al actor Tristán Ulloa

En cada programa se aborda un tema diferente. En el programa anterior, que versó sobre trastornos mentales, participó Ricky Rubio, jugador de baloncesto de la NBA, quien habló de «la tensión y presión» a las que está sometido por su profesión: «Cuando se va acumulando el cansancio físico, juegas un partido tras otro... ves que esa situación física te afecta también en lo mental. Hay que saber que a veces no vas a estar bien. Y entonces hay que ser fuerte y decirlo: 'No estoy bien'».
El psiquiatra Luis Rojas Marcos aportó el marco teórico: «Para hablar la ansiedad hay que entenderla. El sentimiento es de miedo, y cuando tenemos miedo sentimos físicamente una dificultad al respirar, sentimos presión en el pecho y que no podemos enfocar nuestra atención, a la vez que sentimos ciertos temblores porque nuestro sistema muscular también se ve afectado. La psiquiatra infanto-juvenil Montserrat Dolz recalcó que «estar triste, ansioso y disgustado es normal», y que es «algo bueno, que tenemos que sentir y notar: eso no es estar deprimido ni tener un trastorno de ansiedad». La doctora 
Por último, el actor Tristán Ulloa explicó su experiencia con la depresión, la ansiedad, las fobias y los ataques de pánico que sufre desde los 16 años: «Yo pensaba que era infalible y un día me di cuenta de que no lo era. Me refiero como persona; pensaba que lo tenía todo claro, que era una persona con los pies en la tierra. Pero de repente el suelo desapareció. Pero también somos eso, y es importante saberlo». El actor de Lucía y el sexo recalcó la importancia de tener las herramientas necesarias para afrontarlo en cuanto sucede: «Igual que vamos al médico a hacernos un chequeo, deberíamos ir a terapia de vez en cuando, a ver cómo funcionan la psique y el corazón».
tracking