04 de julio de 2022

Web Oficial de Rosalía

La cantante Rosalía ha cantado un trozo de 'Hentai', un adelanto de su nuevo disco 'Motomami'

Música

'Hentai', la incomprensible canción de Rosalía en 24 segundos: «Te quiero ride como a mi bike»

La cantante barcelonesa ha innovado tanto que ni sus propios seguidores son capaces de comprender su mesiánica carrera musical

La catalana Rosalía, musa de la juventud y de la música mundial va a sacar, tarde o temprano, un nuevo álbum, llamado Motomami. Por eso, siguiendo la estela de la expectación y la polémica que tan buenos frutos da en este negocio, ha compartido un adelanto de su próxima canción: Hentai, un regalo de 24 segundos de su voz lánguida y susurrante, como a medio apagarse y morir, que a unos les conmueve y a otros les da grima. 24 segundos en las redes sociales para encender la llama de la impaciencia de unos seguidores que desde su Mal querer  y alguna que otra canción, no había vuelto a entregar un nuevo disco.
24 segundos de un nuevo sencillo después de La Fama y de Saoko. Pero 24 segundos después de ese inocente remonte en la nieve y de la canción Hentai
«Te quiero ride, como mi bike. Hazme un tape modo spike. Yo la batí hasta que se montó, segundo es chingarte, lo primero Dios». Sólo 24 segundos después, se ha desatado el apocalipsis.

La extraña letra de 'Hentai'

En ese momento, una multitud de seguidores de la artista ha empezado a mofarse y a ridiculizar a su diosa musical, decepcionados, precisamente, por esos 24 segundos que, ciertamente, no han sido de su agrado. O eso, al menos, creemos; ya que muchas de esas respuestas seguían esa neo-lengua consistente en unir letras a medio escribir y expresiones que, entendemos, sólo pertenecen a un círculo de jóvenes iniciados. 
Tal animadversión ha despertado el breve anticipo de su canción, que la propia Rosalía, un tanto sorprendida, ha preguntado en Twitter si la gente a la que le había molestado la letra se encontraba bien.

A vueltas con la sobriedad y el respeto de la artista

Por supuesto, no han faltado los memes, las groserías de todo tipo y las alusiones a su estado de embriaguez en éste, ya habitual, hábito de ridiculizar sin mesura ni educación cualquier manifestación fuera de los propios cánones.
Y esto nos hace recordar que nadie está a salvo ni puede escapar a la nueva tiranía cultural del juicio, públicamente lanzado al espacio infinito de los comentarios irracionales que pueblan a diario cada publicación en internet. 
Nadie escapa; ni tan siquiera la reina de la transgresión y la innovación musical; la renovadora del Flamenco que había destronado a Pastora Pavón La Niña de los Peines; la mismísima reencarnación de Euterpe y la «deshiladora» del hilo de Ariadna. Porque la cultura de la propia opinión canceladora es el azote inmisericorde de las masas virtuales.
Comentarios
tracking