07 de diciembre de 2022

El cantante puertorriqueño Daddy Yankee en el concierto en el Madison Square Garden, en Nueva York

El cantante puertorriqueño Daddy Yankee en el concierto en el Madison Square Garden, en Nueva YorkEFE

Caos e inseguridad marcan el polémico concierto de Daddy Yankee en Chile: se cuelan 4.000 personas

Una oleada de violencia y delincuencia rodea los conciertos del cantante puertorriqueño, que ha conseguido llenar tres estadios nacionales en su gira de despedida por el país andino

Avalanchas, violencia en los exteriores y más de 4.000 personas que lograron colarse sin entrada marcaron anoche el primero de los tres concierto que el cantante Daddy Yankee dará en el Estadio Nacional de Santiago de Chile, un caos del que la organización responsabilizó a las fuerzas de seguridad.
En un comunicado emitido tras la difusión de imágenes de desconcierto y violencia tanto el exterior como en el interior del abarrotado estadio, la productora aseguró que había cumplido con todos los protocolos de seguridad requeridos y aseguró que la responsabilidad de puertas para fuera es de las autoridades.
«El espectáculo se llevó a cabo bajo un estricto protocolo de seguridad y logística. Duplicamos recursos humanos, técnicos y de planificación coordinada para hacer frente a la ola de violencia y delincuencia que han vivido últimamente los eventos masivos incluso con la aparición de bandas organizadas que se dedican a la falsificación de entradas y coordinación de avalanchas en puertas, los que se han hecho constantes sin tener atención de las autoridades», afirmó.
La productora Bizarro «cumplió con todo, no existiendo ninguna incapacidad de quien está organizando, sino más bien de quienes son responsables de lo que sucede con los delitos en las calles y alrededores de los recintos donde estos se desarrollan», recalcaron.
Según la misma, 250 personas de dos empresas de seguridad, 100 más dedicadas a la atención de público, 140 validadores para evitar la falsificación de tickets, 100 acomodadores en sectores de asientos numerados, drones, cámaras de seguridad y detección de metales se desplegaron para controlar el evento. Aún así, más de 4.000 personas se colaron sin entrada en el reciento, llegando incluso sin oposición a las zonas VIP, miles más accedieron con tickets falsos y varios millares se quedaran fuera pese a haber pagado su entrada.
El cantante puertorriqueño ha logrado llenar tres estadios nacionales para su gira de despedida, que ha desatado la locura en Chile.

Refuerzo de seguridad

En respuesta a las imágenes y las quejas de los asistentes, el subsecretario de Prevención del Delito, Eduardo Vergara, recordó a la productora que muchos de los sucesos se produjeron en el interior del reciento, que estaba bajo plena responsabilidad de la organización, lo que dejó ver «una incapacidad» de los gestores.
Tras horas en las que se especuló con la posible cancelación del concierto de este miércoles, la delegada presidencial metropolitana, Constanza Martínez, confirmó que el show sí se llevará a cabo y explicó en rueda de prensa que se reforzarán las medidas de seguridad y se establecerá un anillo controlado por el cuerpo de policial de Carabineros en las inmediaciones del estadio para evitar que nadie entre sin entrada.
Las avalanchas en el exterior de los estadios, con grupos organizados que tratan de forzar las puertas o se acumulan en una de ellas para forzar la desprotección de las otras y facilitar el ingreso irregular, no son nuevas en Chile y ocurren en numerosas ocasiones, en particular en los partidos de fútbol.
Meses atrás, la Conmebol multó al Colo Colo, principal equipo del país, por los incidentes en un partido en el Estadio Monumental de Copa Libertadores en la que se produjo una avalancha similar a las puertas e ingresaron cientos de aficionados violentos.
Como en esta ocasión, los clubes y las autoridades se lanzaron reproches mutuos: los primeros argumentando que la seguridad en el exterior de los estadios es solo competencia del cuerpo de Carabineros y los segundos insistiendo en que como sociedades anónimas que son, son responsables integrales de las celebración del evento.
Comentarios
tracking