26 de septiembre de 2022

La consejera de Cultura, Turismo y Deportes de la Comunidad de Madrid, Marta Rivera (d), junto a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso

La consejera de Cultura, Turismo y Deportes de la Comunidad de Madrid, Marta Rivera (d), junto a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz AyusoEFE

Marta Rivera de la Cruz

La consejera de Cultura, sobre la polémica del Canal: «Aquí tenemos la obligación de programar de todo para todos»

Ante la ausencia de una obra que desdibuja la figura de Santa Teresa de la programación de los Teatros del Canal, la consejera de Cultura de Madrid reitera que «nunca fue retirada porque nunca fue programada» y le pide a Más Madrid que no le dé lecciones «de libertad cultural»

«Esto parte de premisas falsas que son las que les convienen a ustedes». Así ha comenzado la consejera de Cultura de la Comunidad de Madrid, Marta Rivera de la Cruz, su intervención en la Asamblea, a la que había sido convocada para explicar el porqué de la programación definitiva de los Teatros del Canal.
En los últimos días, una humareda informativa ha sembrado la duda sobre la razón última por la que la obra de Paco Bezerra protagonizada por Belén Cuesta, Muero porque no muero, no se programará después de que Blanca Li la propusiera. El Debate adelanta hoy que se trató de una decisión económica; sin embargo, desde la oposición insisten en que se trata de «censura» y de «injerencia política».
«Cuando no se tienen iniciativas, cuando no se tienen proyectos, uno vive de generar conflicto donde no lo hay», le ha contestado Rivera a Jazmín Beirak, diputada por Más Madrid y portavoz de la Comisión de Cultura, que había iniciado las negociaciones con Paco Bezerra y tiene registradas varias iniciativas al respecto en la Asamblea de Madrid.
«He explicado por qué esa obra no fue nunca retirada, porque no fue nunca programada», ha reincidido la consejera, que además ha aclarado que «se formó por parte de algunos interesados una campaña de acoso contra Blanca Li», directora artística de los Teatros del Canal. Más Madrid quiso que la bailarina y actual responsable artística de la programación del Canal compareciera ante la Asamblea para dar explicaciones, algo a lo que no está obligada, razón por la que el pasado martes eludió la cita.
«Ustedes quisieron rematar la campaña de acoso queriéndola traer a ella a comparecer aquí, cuando saben perfectamente que es una señora que no se dedica a la política y que no tiene por qué someterse al 'pim pam pum' político, que era lo que querían ustedes, porque es el terreno en el que se mueven bien», ha espetado Rivera a Beirak y al resto del grupo parlamentario.

«No se pregunta a los señores de Vox»

«Las decisiones que se toman en mi consejería las toma mi equipo y las tomo yo. Aquí no se pregunta a nadie. Y desde luego no se pregunta a los señores de Vox, que me han reprochado muchas veces cosas que se programan y que no les gustan», ha insistido la política popular, haciendo referencia a las palabras del portavoz de Vox, Gonzalo Babé, que al expresar su apoyo a la decisión parecía dar razón a quienes hablaban de motivos ideológicos: «Les agradezco que no programen una obra tan dañina y esperpéntica. Muchas felicidades por no programar semejante daño a la cultura española, a una santa Doctora de la Iglesia. Que lo financie la izquierda y que vayan a verla todas las veces que quieran. Pero no con dinero público».
«Puedo entender que no les guste», continúa Rivera de la Cruz, que se ha visto impelida a explicar cómo funciona la programación cultural madrileña. «Aquí tenemos la obligación de programar de todo para todos, y en los Teatros del Canal, así como en otros espacios que son de nuestra responsabilidad, se han programado cosas que gustan a unos y que no gustan a otros, y que perturban a unos y no perturban a otros».
Paco Bezerra frente a la estatua de Santa Teresa en Toledo

Paco Bezerra frente a la estatua de Santa Teresa en ToledoInstagram Paco Bezerra

«En el ejercicio de la profunda libertad que tiene cada uno puede ir a ver un espectáculo o no ir a verlo, y eso va a seguir pasando», ha defendido la consejera. Jazmín Beirak había acusado al Partido Popular de ser «la vergüenza de la cultura», algo ante lo que Rivera no se ha quedado callada: «No ha habido ni un solo profesional de la cultura que me haya llamado para decirme que ya no quiere venir a los Teatros del Canal. Ninguno. (...) Todos están encantados de seguir viniendo a un teatro excelso, donde hay de todo, donde se han programado obras que no tenían acomodo en otro sitio».
Para finalizar, Marta Rivera de la Cruz ha reiterado que la exclusión de la obra sobre Santa Teresa se ha debido a un problema de gestión. «Parece ser que a usted le gusta mucho», ha dicho refiriéndose a Beirak, «a lo mejor podría echarle un cable para que la programen en otro sitio. A mí menciones de libertad cultural de su bancada, poquitas. Todavía recuerdo cuando llegó Manuela Carmena al Ayuntamiento de Madrid y se cargaron fulminantemente al señor director del Teatro Español, Pérez de la Fuente, después de estar acosándolo durante un tiempo. Señor que por cierto había sido elegido por concurso público, eso que tanto les gusta», ha atacado entonces la consejera.
«Lecciones, ninguna. Pueden seguir predicando, pero en los Teatros del Canal, mientras esté yo en la Consejería de Cultura, se seguirá haciendo lo que se está haciendo hasta ahora, que se está haciendo muy bien», ha concluido Rivera de la Cruz, aplaudida por la Asamblea.
Comentarios
tracking