04 de octubre de 2022

Blanca Li es la directora artística de los Teatros del Canal

Blanca Li es la directora artística de los Teatros del CanalGtres Online

Polémica por la obra 'Santa Teresa', de Paco Bezerra

El PP asegura que la obra que se burla de Santa Teresa jamás estuvo en la programación del Canal

La Consejería de Cultura de la Comunidad de Madrid rechazó un proyecto propuesto por Blanca Li a cargo de Paco Bezerra. Más Madrid y el PSOE la acusa de «injerencia política», pero el PP se defiende: «No es censura, sino economía»

El caso de la exclusión de la obra de Paco Bezerra protagonizada por Belén Cuesta, Muero porque no muero, de la programación de los Teatros del Canal está dando que hablar. Informaciones cruzadas, interpretaciones varias y supuestos acuerdos han hecho que el tema llegue a la Asamblea de Madrid, donde este jueves se presentará la consejera de Cultura, Marta Rivera de la Cruz, para explicar la decisión.
La obra teatral, que se burla de la figura de Santa Teresa de Jesús presentándola como una mujer violada, indigente, yonki y prostituta que «se redime» como actriz y DJ, no estará finalmente en la programación de los Teatros del Canal, dependiente de la Comunidad de Madrid, cuya dirección artística ostenta la bailarina Blanca Li.
A raíz de las reclamaciones públicas del autor de la obra, el grupo parlamentario socialista pidió la comparecencia pública de la consejera, mientras Más Madrid pedía la de Blanca Li. El Debate se ha puesto en contacto con la Consejería de Cultura para conocer de primera mano lo acontecido: según el Partido Popular, «esta obra no estuvo en ningún momento en la programación definitiva de los Teatros del Canal».
Sin querer entrar en la polémica temática de la obra, que podría ser de por sí un motivo para no programarla (en la versión de Bezerra, Santa Teresa acaba tirada en la Plaza Mayor de Madrid bebiendo cartones de vino barato, recitando sus poemas en el Rastro y prostituyéndose para alimentar su adicción a la heroína), desde la Consejería defienden el proceso por el que se configuran las programaciones de los teatros. «Siguiendo el procedimiento habitual, la dirección artística, que en este caso recae en Blanca Li, realizó su propuesta, que en términos económicos era muy desequilibrada».
La consejera de Cultura, Turismo y Deporte de la Comunidad de Madrid, Marta Rivera de la Cruz

La consejera de Cultura, Turismo y Deporte de la Comunidad de Madrid, Marta Rivera de la CruzEuropa Press

«Al contrario de lo que afirma la oposición, o los medios que la apoyan, esa obra nunca formó parte de la programación que se presentó el 31 de mayo, hace cuatro meses. La sospecha de censura ahora no tiene sentido: no es censura, era inviable económicamente», defienden desde Cultura, donde aseguran que se estudió el tema y se elevó al Consejo de Administración, que tomó la decisión «en base a las posibilidades financieras» del presupuesto.
«Puede que haya habido un problema de comunicación entre Blanca Li y Paco Bezerra, pero desde luego la realidad es que el 31 de mayo Marta Rivera de la Cruz, Consejera de Cultura de la Comunidad de Madrid, presentó la programación y en ella no estaba la obra sobre Santa Teresa», insisten desde el organismo, al que se acusa de «censura» y de «injerencia política».
Este martes comparecía Gonzalo Cabrera, director general de Promoción Cultural de la Comunidad de Madrid, en la Asamblea, a petición del PSOE, donde defendía la decisión: «Los Teatros del Canal no tienen personalidad jurídica propia, cualquier decisión depende de la empresa pública Madrid Cultura y Turismo», ha indicado, antes de relatar, una vez más, el procedimiento por el que se configura la programación: la empresa informa a la dirección artística del presupuesto disponible para programación y comunicación. Luego, la dirección hace una propuesta que tiene que ser aprobada por la empresa. «Un espectáculo no se considera programado hasta que no se aprueba en la reunión de programación. No se puede retirar de la programación un espectáculo que no ha sido programado».
El portavoz de Vox, Gonzalo Babé, sí ha sido contundente y claro en su comparecencia en la Asamblea: «Les agradezco que no programen una obra tan dañina y esperpéntica. Muchas felicidades por no programar semejante daño a la cultura española, a una santa Doctora de la Iglesia. Que lo financie la izquierda y que vayan a verla todas las veces que quieran. Pero no con dinero público».
Comentarios
tracking