18 de agosto de 2022

Florentino Pérez, en la celebración de la 14ª Copa de Europa

Florentino Pérez, en la celebración de la 14ª Copa de EuropaEFE

El Real Madrid cierra el capítulo de fichajes

Reforzada la defensa y el centro del campo con Rüdiger y Tchouaméni, el campeón de Europa no piensa fichar un delantero y elegirá entre Borja Mayoral, Jovic y Mariano al relevo de Benzema

El fútbol es grande porque es caprichoso y no atiende a la lógica. El Real Madrid puede decir con orgullo que ha conquistado la Champions cuando nadie le daba como favorito, superado en todas las encuestas por el PSG, el City, el Liverpool, el Chelsea e incluso el Bayern.
Cuando un equipo es campeón no debe reforzarse mucho, en respeto a los hombres que lo han conseguido, pero la contratación de Rüdiger y de Tchouaméni, que cubren las bajas de Bale, Isco y Marcelo, supone una gran mejora objetiva del plantel de las últimas cuatro campañas.

Nkunku cuesta 120 millones

Rüdiger y Tchouaméni vienen para ser titulares, mientras los tres futbolistas que han causado baja eran suplentes fijos desde hace cuatro años. La entidad reflexiona que el equipo blanco afronta ahora el más difícil todavía: conseguir la decimoquinta Copa de Europa con una plantilla que es mejor. El defensa alemán, nacido en Berlín, será un muro en la retaguardia madridista. El mediocampista francés, nacido bajo el bonito reloj de Rouen, será un torbellino en el centro del campo.
Junto a Valverde y Camavinga formará el relevo del gran triunvirato tradicional integrado por Modric, Kroos y Casemiro. No habrá más fichajes. No se pagará dinero por un delantero. Nkunku estaba en la lista de intereses de la empresa madridista, pero su precio, 120 millones, descarta esa opción cuando la dirección deportiva reflexiona que en el plantel hay cuatro delanteros centro. Si el joven goleador espera un año, en el Leipzig, el Real Madrid sí acudirá a esa cita. Si decide marcharse este verano, la puerta del Real Madrid estará cerrada.
El algodón, que es blanco, no engaña: Borja Mayoral regresa tras su cesión en el Calcio y se suma a Jovic y Mariano en el capítulo de arietes suplentes del conjunto blanco. Ancelotti deberá elegir uno de los tres como relevo de Benzema. Jovic desea ser traspasado o cedido. Mariano debe decidir si se queda en su último año de contrato o si se marcha gratis en doce meses. El club pretende un traspaso para obtener rendimiento económico de un jugador que no ha funcionado, asolado por las lesiones. Y Mayoral, el atacante más técnico de los tres, quiere hablar con el entrenador italiano para saber si cuenta o no con él.

Hay 26 jugadores, sobra uno

Antes de entrar dejen salir. El retorno de Borja Mayoral y de Odriozola, que también ha brillado en Italia, significa que Ancelotti cuenta ahora con 26 hombres en el grupo, pues solo se han marchado tres y han llegado cuatro. De momento le sobra uno. Quiere deshacerse de dos de los arietes y de Vallejo, porque no tendrán posibilidades de jugar y perderán un año de su carrera en el banquillo. Y en la recámara esperan los canteranos Miguel Gutiérrez, Gila y Blanco.

Mendy y Fran García

En el alero queda la decisión de Ferland Mendy de continuar en la casa blanca o de marcharse, presionado en su puesto de lateral izquierdo por Alaba, que también jugará en esa posición al llegar Rüdiger al centro de la defensa, una misión que ya realizaba en el Bayern hasta hace un año. El análisis futbolístico interno es que el austríaco ataca mejor por esa banda y que el francés defiende mejor.
El preparador italiano ha explicado que cuenta con todos, porque quiere rotar con Militao, Alaba y Rüdiger cómo centrales y con el austríaco y Mendy como laterales. Se avecina una temporada muy cargada de partidos, con el Mundial en medio, y harán falta muchos efectivos y una rotación constante de jugadores para mantener un nivel alto de rendimiento.
Si el francés quisiera irse, la dirección deportiva estudiaría la llegada de Fran García, que ya pertenece al club madrileño en un 50 por ciento y ha destacado en el Rayo Vallecano.

Temas

Comentarios
tracking