24 de septiembre de 2022

Florentino Pérez, presidente del Real Madrid

Florentino Pérez, presidente del Real MadridGTRES

El Madrid cobra 132 millones por ganar la Champions y en la Superliga habría ingresado 306

La sentencia de la Unión Europea sobre la libertad de crear la Superliga se conocerá en marzo de 2023, pero el Abogado General del Tribunal de Justicia ya dará información en diciembre, mensaje que no será vinculante

El objetivo de la Superliga sigue adelante, intacto, vivo. El Real Madrid, líder del proyecto, es muy claro y toda la idea se encuentra a expensas de la sentencia del Tribunal Europeo de Justicia, compuesto por quince jueces, que emitirá el veredicto en marzo de 2023.
La creación de la soñada Liga Europea es el primer argumento esgrimido por los clubes para crear este torneo, que tendrá como consecuencia una enorme aumento de los ingresos para los participantes. El plan encabezado por JP Morgan pone sobre la mesa un mínimo de 3.500 millones y calcula que producirá unos ingresos de 4.000 millones anuales.
El panorama ambiental del fútbol cambiará totalmente si la Superliga es admitida por la Unión Europea. Los veinte equipos se dividirán en dos grupos de diez y cada entidad disputará un mínimo de 18 partidos. En la segunda fase de la competición anual se recuperará el modelo de las eliminatorias.

La UEFA se queda con el 30 % del dinero que produce la Champions

Se clasificarán para octavos de final ocho clubes de cada grupo y luego se dirimirán los cuartos de final, semifinales y la final, de manera que el campeón sumará nada menos que veinticinco encuentros continentales por temporada, mientras que el Real Madrid ha jugado trece por ganar la Champions. Solo esa diferencia de jornadas entre los dos torneos ya explica el dinero que se podrá conseguir con un formato que dobla el número de fechas con fútbol continental y que la UEFA no ha querido aplicar.

La Champions da pocos premios

El algodón blanco no engaña y los números tampoco. La UEFA acaba de abonar un total de 132 millones al Real Madrid por conquistar su decimocuarta Champions. Si hubiera disputado la Superliga percibiría nada menos que 306 millones. La diferencia es insultante.
El club blanco siempre ha esgrimido que se debía dedicar mucho más dinero de los ingresos de la UEFA a los clubes. El máximo organismo del balompié continental se queda con el 30 % del dinero que produce la Champions. Esta ha sido la segunda causa del cisma generado por los grandes clubes cuando se profundizó en la idea de la Superliga. El organizador de la Champions es como un casino, es el que más gana y sin jugar. La primera razón del cisma era la negativa de la UEFA a crear esa liga.
Ceferin, presidente de la UEFA, reaccionó ante el peligro y ha programado para la temporada 2024-25 la disputa de diez partidos como mínimo por campaña, con rivales aleatorios. Es un parche que no ha gustado a los grandes. Quince de ellos se sumaron a la idea de la Superliga. Doce se bajaron de este tren posteriormente por las presiones políticas, económicas y de otra índole. Pero muchos de ellos continúan la estela que lideran el Real Madrid, el Barcelona y la Juventus. Todos esperan la sentencia de la Unión Europea en marzo.

Un cambio del fútbol

La Superliga, con las 18 jornadas como mínimo que disputará cada uno de los veinte participantes y los 25 partidos que dirimirán el campeón y el finalista significarán un cambio radical en el calendario, con encuentros los martes y los miércoles durante 24 semanas y la gran final clásica en mayo.
El reparto del dinero entregaría a un campeón como el Real Madrid 306 millones porque cobraría 151 de salida, más de los 132 que recibe de la UEFA por ganar a todos sus rivales y levantar la copa.

125 millones de plus al campeón

El 20 % de los ingresos de la Superliga se concederá a premios ganados en el césped y el 9 por ciento de ese porcentaje irá al campeón. Según la planificación económica de la Superliga, el Real Madrid habría cobrado 125 millones por festejar el título, que sumados al fijo de 151 ya suman 276 millones. Falta por añadir el dinero de la bolsa de televisión, que en el documento del proyecto especifica que otorgará 600 millones entre los veinte competidores, un promedio de 30 millones por club. El Real Madrid habría cobrado, como se constata, 306 millones por ganar la Superliga.

350 millones de bienvenida

Hemos explicado el argumento que concedería 306 millones al Real Madrid como campeón, pero la Superliga tenía planificado un «premio de bienvenida» a las quince entidades fundadoras que en el caso del conjunto español habría supuesto 350 millones. Cualquier comparación con lo que paga la UEFA es odiosa.
Juventus, Barcelona y Real Madrid subrayan que la sentencia de la Unión Europea debe ser favorable a ellos porque uno de los factores que lideran a Europa es la libre competencia y la UEFA es precisamente todo lo contrario, un monopolio y permite competiciones fuera de su ámbito.
El Abogado General del Tribunal de Justicia de la Unión Europea informará de las deliberaciones de los quince jueces en diciembre, un avance exponencial que no será vinculante respecto a la sentencia definitiva. Si el fallo es favorable a los tres clubes que presentaron la demanda se abrirá una caja de Pandora que puede cambiar el fútbol y otros muchos deportes. La Euroliga ya rompió con el monopolio en el baloncesto.

Temas

Comentarios
tracking