30 de enero de 2023

Azpilicueta y Yuto Nagatomo rematan de cabeza durante el choque ante Japón

Azpilicueta y Yuto Nagatomo rematan de cabeza durante el choque de España ante JapónAFP

El fútbol se pone serio con los remates de cabeza para evitar daños cerebrales a largo plazo

La Federación Escocesa de Fútbol ha decidido tomar medidas para reducir el riesgo de daño cerebral a largo plazo

Rematar de cabeza ha sido siempre un arte en el fútbol. Ha habido grandes jugadores, sobre todo delanteros, que han conseguido marcar las diferencias gracias a su remate de cabeza. Futbolistas que en cada balón parado la cámara les enfoca porque son capaces de elevarse por encima del resto y dirigir a portería pelotas a priori imposibles.
Hay numerosos casos a lo largo de la historia, como por ejemplo Santillana o Morientes. También los hay en el fútbol actual, con Cristiano, Luuk de Jong y Falcao como los más destacados.

Limitar los remates de cabeza

Sin embargo, esta práctica parece muy perjudicial para la salud según revela un estudio «histórico» de la Universidad de Glasgow, que afirma que existe un mayor riesgo de enfermedad neurodegenerativa entre antiguos futbolistas. Este informe indica que rematar de cabeza muy a menudo podría provocar lesiones cerebrales y es por ello que ya se han tomado las primeras medidas. Por ejemplo, la Federación Escocesa de Fútbol (SFA) ha decidido limitar el juego de cabeza de los futbolistas a solo una sesión de entrenamiento a la semana.
Con esta decisión la Federación Escocesa tratará de asegurarse que se reduzcan el riesgo de daño cerebral a largo plazo, por lo que los jugadores profesionales solamente entrenarán con la cabeza una vez por semana. Además, no podrá ser ni el día anterior ni al día siguiente de una jornada del campeonato liguero. «Este estudio histórico de la Universidad de Glasgow ha dado un giro radical en la forma de pensar de las reglas», ha dicho Ian Maxwell, director general de esta federación.
Todos los clubes que componen fútbol profesional en Escocia han participado en la aplicación de la nueva legislación junto con la federación. Tras esta reunión, se les pidió que supervisaran la práctica del juego con la cabeza en los entrenamientos para reducir la carga sobre el cerebro.
Algo que todos han aceptado para proteger la salud de sus futbolistas. «Nuestro conocimiento sobre el juego con la cabeza y sus efectos sobre el cerebro sugiere que los trastornos de la memoria de 24 a 48 horas pueden ocurrir después de una serie de golpes», ha explicado el doctor John MacLean, consejero médico de la Federación.

Ya se hizo con los niños

Esta medida no es nueva para el fútbol escocés, ya que al igual que las federaciones de Inglaterra e Irlanda del Norte, prohibieron el juego con la cabeza en las categorías inferiores. Actualmente, la decisión está en una fase de pruebas y cuenta con el permiso de la International Board, que es quien establece las normas del fútbol.
En estos momentos los remates de cabeza están prohibidos en cualquier partido sub-12 y existe la posibilidad de que se haga permanente a partir del próximo año. Esta medida por el momento solo se aplica en los países antes mencionados aunque no sería de extrañar que cada vez sean más las federaciones que decidan implementarla.
Lógicamente esta medida ha tenido muchas voces críticas ya que piensan que prohibir o limitar los remates de cabeza va contra la esencia del fútbol. Recordemos que este es uno de los pocos deportes en los que se puede utilizar la cabeza y que además ya se han conocido casos de jugadores afectados por hacerlo. De hecho, en junio de 2020 falleció a los 44 años de edad Scott Vermillion, un futbolista que militó en dos equipos de la MLS y que según un estudio de la Universidad de Boston falleció por una ETC -Encefalopatía Traumática Crónica-.
Y es que tras analizar su cerebro llegaron a la conclusión que el esfuerzo que hizo como central de fútbol fue una de las causas de su muerte, más concretamente la de golpear el balón con la cabeza.
Comentarios
tracking