Fundado en 1910

01 de marzo de 2024

Rueda de prensa de Ronaldo tras el descenso del Valladolid

Ronaldo, propietario del Real Valladolid, en una imagen de archivoEFE

Ronaldo monta una consulta llena de trampas para cambiar el escudo del Real Valladolid

Solo se puede votar de forma online, la abstención cuenta como un no y para que salga regresar al escudo clásico se requiere mayoría absoluta

Tiempos convulsos en el Real Valladolid. El club vallisoletano anunció la celebración para este jueves y viernes (30 de noviembre y 1 de diciembre) una consulta para que los socios decidan si quieren mantener el actual escudo, modificado por la directiva hace año y medio, o regresar al anterior, el clásico escudo de la entidad.
Pero esa consulta está llena de trampas y complicaciones para que salga el resultado que la actual directiva, presidida por Ronaldo Nazario, no quiere que salga: que se vuelva al anterior escudo. Debido a la enorme polémica en los aficionados, la entidad ha aplazado la consulta ya que «diferentes cuestiones relacionadas con este asunto han originado precisamente lo contrario a la intención del club».
Vayamos al contexto. El Real Valladolid, siguiendo los pasos de otros tantos equipos, cambió el escudo en verano de 2022 por decisión unilateral de Ronaldo, propietario del club, y su directiva. Se eliminó la Cruz Laureada de San Fernando y la corona de laureles, dos símbolos que hacían muy reconocibles al club. En su lugar se utilizó un diseño más sencillo, bastante diferente al anterior, una versión muy polémica.
La inmensa mayoría de la afición se mostró en contra de este cambio y ahora, un año y medio después, la entidad accedió a una consulta para que la hinchada elija qué escudo quiere. Esto ya lo hizo el Atlético de Madrid, con la afición consiguiendo regresar al escudo anterior. El asunto en Valladolid son las trampas que han colocado para que el cambio de escudo no salga en votación.
El cambio y la evolución en el escudo del Real Valladolid

El cambio y la evolución en el escudo del Real ValladolidReal Valladolid

Y es que tal y como ha denunciado la Federación de Peñas del Real Valladolid la consulta y el sistema de votación propuesto para modificar o ratificar el cambio de escudo está «dirigido y manipulado». La pregunta es la siguiente: ¿Ve imprescindible el cambio de escudo?
La polémica llega por cómo se cuentan los votos. Los socios que no voten (sea por la razón que sea) cuentan como que ratifican el cambio de escudo que se hizo en 2022, es decir, como que están a favor del actual, del que se inventó Ronaldo y su equipo directivo. Es decir, el Real Valladolid convierte una abstención en un no al cambio de escudo para regresar al anterior. Y eso que puede haber muchos socios que no puedan votar ya que es online, método que deja fuera a personas mayores que no tengan un trato habitual con esta forma.
Además, para que salga adelante la opción de que se regrese al escudo clásico, el que tuvo el club hasta el verano de 2022, se necesita una mayoría absoluta de los votos de los socios. La mitad más uno de los socios del Real Valladolid tienen que votar sí. No vale una mayoría simple como en cualquier otro proceso de este tipo. Y para calcular esa mayoría absoluta se coge el dato de todos los socios, no solo de los que voten.
Las quejas entre la afición es mayoritaria y la Federación de peñas considera que la pregunta es «completamente subjetiva y tendenciosa» y pide que se cambie por «decidir qué escudo te representa». Así, consideran que están «ante, posiblemente, uno de los mayores fraudes de la historia del Real Valladolid, porque las exigencias impuestas hacen que sea del todo imposible la vuelta al anterior escudo y, lo que iba a acercar a afición y directiva, va a abrir aún más la herida».

Temas

Comentarios
tracking