Fundado en 1910

19 de julio de 2024

Mbappé y Vinicius será compañeros a partir de la próxima temporada

Mbappé y Vinicius será compañeros a partir de la próxima temporada

Kylian Mbappé y Vinicius Junior, la pareja del Real Madrid destinada a marcar una era

Kylian Mbappé jugará la próxima temporada, y las sucesivas, en el Real Madrid. El final a un culebrón eterno que ha derivado con el equipo blanco juntando en su plantilla a los dos jugadores que cualquier club escogería en los primeros picks de un hipotético draft fantasía. La gestión de la pareja formada por Vincius Junior y Kylian Mbappé representa la llegada del nuevo mundo.

De esta manera, el Real Madrid reacciona a la consecución de su decimoquinta Copa de Europa haciéndose con los servicios del jugador más cotizado del planeta, como la perfecta muestra gráfica de su ambición sin fin.

En su llegada a la capital de España, la estrella francesa se va a encontrar a dos personas que van a marcar su adecuación a su nuevo club: Vinicius Junior y Carlo Ancelotti.

Pese a que el talento siempre se abre camino, y que dos jugadores tan buenos están destinados a entenderse, sobre el papel la retroalimentación entre brasileño y francés no parece todo lo sencillo que podría. Ambos son jugadores que gustan de participar en las mismas zonas, que buscan aclarados recibiendo abiertos en banda, que juegan a una velocidad parecida y que se convierten en el epicentro ofensivo de sus equipos.

La última temporada ha visto una evolución de Vinicius tan fulgurante como potente, y es que el ´7´ del Real Madrid ha dejado de ser un jugador que tan solo recibía en banda y tenía en el cambio de ritmo el principio y fin de su juego, a ser un futbolista mucho más global, actuando de delantero, participando a diferentes alturas y mezclando distintos ritmos. Un cambio, impulsado desde el banquillo por Ancelotti, que provoca optimismo en la casa blanca respecto a cómo funcionarán estrella y nuevo fichaje.

Vinicius celebra junto a la grada

Vinicius es uno de los mejores jugadores del mundoEFE

No hay que pasar por alto tampoco que el Real Madrid pierde este verano a Toni Kroos, uno de los mejores centrocampistas del siglo y una de las claves detrás de la temporada de éxitos que ha cosechado el club. Si algo ha caracterizado al Real Madrid de Florentino Pérez, de la última década, el que lleva seis Copas de Europa en 11 años, es que los jugadores que se van, por muy buenos que sean, no se sustituyen acudiendo al mercado buscando 'una carta similar', sino que se cambia el modelo de juego adecuándose a lo que hay en plantilla.

Es decir, el Real Madrid no reaccionó a la marcha de Cristiano Ronaldo buscando otro goleador insaciable, sino que confió y aumentó los poderes de un omnipresente Karim Benzema; la marcha de Sergio Ramos no se palió con la contratación de otro central de total influencia con balón para templar los ánimos de los partidos, sino que se apostó por Éder Militao y centrales de mucho poderío en duelos. Y al reciente adiós de Benzema se respondió con la ya comentada versión global de Vinicius y un acercar a Jude Bellingham al área para tener poderío anotador.

La reciente Champions League, que ha vuelto a coronar al Real Madrid, ha supuesto una buena muestra del cambio jerárquico y estructural que ha sufrido el equipo blanco en los últimos años. Tanto en el partido de vuelta ante el Bayern Múnich en semifinales como contra el Dortmund en la final de Wembley, el Real Madrid se estaba viendo superado, ya fuese en el marcador o a nivel sensitivo.

Años atrás, estas situaciones las solucionaba amasando el balón, escondiéndolo y buscando que no ocurriese nada, pero ante la pérdida de jugadores que te otorgan ese control (Ramos, Modric, Marcelo, Benzema) lo que ha encontrado ahora el Madrid es en Vinicius el jugador idóneo para modificar dinámicas y cambiar moméntums de los encuentros. Ante los dos equipos alemanes, a partir de abrirse en banda, erigirse como punto de referencia sobre el que ir, y regatear para ganar metros, cambió el estado anímico de los partidos. Por eso, puede decirse que el sustituto de Kroos en la plantilla blanca, pese a sus obvias diferencias como jugadores, puede ser Vinicius. Cuanto todo tiembla, cuando todo es caos, ellos agarran el encuentro por los cuernos.

Y el sustituto del brasileño puede ser Kylian. De Mbappé, que abandona la liga francesa a sus 25 años, sin ninguna Champions bajo el brazo, se han dicho muchos argumentos que no son más que falacias, como que pierde impacto en espacios reducidos, que no ha evolucionado en todos estos años en la capital francesa y que es jugador de una única marcha.

Kylian Mbappé no corre para llegar cuanto antes, corre para llegar cuando quiere

Mbappé es un jugador que desequilibra, a nivel histórico, como pocos lo han hecho. Es un jugador rapidísimo, imparable en transición, que hace muy buen uso de su cuerpo y su rapidez. Se desmarca de una manera prodigiosa, siendo capaz de pillarle la espalda al rival y encontrar situaciones de remate aunque todos sepan lo que va a hacer, aunque se le espere de antemano. Posee unos fundamentos técnicos y tácticos privilegiados, todo lo que ejecuta sobre el césped está dentro de los manuales del fútbol: moverse en lado ciego de su par, atacar primer palo o movimientos de arranque para pillar de imprevisto. Además, su supersónica velocidad le permite encadenar acciones a una rapidez endiablada, una cualidad que no encuentra igual en otro jugador del planeta.

Siendo tan ágil y rápido en sus movimientos, uno podría caer en la presunción de que su juego está marcado casi unilateralmente por su velocidad, que caracteriza todo su proceder en pista. Pero, y aquí comparte particularidad con su nuevo compañero Vinicius, Mbappé hace de la pausa un argumento de mucho valor en su juego. No corre para llegar cuanto antes, corre para llegar cuando quiere.

ENCUESTA

¿Crees que Mbappé se entendería bien con Bellingham o Vinicius?

Gracias por participar

Gracias por participar, han votado 3080 personas

Han votado 3080 personas

  • Sí, los grandes jugadores mezclan bien y estos son compatibles.

    1995

  •  

  • No, la llegada del francés puede alterar algunos automatismos del equipo.

    1075

  •  

Su cambio de ritmo es letal, imparable, pero lo redondea constantemente gracias a su posición corporal y lectura de la jugada en cuanto supera a su par, lo que le permite eliminar a su rival automáticamente de la jugada, sin posibilidad de recuperar terreno. Aniquila cualquier sistema defensivo que se ponga en su camino.

Tampoco debe dejar de subrayarse su impresionante capacidad anotadora, lo que le convierte, en este ahora nostálgico de las cifras de Messi y Cristiano, en uno de los grandes valores de cara a puerta que posee el mundo del fútbol. Tiene una precisión quirúrgica en manos a manos ante el portero y domina todas las posiciones corporales para ajustar el disparo a cualquier ángulo de la portería.

Vinicius y Mbappé serán compañeros a partir de la próxima temporada

Vinicius y Mbappé serán compañeros a partir de la próxima temporada

Su unión con Vinicius se caracterizará por la movilidad, siendo ambos capaces tanto de ocupar la banda, jugar por dentro y combinar en espacios reducidos a altas velocidades, y ya se verá si Ancelotti les acomoda en cualquiera de los esquemas que ha utilizado este año: un 4-3-1-2 con los dos en punta, un 4-3-3 con uno arriba y otro abierto, o un 4-4-2 donde podrían ocupar tanto la delantero como uno desplazarse a banda.

El Bernabéu va a juntar a los dos jugadores por los que cualquier club sacrificaría a varios de los suyos. Y Kylian, hambriento de gloria, revitalizará un vestuario rebosado de títulos. El mundo del fútbol se vuelve a ver amenazado por una pareja capaz de poner en jaque los cimientos de todo lo conocido. Kylian Mbappé y Vinicius ya solo tienen un objetivo en sus cabezas: trascender.

Comentarios
tracking