28 de mayo de 2022

l delantero de Países Bajos del Barcelona Luuk de Jong, y el portero del Alavés Fernando Pacheco

El delantero de Países Bajos del Barcelona Luuk de Jong y el portero del Alavés Fernando Pacheco pugnan por un balónEFE

Alavés 0-1 FC Barcelona

Un rácano Barça salva los muebles en los últimos minutos

Los culés se llevan la victoria después de protagonizar una pésima primera parte y tras mostrarse incapaces de crear juego

En Mendizorroza se jugaba un partido vital para ambos clubes, que no podían dejarse más puntos. El Alavés recibía a un Barcelona que venía de otra eliminación más, la de Copa a manos del Athletic, y con la urgente necesidad de empezar a sumar de tres en tres si no quiere descolgarse de la pelea por los puestos Champions. Xavi y su Barça necesitaban la victoria para que las críticas le den un respiro, ya que las comparaciones con su antecesor, Ronald Koeman, resuenan en Can Barça.
El Barça salió de amarillo retando a la superstición. Se vio sorprendido por la presión muy arriba del Alavés. Luuk de Jong, con el que el Barça no ha perdido en Liga, quiso quitarse la presión alavesa dio el primer aviso con un remate de primeras tras un centro de espuela de Ferran Torres.
El conjunto azulgrana no encontraba un ritmo alto en su juego ante un Alavés que renunció al balón pero se sentía muy cómodo sobre el campo.
Xavi ordenó a Abde y Ferrán que cambiaran de banda y esa decisión provocó que el canterano tuviera más incidencia en el juego y por el lado derecho el equipo culé creó las ocasiones más peligrosas comandadas por un Pedri que era de lo poco que se salvaba de su equipo. Los de Xavi lo dejaban todo a los córners, pero Pacheco, una y otra vez, marcaba territorio en el área.

El Alavés perdonó antes del descanso

La final de la primera parte acabó con un mano a mano de Pere Pons que no acertó con el disparo y le regaló el balón a Ter Stegen. El Barça contenía la respiración y se iba al descanso dando gracias de no ir perdiendo.
La segunda parte comenzó como acabó la primera, con los culés encomendándose a la imaginación de Abde, los centros de Pedri y a los remates de Luuk de Jong, que seguía sin acertar con la portería rival. El Barça seguía sin arriesgar y el Alavés continuaba sintiéndose muy cómodo sobre el verde.

El Barça se abona a los goles al final

El Barça se desmelenó a los 63 minutos y a punto estuvo de marcar De Jong, gracias a un centro del omnipresente Pedri, que remató Piqué casi debajo de la portería y que tampoco acertó Luuk de Jong quedándose sin rematar a placer un gol cantado.
El dominio del Barça pasó ahora al Alavés que se acercó con peligro a la portería de Ter Stegen. Joselu tuvo la más clara de la segunda parte del Glorioso, que remató fuera por milímetros un regalo convertido en centro de Jason desde la banda derecha.
En una jornada donde se marcaban los goles en los últimos minutos, Frenkie De Jong remató a gol un pase de Ferran Torres desatando la locura en el banquillo azulgrana. En un rácano partido de los culés, el Barça recibía el premio del gol. El Alavés lo intentó pero, esta vez, los últimos minutos no le jugaron una mala pasada al Barça. El conjunto vasco se asoma con peligro a los puestos de descenso.
Comentarios

Más de La Liga

tracking