27 de enero de 2023

Vinicius, con la grada del Metropolitano detrás, en el derbi del pasado domingo

Vinicius, con la grada del Metropolitano detrás, en el derbi del pasado domingoAFP

La Fiscalía de Madrid archiva la denuncia por los cánticos racistas a Vinicius en el Metropolitano

Aunque los califica de «desagradables» e «irrespetuosos», considera que se vertieron en un contexto de «máxima rivalidad»

La Fiscalía de Madrid ha archivado la investigación abierta por los cánticos racistas dirigidos a Vinicius antes del derbi madrileño disputado en el Estadio Cívitas Metropolitano.
Aunque los califica de «desagradables» e «irrespetuosos», la Fiscalía considera que se vertieron en un contexto de «máxima rivalidad», que solo «duraron unos segundos» y no constituyen delito.
El Ministerio Público acordó la apertura de diligencias unos días después de que el jugador recibiese insultos antes del partido disputado el 18 de septiembre entre el Atlético de Madrid y el Real Madrid con el objetivo de dilucidar si se había cometido un delito relativo al ejercicio de los derechos fundamentales y libertades públicas.
Minutos antes de aquel encuentro unos 500 aficionados del Atlético que se encontraban en la zona de acceso de jugadores cantaron «¡Eres un mono, Vinícius eres un mono!». Una actuación que fue condenada por ambos equipos y por la Comisión Antiviolencia.

«Delito contra la dignidad»

Dichos insultos, informa la Fiscalía de Madrid en un comunicado, no integrarían a su juicio un «delito contra la dignidad» de Vinicius y además considera que no pueden imputarse a una persona determinada.
Porque, después de que la Policía analizase las imágenes obtenidas por la Unidad de Control Organizativo del estadio, concluyó que no se pudo reconocer a ninguna de las personas que profirieron los cánticos, «al tratarse de un número considerable de personas las allí congregadas». Los agentes solo pudieron estudiar imágenes, pero no audios, «toda vez que el sistema de grabación del estadio no graba».
Según la argumentación del fiscal, estos cánticos solo se produjeron en dos ocasiones, «duraron unos segundos» y se vertieron durante la celebración de un partido «de máxima rivalidad» junto con otras alusiones «despectivas» o «burlonas», marcadas por la competencia deportiva.
Por todo ello, acuerda archivar la denuncia presentada por el presidente del Movimiento contra la Intolerancia, Esteban Ibarra, a la que se incorporó otra formulada por la Liga de Fútbol Profesional. En la segunda denuncia se daba cuenta de cómo, ya en el interior del estadio, «antes del inicio del partido y en el minuto 42 de este, por parte de un grupo de aficionados ubicados en la grada baja del fondo sur, de los sectores denominados 127 a 133, procedieron a entonar al unísono durante unos 15 segundos de forma coordinada los mismos cánticos hacia el jugador Vinicius».
Para contextualizar lo sucedido, prosigue el comunicado de la Fiscalía, se acompañó un enlace de la cuenta de Twitter del jugador, donde publicó un mensaje contra el racismo, y el comunicado oficial del Atlético de Madrid condenando los hechos.
Comentarios
tracking