07 de diciembre de 2022

Logotipo de la Agencia Tributaria.

Logotipo de la Agencia Tributaria.Europa Press

Agencia Tributaria

Aviso de Hacienda a todos los usuarios de Vinted, Wallapop o Milanuncios

Comprar y vender artículos de segunda mano se está convirtiendo en un recurso habitual para muchas personas. Las diferentes plataformas para intercambiar prendas u otros objetos usados como Milanuncios, Vinted o Wallapop no paran de observar como sus descargas crecen.
Cada vez son más las personas que renuevan sus armarios gracias a ellas. El funcionamiento es sencillo: consiste en hacer fotos a cosas que ya no utilizamos, poner un precio y publicar la imagen en las diferentes aplicaciones. Si algún usuario está interesado en nuestro producto, se pondrá en contacto con nosotros y, si finalmente la compra se lleva a cabo, pagarán a través de la aplicación y nosotros haremos el envío correspondiente.
El auge de estas aplicaciones de segunda mano se debe, principalmente, a la facilidad que ofrecen para deshacerse de prendas y otros objetos que ya no utilizamos y conseguir otras nuevas a un precio reducido. Además de un beneficio personal, también tiene ventajas para el medio ambiente.

Grandes marcas se suman a ello

Conocidas marcas de ropa, como Zara o H&M, ya se han unido a esta tendencia. Ambas han anunciado una plataforma de venta de segunda mano cuyo objetivo es recoger, reparar y reciclar las prendas que no se vendieron en temporadas anteriores. Se unen a un mercado que está prácticamente consolidado, manteniendo su presencia de marca en otras categorías del producto.
Otra de las consecuencias que está provocando este incremento en la venta de ropa de segunda mano, ha sido el aviso de Hacienda. La Agencia Tributaria ha empezado a fijarse en los movimientos que los usuarios realizan a través de Bizum, dinero en efectivo o transferencias bancarias. Estas compras y ventas a través de Wallapop, Vinted o Milanuncios también tributan, ha señalado el organismo de control.

¿Qué ventas pagan impuestos?

Las ventas a través de las aplicaciones anteriormente mencionadas, o cualquier otra plataforma de segunda mano, tributan en dos casos: cuando se tratan de objetos de coleccionismo o cuando los ingresos sean iguales o superiores al salario mínimo interprofesional (SMI).
Cuando vendemos un artículo considerado de coleccionismo a través de una aplicación de segunda mano, tenemos que pagar un 19 % de impuestos, en caso de que las ventas sean de 6.000€ o inferiores. En el caso de los ingresos que superen el SMI, se considera que el dinero percibido es una actividad económica, por lo que está sujeto a obligaciones fiscales, el ciudadano deberá darse de alta como autónomo y declarar el IVA que le corresponda.
Comentarios
tracking