09 de diciembre de 2022

Samuel Bankman-Fried, fundador y CEO de FTX

Samuel Bankman-Fried, fundador y CEO de FTXAFP

Estafa de las criptomonedas  Se recuperan 1.000 millones en 'activos perdidos' de FTX que apenas cubren el agujero causado

Conato de luces en la oscuridad. Si esta semana trascendía que los nuevos gestores de FTX, la empresa cripto que ha entrado en quiebra, habían asegurado ante el juez que una «cantidad sustancial» de los activos de la compañía estaban en paradero desconocido o habían sido robados, el siguiente capítulo de este serial lleno de brumas es algo más esperanzador.
BitGo, la empresa dedicada a rastrear los activos tras la quiebra, ha logrado rescatar y asegurar unos 1.000 millones de dólares. Una pequeña cantidad que significa una gota en el océano creado por la quiebra, que podría alcanzar los 8.000 millones de dólares.
BitGo asegura en los documentos oficiales presentados ante la justicia que se han recuperado hasta el 16 de noviembre unos 740 millones de dólares, a los que ahora hay que sumar otros 300 recuperados en los últimos días. Los activos recuperados incluyen bitcoin, Ethereum y otras criptomonedas menores.
La investigación ha concluido que los empleados de FTX no diferenciaban los activos que guardaban para los clientes con los que estaban invirtiendo. Los activos recuperados quedarán bloqueados en una especie de ‘almacenamiento en frío’, lo que significa que son criptomonedas almacenadas en discos duros y desconectados de internet.

La gran evasión

La de FTX es la evocación de una gran evasión. Adeudando más de 3.000 millones a sus mayores acreedores, según documentos judiciales de su solicitud de quiebra, sus abogados han confirmado, en su comparecencia ante un tribunal estadounidense de bancarrotas, que una «cantidad sustancial» de los activos de la compañía están desaparecidos o podrían haber sido robados.
Según publicaba el New York Times, tras la declaración de quiebra de la compañía, los nuevos gestores aseguraron al tribunal que una gran parte de los activos de FTX podrían haber sido robados o quizás simplemente están «desaparecidos». Además, han denunciado que la empresa «tenía una ausencia total de controles corporativos y una falta de información financiera fiable».

Más luz

Los directivos de empresas del sector de las criptomonedas han pedido más regulación, transparencia y gobernanza en un año marcado por eventos tan mayúsculos como el desplome de Luna en primavera y el colapso de la plataforma FTX, a quien podría unirse ahora Genesis, que busca fondos para evitar la quiebra.

​Los directivos han coincidido en señalar que es necesario recuperar la confianza en un mercado muy emocional que acumula fuertes caídas en el valor de las criptomonedas durante este año.

El bitcoin, la criptomoneda de mayor valor y más conocida, tocó anoche el mínimo del año.

El panel de empresarios ha puesto el foco en que es necesaria una mejor gobernanza en el sector después de las informaciones sobre la gestión de FTX.
Comentarios
tracking