09 de diciembre de 2022

Samuel Bankman-Fried, fundador y CEO de FTX

Samuel Bankman-Fried, fundador y CEO de FTXAFP

Estafa de las criptomonedas  ¿Dónde están los activos de la 'cripto' FTX que han sido robados o están «desaparecidos»?

Los abogados de los nuevos gestores aseguraron al juez que muchos activos o están en paradero desconocido o han sido robados

La estafa de las criptomonedas siguen proyectando sombras en la oscuridad.
La de FTX es la evocación de una gran evasión. Adeudando más de 3.000 millones a sus mayores acreedores, según documentos judiciales de su solicitud de quiebra, sus abogados han confirmado, en su comparecencia ante un tribunal estadounidense de bancarrotas, que una «cantidad sustancial» de los activos de la compañía están desaparecidos o podrían haber sido robados.
Según publica el New York Times, tras la declaración de quiebra de la compañía, los nuevos gestores aseguraron al tribunal que una gran parte de los activos de FTX podrían haber sido robados o quizás simplemente están «desaparecidos». Además, han denunciado que la empresa «tenía una ausencia total de controles corporativos y una falta de información financiera fiable».
El abogado de FTX, James Bromley, en una audiencia celebrada en un tribunal federal de Delaware, aseguró que la empresa «estaba bajo control de personas sin experiencia». Incluso le dijo al juez que pese al tratarse de una organización «mundial e internacional» fue administrada como «un feudo personal» por su fundador.

Bankman-Fried se disculpa

El fundador de la malograda plataforma de criptomonedas FTX, Sam Bankman-Fried, ha pedido disculpas a sus empleados en una carta en la que asegura que hará todo lo posible para que las cosas vuelvan a ser como antes.
«Me siento profundamente arrepentido de lo que ocurrió. Siento todo lo que os ha pasado y lo que le ha pasado a los clientes», escribió en un texto reproducido por la web de criptomonedas CoinDesk y otros medios especializados.
En la carta a sus trabajadores, a quienes califica de «familia», Bankman-Fried responsabiliza de la quiebra a la masiva venta de criptomonedas que se produjo a principios de año.
Para el fundador de FTX, dicha venta redujo a la mitad la garantía de su empresa, de unos 30.000 millones de dólares.
Llegados esta situación, explica Bankman-Fried, la venta de criptomonedas continuó, combinada con una restricción crediticia y una retirada masiva de dinero, lo que redujo la garantía a 9.000 millones antes de que FTX se declarara en quiebra.

Del cielo a la quiebra

La historia de FTX es el fiasco por la que, aprovechando la credulidad de los inversores, SBF (acrónimo de su fundador) consiguió que la plataforma llegara a estar valorada en 32.000 millones de dólares. Hoy, con sus activos en paradero desconocido, puede tener más de un millón de acreedores en todo el mundo, incluido España. La compañía admite que debe más de 3.000 millones de dólares a sus 50 principales acreedores.

Su colapso llegó tras una fuerte crisis de liquidez provocada por una retirada masiva de fondos por parte de sus clientes y tras el fracaso de solicitar liquidez de unos 8.000 millones de dólares.

Para lograr su ascenso, SBF logró convencer en algún momento a algunos de los inversores más 'reputados' del mundo. Con su apoyo financiero, pudo vender al público general ‘activos’ que en realidad carecían de valor.

La riqueza en el ciberespacio es virtual. Mientras los inversores se creían ricos, los gestores de FTX malversaron sus fondos, llegando a transferir en secreto unos 10.000 millones de dólares a Alameda Research.
Tras el apalancamiento de Alameda, que funcionaba como un vehículo de trading, los clientes de FTX se apresuraron a retirar sus activos.
Comentarios
tracking