05 de diciembre de 2022

La ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño.

La ministra de Asuntos Económicos, Nadia CalviñoEduardo Parra - Europa Press

Análisis económico

El drama de octubre: los alimentos subieron un 2,2 % y el vestido y calzado un 8,5 %

El mes de octubre ha sido malo, porque los precios han crecido un 0,4 % y porque la inflación subyacente ha subido un 1 %

Creo que es una de mis obligaciones explicar a todos los lectores en qué consisten determinados conceptos económicos. Hoy voy a hablar de la inflación: cómo se mide y cómo se calcula.
El IPC se calcula desde 1936. Hasta la actualidad ha experimentado muchas mejoras. La última fue en 2022, que ha contemplado una revolución tecnológica, pues permite ir adaptando los pesos que tienen los productos en el cálculo del índice de precios en función de los cambios de tendencia en el modelo de consumo.
El modelo actual, que está calculado en Base 100 en 2021, sirvió además para que pudiésemos acercarnos al modelo europeo marcado por Eurostat. Actualmente, nuestro Índice de Precios la Consumo IPC, es prácticamente igual al IPCA (Índice de Precios al Consumo Armonizado), que utiliza Europa para poder suministrar información coherente de los datos estadísticos de la Unión Europea.
El IPC se calcula en base a 12 subíndices, que a su vez tienen cada uno de ellos un volumen de productos (cestas) para calcular la subida o bajada de los precios de esos subíndices.
Estos subíndices son :
01 Alimentos y bebidas no alcohólicas
02 Bebidas alcohólicas y tabaco
03 Vestido y calzado
04 Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles
05 Muebles, artículos del hogar
06 Sanidad
07 Transporte
08 Comunicaciones
09 Ocio y cultura
10 Enseñanza
11 Restaurantes y hoteles
12 Otros bienes y servicios
Son la clave del cálculo del incremento de precios de nuestro país y de los países que formamos parte de la UE.
El Instituto Nacional de Estadística publica el penúltimo día del mes un avance del IPC del mes, y posteriormente los días 13, si no son festivos, se publica el definitivo.
Cada mes se facilitan cuatro datos que son la clave para saber cómo está nuestro nivel de precios. Los datos de que se informan son del IPC mensual, que nos indica cuánto han subido o bajado los precios en el mes en el que estamos. Ahora tenemos octubre.
El segundo dato que se facilita es el del IPC anual, que se calcula por la suma de los incrementos de precios de los 12 últimos meses, y el IPC subyacente, del que se facilitan también el del mes y del año.
El Índice de Precios al Consumo Subyacente, conocido también como core inflation en inglés, nace tras la crisis energética de la década de 1970. Dada la volatilidad de los precios, se veía necesario identificar las variaciones de los precios, excluyendo del índice de precios al consumo (IPC) los componentes más volátiles:
• El índice energético (gasolina, electricidad, gas…).
• El índice alimentos no elaborados (frutas, verduras…).
De esta forma, se ha convertido en un indicador indispensable para el estudio del comportamiento de los precios y tiene una capacidad real de reflejar los cambios en los precios de una forma menos errática que mediante la medición de esos cambios por parte del índice de precios al consumo (IPC).
Con esta breve explicación podemos pasar a analizar el IPC del mes de octubre.
Lo primero que nos interesa saber es qué ha pasado en el mes. Así tenemos que el IPC general ha crecido un 0,34 %, pero tenemos varias cosas muy serias e importantes:
  1. Los alimentos y bebidas han subido, en un solo mes, el 2,27 %, pero el vestido y el calzado lo han hecho un 8,48 %, que es una subida totalmente desaforada
  2. Por otro lado, sorprende que el consumo energético cae un 6,59 % en este mes, junto con caídas menores como sanidad, comunicaciones y ocio y cultura.
  3. En 2023, en noviembre, saldrá esta subida del 0,3 % del cálculo del IPC. Si la subida de precios de noviembre es menor a 0,3 %, el IPC de noviembre bajará, y si es mayor, subirá.
Si a continuación miramos el IPC anual, nos encontramos con que este se ha quedado en un 7,26 %. Los medios de comunicación dicen que han bajado los precios, lo cual es incorrecto. Los precios del mes de octubre han subido un 0,34 %, pero lo que ha bajado es el índice, porque el mes de septiembre que ha salido de la serie anual fue muy alto.
Temas muy importantes de este cálculo anual son los siguientes:
  1. Los tres subíndices que más afectan a la subida de precios de los 12 últimos meses son la Alimentación, que sube un 15,44 %, los Muebles y artículos del hogar, que se incrementan un 8,01%, los Transportes, que ascienden un 8,85 %, y los Restaurantes y hoteles, que se elevan un 7,94 %.
  2. Por otro lado, la electricidad y combustibles, desde el punto de vista anual, solo suben un 2,62 %, y las comunicaciones caen un 1,92 %.
Por todo ello es por lo que la inflación subyacente en el mes de octubre ha crecido un 1 % y se mantiene en el 6,2 %, lo cual hace muy preocupante la situación de esta parte de la inflación que es tan difícil de bajar.
En definitiva, el mes de octubre ha sido malo, porque los precios han crecido un 0,4 % y porque la inflación subyacente ha subido un 1 %.
No nos dejemos engañar por los medios de comunicación amigos del Gobierno y mucho menos por la ministra de Asuntos Económicos, que se quiere apuntar un tanto que no le corresponde, porque entre otras razones no ha hecho nada para parar esta inflación. El único que está haciendo algo es el Banco Central Europeo, y ha empezado muy tarde y va muy lento.
Comentarios
tracking