05 de diciembre de 2022

El presidente de Prisa y representante de Amber Capital en Indra, Joseph Oughourlian.

El presidente de Prisa y representante de Amber Capital en Indra, Joseph OughourlianEuropa Press

Oughourlian y otros accionistas podrían estar interesados en vender parte de Indra antes de que cambie el Gobierno

Acelerar el proceso les permitiría hacer caja ante la posible salida del Ejecutivo de Sánchez en 2023 y la llegada de un nuevo consejo de administración

Las malas lenguas hablan de que el interés mostrado por Joseph Oughourlian en separar las divisiones de Defensa y Tecnología de Indra o de vender la segunda (conocida como Minsait) podría tener que ver con aprovechar la presencia del actual Gobierno para dar un buen pelotazo. Al presidente de Prisa y representante de Amber Capital en el consejo de administración de Indra le importa poco la proyección de Minsait como gran empresa tecnológica española, pero los beneficios que podría reportarle su venta vendrían muy bien a su maltrecha economía. Los negocios de Oughourlian no van muy boyantes en España; especialmente, los referidos al Grupo Prisa.
La propuesta de separar las divisiones tecnológica y de Defensa de Indra no es nueva. La había planteado el anterior consejo de administración, que presidía Fernando Abril Martorell. «El problema estaba en que la rentabilidad de Minsait era muy pobre. Tenía que mejorar, y ha mejorado mucho en los últimos años», indica Iván San Félix, analista de Renta 4.
Abril Martorell reestructuró la compañía desde 2015, compró un buen número de compañías entre las que destacaba por ejemplo Tecnocom y le estaba dando la vuelta. «Ya antes del relevo en el Consejo se hablaba de venderla o de vender una parte. Lo que probablemente no pensaban es venderla tan rápido», apunta San Félix.
La posibilidad de que en 2023 cambie el Gobierno y decida promover otro consejo de administración en la compañía está incentivando aprovechar el momento y vender para hacerse con un buen pellizco.
Oughourlian defendió el día de su propuesta de separar los dos negocios que Minsait podría valer «fácilmente» entre 1.500 y 2.000 millones de euros, y que la parte de Defensa valdría «al menos 1.500 millones». El presidente de Prisa es a través de Amber Capital en la actualidad el tercer accionista más importante de Indra, con un 5,13 % de las acciones.
Especialistas en el seguimiento de la compañía como San Félix estiman que Minsait tiene un gran potencial y que podría ser considerada como estratégica al estar controlada Indra por el Estado y dedicarse la compañía a cuestiones tecnológicas. El actual consejo de administración parece estar, sin embargo, más interesado en la división de defensa, que sin duda tiene también un gran potencial.
Si vendieran Minsait, la jugada desde luego sería de gran interés para Oughourlian y los demás accionistas, entre los que se encuentra el Gobierno a través de la SEPI, primer accionista. No solo ingresarían una cantidad considerable: se prepararían para recibir la ingente inversión prevista en el área de defensa.
La situación financiera de Indra ha mejorado considerablemente. La deuda se ha situado en el nivel más óptimo que se recuerda (solo unos 200 millones de euros), la compañía ha vuelto a distribuir dividendo y San Félix asegura que vale mucho más de lo que actualmente capitaliza en Bolsa (unos 1.500 millones).
Indra tiene una posición muy buena en Defensa y Transporte. Posee contratos con el ejército americano, en donde hay que tener una tecnología de primera división para poder estar. Indra lleva muchos años trabajando para Eurofighter, el mayor programa de colaboración militar de Europa, y ahora espera con ganas los nuevos contratos propiciados por el crecimiento en las inversiones solicitado por la OTAN. Entre los retos que vienen se incluye el Futuro Sistema Aéreo de Combate o FCAS (Future Combat Air System), del que forma parte España con Indra como líder industrial por parte de nuestro país. Los Presupuestos de 2023 ya contemplan 500 millones de euros destinados a esta iniciativa. Es un proyecto para hacer caja en el futuro, pero si pueden obtener ya un rédito considerable con la venta de Minsait, parece que no lo descartan.

Temas

Comentarios
tracking