Fundado en 1910

23 de julio de 2024

La ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, junto al comisario Paolo Gentiloni.

La ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, junto al comisario Paolo Gentiloni.EFE/EPA/OLIVIER HOSLET

El Eurogrupo da por finalizada la barra libre de gasto de la que ha disfrutado España

Países como Alemania o Países Bajos eran partidarios de sancionar ya este año a quienes incumplen las reglas de déficit y deuda, como ocurre en nuestro país

Los ministros de Economía y Finanzas de la zona euro (Eurogrupo) han dado este lunes por finalizada la etapa de barra libre del gasto público que se abrió con la suspensión de las reglas que limitan el déficit y la deuda públicos en marzo de 2020 con el estallido de la pandemia y que continuó como consecuencia de la invasión de Ucrania.

En un comunicado conjunto, los veinte países de la moneda común señalan que, a pesar de la «incertidumbre» que plantean los «factores geopolíticos y energéticos», los riesgos que amenazan el crecimiento económico «parecen ser más equilibrados que lo anticipado previamente», la inflación ya desciende aunque sigue a niveles «todavía elevados para los estándares históricos» y los mercados laborales resisten «con fuerza».

«A la luz de las perspectivas económicas y en un contexto de elevada inflación y condiciones financieras más estrictas, reiteramos que no está justificado un estímulo fiscal general para la demanda agregada», reza el texto en el que los titulares de Finanzas de la eurozona señalan que este año y el próximo adoptarán «políticas fiscales prudentes» encaminadas a garantizar la sostenibilidad de la deuda a medio plazo.

El Eurogrupo hace suyo de esta forma el mensaje que la Comisión Europea plasmó en sus orientaciones para la elaboración de los presupuestos de 2024 y también recoge la idea de acompañar la nueva fase de ajustes con inversiones y reformas que «eleven el crecimiento potencial» y permitan al bloque seguir avanzando en las transiciones verde y digital.

«Hemos pedido proteger las inversiones, especialmente las estratégicas, tanto a nivel nacional como europeo. Y también pedimos políticas fiscales prudentes con la retirada de medidas de apoyo energético universales», resumió el comisario de Economía, Paolo Gentiloni, a su llegada a la reunión.

En esta línea, el Eurogrupo señala que las medidas puestas en marcha para hacer frente a la escalada de los precios energéticos tienen un elevado coste sobre las finanzas públicas, y por eso es necesario avanzar «de un apoyo universal a medidas más focalizadas con mejor diseño y eficacia, y más asequibles».

En consecuencia, y «en ausencia de nuevos incrementos de precios», los Veinte se comprometen a «seguir retirando las medidas de apoyo energético», algo que ayudará a «reducir los déficit públicos», así como a «seguir protegiendo a los hogares más vulnerables y a las empresas viables».

El comunicado del Eurogrupo sobre la política presupuestaria de 2024 no incluye, sin embargo, ninguna referencia a la intención de Bruselas de no abrir este año expedientes por déficit excesivos a los países cuyo desfase de las cuentas públicas supera el 3 % del PIB o cuya deuda es superior al 60 % del PIB.

Esta cuestión era un punto controvertido antes del debate en el encuentro del Eurogupo puesto que países como Alemania y Países Bajos preferían que estos procedimientos se abrieran desde esta misma primavera, lo que supondría iniciar el procedimiento para 16 de los 27 países de la UE que habrían rebasado el 3 %, según últimas previsiones de la Comisión.

Por el contrario, la vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos española, Nadia Calviño, se mostró en contra de abrir expedientes este año puesto que este «sigue siendo un ejercicio absolutamente extraordinario por la necesidad de movilizar recursos públicos» para responder al impacto de la guerra en Ucrania y contener la inflación.

Mientras Berlín defiende que en 2024 deberían volver a aplicarse las reglas actuales si no se han acordado unas nuevas, España aboga por un «régimen transitorio» hasta que los Veintisiete hayan pactado la reforma del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, en línea con la posición de socios como Francia o Bélgica.

«¿Las reglas actuales son adecuadas? No, porque todos vemos que la situación ha cambiado radicalmente (…) Son necesarias nuevas reglas, cuanto antes seamos capaces de cambiarlas más segura estará la eurozona», argumentó el titular galo de Finanzas, Bruno Le Maire.

Comentarios
tracking