Fundado en 1910

28 de febrero de 2024

Nadia Calviño, en directo

La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Economía, Nadia Calviño

El mayor prestamista del mundo y clave en los fondos europeos: así es la nueva casa de Calviño

Como líder del Banco de Inversión Europeo, Nadia Calviño estará al frente de la gestión de más de medio billó de euros

El Banco Europeo de Inversiones (BEI)es la entidad prestamista multinacional más grande del mundo. Con un balance superior a medio billón de euros, el BEI desempeña un papel fundamental en la financiación de proyectos en toda Europa y más allá.
Y a partir de ahora, Nadia Calviño, actual vicepresidenta segunda de España, será su líder, abandonando el Gobierno de Pedro Sánchez por un rol con mucho más poder.
Calviño, de 55 años, es una tecnócrata y ex insider de Bruselas. Tras una serie de negociaciones para ganarse el apoyo de Alemania y Francia, superó a Margrethe Vestager, exjefa de competencia de la UE, en la carrera por liderar el BEI.
«Estoy agradecida y honrada de tener el apoyo de los ministros de finanzas para liderar el Banco Europeo de Inversiones», afirmó Calviño al conocer la noticia. Según ella, el BEI «tendrá un papel aún más importante en el futuro, para financiar la transición verde, proporcionar apoyo financiero a Ucrania y también apoyar el papel de Europa en el mundo».

El Banco Europeo de Inversiones

El BEI, fundado en 1958, evolucionó desde un modesto fondo de desarrollo hasta convertirse en una entidad financiera con un poder y alcance considerables.
En 2021, el Grupo BEI intensificó sus actividades, proporcionando una financiación récord de 95.000 millones de euros. Casi la mitad de esta financiación, 45.000 millones de euros, se destinó a pequeñas y medianas empresas (PYMES) gravemente afectadas por la pandemia. Además, el Fondo Europeo de Inversiones (FEI), parte del Grupo BEI, aportó 30.500 millones de euros, también un récord.
Desde el inicio de la pandemia de COVID-19, el Grupo BEI ha contribuido con un total de 58.700 millones de euros para combatir la pandemia y sus consecuencias económicas.
Parte de este esfuerzo incluyó 27.600 millones de euros destinados a apoyar la transformación ecológica de las economías de la UE, así como 19.800 millones de euros en préstamos a las regiones de cohesión de la UE, ayudando a los países a facilitar la transición hacia una economía verde.
Luego está el Fondo de Garantía Paneuropeo, creado con 22 Estados miembros de la UE, que ha respaldado hasta ahora 174.400 millones de euros de financiación adicional para apoyar a empresas europeas en recuperación. Además, la financiación del Grupo BEI para el desarrollo y las asociaciones fuera de la Unión Europea alcanzó los 8.100 millones de euros. A partir de este año, y con Calviño a la cabeza, el BEI intensificará su trabajo en los países en desarrollo a través de una nueva rama, BEI Global.

Su papel en la pandemia

El BEI desempeñó un papel clave en la iniciativa COVAX, destinada a suministrar vacunas a los países en desarrollo, aportando 900 millones de euros. Hasta ahora, se han suministrado 1.000 millones de dosis de vacunas bajo esta iniciativa.
Werner Hoyer, actual presidente del BEI, destacó la importancia de la lucha contra la pandemia, la financiación de la recuperación y la inversión en acción por el clima como objetivos que se refuerzan mutuamente.
«No puede haber un mundo seguro si no se tiene acceso a la sanidad y las vacunas y si no hay un cambio decisivo hacia un modelo económico basado en soluciones innovadoras y respetuosas con el clima», afirmaba Hoyer.
En respuesta a la COVID-19, el Grupo BEI incrementó su financiación al sector de la salud, alcanzando cerca de 5.500 millones de euros. Esto incluye más de 1.000 millones de euros en inversiones de capital del FEI en fondos de salud y ciencias de la vida. Además el BEI ha sido fundamental en el apoyo a la investigación y producción de vacunas, así como en el desarrollo de dispositivos de diagnóstico y tratamientos relacionados con la COVID-19.
Fuera de la Unión Europea, el BEI ha seguido colaborando en las iniciativas del Equipo Europa, proporcionando 8.100 millones de euros de financiación en 2021. Con la creación de BEI Global, el BEI busca fortalecer su enfoque en proyectos que tengan un fuerte impacto local en los países en desarrollo.
El BEI también se ha comprometido a aumentar su financiación para las regiones de cohesión, apoyando así los objetivos de la política de cohesión de la Unión Europea. En los últimos cinco años, aportó 90.800 millones de euros para proyectos de apoyo a la cohesión, y solo en 2021, esta financiación ascendió a 19.800 millones de euros.
Finalmente, el BEI ha destinado 20.700 millones de euros el año pasado para apoyar la innovación, la economía digital y el desarrollo humano, reconociendo la necesidad de nuevas tecnologías y soluciones para lograr una transición verde y digital.
Comentarios
tracking