Fundado en 1910

20 de julio de 2024

Vista satelital del Estrecho de Gibraltar

Vista satelital del Estrecho de Gibraltar

El túnel entre España y Marruecos, 40 años enterrado en un cajón y ahora alimentado con fondos europeos

Ambos países han reactivado el proyecto de construcción de un enlace fijo a través del Estrecho

Un viejo sueño que no termina de despegar. Más de cuarenta años lleva en estudio el proyecto de construcción de un enlace fijo a través del Estrecho de Gibraltar. Un anhelo que ha vuelto a recibir este año un impulso con la asignación de 2,3 millones de euros de fondos europeos y con el apoyo decidido tanto de España como de Marruecos.

Ambos países reafirmaron su interés en la conexión el pasado febrero, durante la Reunión de Alto Nivel (RAN) celebrada en Rabat. Fue en 1979 cuando, por primera vez, ambos países sellaron sobre el papel un interés que en realidad estaba sobre la mesa desde la construcción del Canal de Suez, hace más de 150 años, pero que siempre ha sido visto por los expertos con escepticismo por su dificultad ténica y su elevado coste.

En 1980, un año después de que Hassan II y Juan Carlos I firmaran una declaración común de intenciones para impulsar su estudio, se constituyeron dos sociedades públicas, una a cada lado del estrecho. SNED, por parte marroquí, y Secegsa, del lado español.

«Tiene un importante significado político que, después de catorce años, desde Tánger en octubre de 2009, demos un impulso a los estudios de un proyecto de máxima relevancia geoestratégica para nuestros países y para las relaciones entre Europa y África», aseguró en abril la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez.

La ministra copresidió entonces la 43º reunión del Comité Hispano-Marroquí que busca impulsar el proyecto, en el que se han gastado varios millones de euros desde los años 80 sin que aún se haya movido una sola piedra.

«Por tanto, comenzamos una nueva etapa de relanzamiento del Proyecto de Enlace Fijo a través del Estrecho de Gibraltar, cuyo recorrido iniciamos en 1981, de la mano de nuestras dos sociedades, Secegsa y SNED», aseguró Sánchez.

En dicha reunión ambos países acordaron establecer un plan de trabajo para los próximos tres años, que puede contemplar, entre otras cosas, analizar la viabilidad de construir una galería de reconocimiento que permita identificar características geomecánicas. Si se construye, sería posible utilizarlo para telecomunicaciones.

Telecomunicaciones y energía

Este año Secegsa ha recibido una asignación presupuestaria relevante, 2,3 millones de euros procedentes del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR). No obstante su trabajo se centra en explorar la posibilidad de construir un canal de transporte de telecomunicaciones y energía.

Poco más, dado que como precisó el ministerio de Transportes el objeto social de Secegsa está limitado a la realización de estudios, nunca obras, que se realizan normalmente de manera conjunta con la sociedad homóloga marroquí, la SNED, ambas creadas en 1981. Cualquier construcción que se realice en el futuro implicaría un nuevo acuerdo bilateral con Marruecos, tal y como se prevé en los acuerdos internacionales vigentes sobre este tema.

Comentarios
tracking