Fundado en 1910

22 de julio de 2024

Análisis económicoJosé Ramón Riera

La construcción ha caído un 43 % sobre 2007, su momento más álgido

Este sector fue condenado culpable en 2008, aunque era inocente, los culpables siguen en la calle y nunca los veremos entre rejas porque el delito prescribió

Actualizada 04:30

Al sector de la construcción se le achacó ser el responsable de la crisis del 2008 y se acusó de una forma especial a José M.ª Aznar de ser el responsable de apalancarse en este sector para conseguir que España creciese en su Producto Interior Bruto.

Esta es una de las mayores falsedades emitidas por la izquierda para tratar de tapar todos los errores cometidos por el socialismo entre 2004 y 2011.

Ya hemos visto que Pedro Sánchez fue el responsable de hundir al Sector Primario:¿Quién mató a los agricultores? El sector cae con Sánchez por debajo de su peso con Aznar y también hemos visto que al sector industrial que ha pasado a perder el 4º puesto en la Unión Europea a favor de Irlanda, Premio para la industria: Sánchez consigue remontar hasta 2002, aunque quien reamente la machaca es José Luis Rodríguez Zapatero.

Ya hemos visto que Pedro Sánchez fue el responsable de hundir al Sector Primario

La crisis del 2008, no fue una crisis de la Construcción, fue la crisis de la avaricia bancaria, que pensó que con los derivados y las subprime se iban a forrar y así pasó desde 2002 al 2008 en que se produce en Estados Unidos la quiebra del sistema de hipotecas Fannie Mae y Freddie Mac, que tienen que ser rescatados por el Tesoro de los Estados Unidos, junto con la aseguradora AIG, pero que hace que Paulson, después de estos rescates, se niegue a hacerlo con Lehmann Brothers y se inicia el gran crack financiero.

Muy pocos la vieron venir, pero la construcción solo fue el instrumento de la furia bancaria por los beneficios, que en el caso de España llevó a la desaparición de las Cajas de Ahorro.

Si nos fijamos en lo que ha pasado con este sector económico tan importante para una economía, resulta que hoy este sector está, no solo en decadencia, sino que además en valor ha caído un 17,4 % sobre el valor agregado que generaba en 1995.

En esa fecha el valor agregado era de 68.750 millones de euros, que no paran de subir con el presidente Aznar que lleva al sector a crecer un 34 % y colocarse en términos reales en una cifra de 91.786 millones.

Con Zapatero, esta cifra sigue subiendo sin parar hasta 2007 que alcanza su máximo con 110.293 millones de euros y aquí viene la debacle, tanto en términos de negocio, como en el señalamiento de una responsabilidad que no le corresponde, porque solo se construía con dinero prestado por la banca, cuya sensación de ganancias con este sector era realmente espectacular. Y sino que les pregunten a muchos presidentes socialistas de Cajas de Ahorro que se vieron abocadas a ser rescatadas como Caja Castilla la Mancha, Juan Pedro Hernández Moltó o como Narcís Serra con Caixa de Catalunya.

A partir de 2007, el sector de la Construcción sufre una recesión de la que no ha levantado cabeza todavía

A partir de 2007, el sector de la Construcción sufre una recesión de la que no ha levantado cabeza todavía.

En 2011, cuando deja Zapatero el gobierno, la cifra de generación de valor cae hasta los 66.687 millones de euros, que supone ponerse a niveles anteriores a 1995 y así tenemos que con respecto a la cifra dejada por Aznar la generación de valor baja un 27 %.

Con Mariano Rajoy la cifra sigue cayendo año a año hasta llegar una cifra de 53.947 en el año 2014, que es la cifra menor de valor generado en toda esta serie histórica y a partir de ahí empieza una recuperación muy lenta. Cuando Rajoy abandona el poder el valor agregado ha llegado a 59.785 millones que supone una bajada del 11 % en su período de gestión.

Con Sánchez, continúa esa ligera recuperación hasta llegar el 2020, que el sector vuelve a caer, aunque el mínimo se consigue en el 2021, que nos quedamos en 53.984 que se diferencia muy poco de la cifra conseguida en el 2014. Sánchez que no hace nada por ningún sector económico, deja a la Construcción a su aire y en 2022 y 2023 vuelve a subir ligeramente hasta llegar el año pasado a 56.770 millones con una pérdida de valor con respecto a Rajoy del 5 %.

La cifra conseguida en 2023 es un 17,4 % menos que la que dejó Felipe González

La cifra conseguida en 2023 es un 17,4 % menos que la que dejó Felipe González.

Así que ya tenemos claro que este sector fue condenado culpable en 2008, aunque era inocente, los culpables siguen en la calle y nunca los veremos entre rejas porque el delito prescribió.

Pero es difícil pensar en un país en el que la economía crezca sin que crezca el sector Construcción y esta es la demostración de lo floja que está nuestra economía.

Comentarios
tracking