Fundado en 1910

21 de julio de 2024

Análisis económicoJosé Ramón Riera

29.000 millones más de deuda y dicen que vamos bien

El Gobierno ha vuelto a hacer de las suyas traspasando el problema de noviembre y diciembre a enero y febrero y se ha que dado tan tranquilo

Actualizada 00:30

El otro día explicaba que los números nunca mienten, que los que mienten o cambian de opinión son los políticos en general, aunque en especial los que forman parte del cuerpo de élite del socialismo.

Estos tipos que hoy nos gobiernan y que están demostrando que carecen totalmente de cualquier escrúpulo, son unos cambiadores compulsivos de opinión, lo que antes se dio en llamar mentirosos, pero que con el cambio del género en los algoritmos, hemos aceptado que nos acostumbremos a que se hayan convertido en cambios de opinión.

El anteriormente mentiroso compulsivo que llegó a la Moncloa, para regenerar la vida política, fue abducido por sí mismo y por su egolatría hasta llegar a justificar que en lugar de ser una mentira, cualquier acto contrario a una información anterior era un simple cambio de opinión.

Los números nunca mienten, que los que mienten o cambian de opinión son los políticos

Si eso nos los llevamos a que todo lo que se hace, es por el bien común de todos los españoles y para normalizar la relaciones entre las distintas comunidades, la antigua mentira, ahora cambio de opinión, no solo ha pasado a ser buena, sino que además mentir y cambiar de opinión mejora nuestra calidad de vida.

Pero el problema está en que cuando eso se trata de aplicar a la economía, los datos son muy burros y nunca cambian de opinión, simplemente son datos y explican lo que está pasando.

Así, si decimos que en dos meses la deuda ha crecido en 29.000 millones, podemos decir que nos endeudamos a razón de 14.500 millones al mes, o en 3.222 millones a la semana, pero no podemos decir que la culpa es del maestro armero, porque aquí no hay de eso.

Estamos en unos momentos históricos, porque se está haciendo todo mal y además adrede, para poder aguantar y seguir durmiendo en el colchón de la Moncloa, que debe de ser muy especial, por el apego que le tiene el Presidente, pero en economía no es que se está haciendo mal, sino peor, se está arruinando a los españoles.

Estamos en unos momentos históricos, porque se está haciendo todo mal y además adrede

Se nos está dejando una deuda que es para ponerse a llorar y, lo que es peor, es que no sabemos cómo ni con que la vamos a poder pagar. Cada mes que pasa este gobierno nos endeuda en más y más montante y cuando queramos darnos cuenta estaremos completamente quebrados.

Hoy vamos a ver lo que ha pasado en los dos primeros meses del año comparando con la deuda que teníamos a 31 de diciembre de 2023 y como solo en dos meses la Administración General del Estado, ha necesitado, para poder hacer frente a sus compromisos, pedir deuda nueva por valor de 29.095 millones de deuda.

Lo primero que es importante observar es que según los datos que nos facilita el Tesoro Público, por primera vez en la historia de nuestro país la Administración Central ha superado la barrera de los 1,4 billones de euros.

En enero de 2024, la deuda creció en 10.592 millones y el monto total se fue hasta los 1,393 billones, pero en febrero la deuda ha vuelto a subir en 18.503 millones y la deuda total acumulada alcanzó la cifra de 1,411 billones de euros.

Vemos que el Tesoro siguen en su política de reducir la deuda a muy corto plazo y ha reducido en otros 987 millones de euros las letras del tesoro hasta 12 meses, lo mismo que ha hecho con la otra deuda indexada a otras monedas, que ha terminado bajando en 87 millones.

En cambio, la deuda en bonos y obligaciones del Estado crece en 30.079 millones, con una subida en enero de 11.475 millones y de 18.604 en el mes de febrero.

La deuda en bonos y obligaciones del Estado crece en 30.079 millones

Está más que claro, que el Gobierno ha vuelto a hacer de las suyas traspasando el problema de noviembre y diciembre a enero y febrero y se ha que dado tan tranquilo, pero ha colocado la máquina de endeudarse en un ritmo de 175.000 millones de deuda para 2024, cosa que nadie le va a permitir, pero esto implica volver a tener que hacer «marranadas» con la deuda cuando llegue el momento de decir hasta aquí hemos llegado.

Es necesario saber, y pronto, como se ha cerrado en el gasto consolidado y si, como dice el Gobierno en sus previsiones a la UE, el gasto se queda en 669.000 millones, o si se va a los 675.000 millones como calculo yo, o se va a los 680.000 millones como se puede haber ido si han marraneado mucho a final del 2023.

Comentarios
tracking