Fundado en 1910

19 de mayo de 2024

Análisis económicoJosé Ramón Riera

Las comunidades autónomas suman 13.250 millones al déficit del estado

¡Ojalá sea verdad que las comunidades han hecho su trabajo y han conseguido bajar realmente esos gastos! Como no lo sea, en el 2024 van a tener un petardazo de los que producen escalofríos

Actualizada 04:30

Ya tenemos el cierre provisional del conjunto de las Comunidades Autónomas en el ejercicio 2023 y no es, precisamente, demasiado brillante.
No sé si las Comunidades, muchas de ellas gestionadas con el color azul y algunas en cooperación con el color verde, son conscientes de que la gestión de los recursos económicos tiene que ser a la par eficaz y eficiente, que deben proporcionar unos servicios que son claves para la economía del bienestar, como la Sanidad y la Educación, pero que la gestión de los caudales públicos es, a su vez, una de las claves de conseguir una optimización de los recursos que permita hacer más cosas con el mismo dinero, reduciendo gastos inútiles, reduciendo organismos que no tiene sentido, salvo que llevan muchos años gastando y hay amigos en ellos, pero además optimizando procesos que hoy se llevan con maguitos y que pueden ser digitalizados.

Sé que hay varias comunidades que llevan menos de 6 meses al frente y todavía no es el momento de analizarlas en profundidad

Sé que hay varias comunidades que llevan menos de 6 meses al frente y todavía no es el momento de analizarlas en profundidad, pero que tocará hacerlo dentro de poco tiempo para ver qué y como lo están haciendo, para ver si se han implantado mejoras y son capaces de proporcionar mejores servicios, con menores costes y si han conseguido que sus respectivas comunidades crezcan por encima de la media nacional.
Pero hoy lo que voy a explicar es que ha pasado con el conjunto de las 17 comunidades comparando el año 2023 con el 2022:
Lo primero que debemos de observar es que los ingresos consolidados han subido en 12.930 millones, llegando a 236.453 millones, que supone un incremento del 5,8 %, pero los incrementos más importantes son las subidas por la recaudación de impuestos que crecen en 10.227 millones que supone el 79 % del total del incremento de la recaudación.
La segunda partida que más crece son los otros ingresos corrientes que fundamentalmente corresponden a las transferencias que realiza Montero, de acuerdo con el pacto existente con las Comunidades Autónomas, que ha subido en un 1,5 %, que en valor absoluto significa 1.894 millones más. Y la tercera partida es la de otros ingresos de capital, para inversiones, que sube un 14,1 %, llegando a11.285 millones y sumando 1.394 millones más que en 2022.
Por el lado de los gastos, estos llegan a 249.707 millones, sin contar la deuda, que supone haber gastado 10.819 millones de euros más, que equivale a un 4,5 % de crecimiento.

Por el lado de los gastos, estos llegan a 249.707 millones, sin contar la deuda

La partida más importante es, sin duda, los gastos de personal que representan ya el 41 % del total de los gastos de las comunidades que han llegado a superar por primera vez 100.000 millones, con un total de 101.601 millones. Esta partida ha crecido un 5,9 % que suponen 5.704 millones de euros más.
La segunda partida más importante son las prestaciones sociales que ejecutan las comunidades que ha llegado a los 42.232 millones y que sube otro 5,9 %.
Hay una partida que se ha desmadrado y que son los intereses de la deuda que se ha ido a 6.468 millones, pero que ha crecido un 73,5 % y que puede empezar a dar muchos dolores de cabeza otra vez a los gestores de las comunidades.
Los otros gastos de capital se han disparado, pero si han ido a inversiones reales, quizás puedan merecer la pena y suben un 25,4% llegando a los 25.800 millones.

Hay una partida que se ha desmadrado y que son los intereses de la deuda que se ha ido a 6.468 millones

Lo que sorprende es que los otros gastos corrientes hayan bajado un 18,9 %, que supone una disminución de 6.694 millones y que esperemos que no sea como Montero que últimamente tiene muchos olvidos a la hora de que se contabilicen todos los gastos.
Pero si esto es de verdad, hay que aplaudir a los gestores de las comunidades porque esto es un auténtico éxito, quedaría por hacer un análisis profundo de cada comunidad para ver quien o quienes lo han bajado y como lo han conseguido, para a su vez intentar aplicar esas buenas prácticas a las otras comunidades.
En definitiva, con estos datos, la conclusión es que aunque el resultado es malo porque se han producido 13.254 millones de déficit, esta cifra es una reducción de 2.111 millones y que se ha producido gracias a la bajada de gastos corrientes.
¡Ojalá sea verdad que las comunidades han hecho su trabajo y han conseguido bajar realmente esos gastos!, porque como no sea verdad en el 2024 van a tener un petardazo de los que producen escalofríos.
Comentarios
tracking