Fundado en 1910

27 de mayo de 2024

Marbella

Marbella es una de las ciudades preferidas por los extranjeros que se han acogido a las Golden Visa

El sector inmobiliario clama contra la eliminación de la Golden Visa: «No son clientes de medio millón, sino de cuatro o cinco millones»

El Gobierno se escuda en una resolución del Parlamento Europeo que no exige en absoluto la eliminación de estos permisos

El Gobierno ha iniciado, o eso ha anunciado, los trámites para eliminar las llamadas Golden Visa que permite a los extranjeros no residentes en la UE obtener la residencia a cambiar de inversiones inmobiliarias por valor de más de 500.000 euros con el objetivo de destensar el mercado. Se trata de una medida calificada de «populista» por el sector, que advierte de la pérdida de inversión internacional y el escaso efecto que tendrá sobre el precio de la vivienda.
«Este tipo de inversiones tensionan el mercado, incrementan el precio de la vivienda y, eliminándolas, vamos a amortiguar y paralizar este tipo de especulación», señaló el pasado martes la ministra de Vivienda, Isabel Rodríguez, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.
Desde la aprobación de la ley, en 2013, 14.576 extranjeros han obtenido la residencia gracias a este tipo de permisos, pero «las alarmas se encendieron» en el Ejecutivo a partir de 2022, cuando se dispararon las concesiones, coincidiendo con la salida de Reino Unido de la Unión Europea.
La mayoría de las compraventas para obtener Golden Visa se han realizado en Barcelona, Madrid, Málaga, Alicante, Baleares y Valencia por parte de extranjeros procedentes de China y Rusia, principalmente, vinculados al turismo de lujo, según explican los expertos en el sector.
«No son clientes de medio millón, sino millonarios. Clientes de tres, cuatro o cinco millones que se dejan mucho dinero en España», explica Enrique López Granados, fundador y presidente de Caledonian, una de las principales promotoras de vivienda de lujo en nuestro país.
«Es una medida torpe, populista y contraproducente. Que el extranjero no venga a España por la eliminación de las Golden Visa significa que no invierte, no gasta y no generamos en un sector del que viven muchos trabajadores», añade.
No es un asunto baladí. Solo vivir en este tipo de viviendas, apunta López, supone un gasto de unos 50.000 euros a los que se suman otros desembolsos en ocio, restauración, moda e incluso vehículos de alta gama.

Exigencia de Bruselas

El Gobierno se ha escudado en que se trata de un tipo de visado que llevaba tiempo bajo la lupa de Bruselas, especialmente tras la invasión rusa de Ucrania. Sin embargo, como casi todo lo que anuncia el Ejecutivo, tiene truco. El Parlamento Europeo aprobó en 2022 un informe de iniciativa legislativa en el que pedía a la Comisión la prohibición de compra de ‘pasaportes dorados’ a las grandes fortunas rusas vinculadas al gobierno.
Este organismo señalaba entonces que los programas de «ciudadanía por inversión» que otorgan a extranjeros derechos de ciudadanía a cambio de una cantidad «alteran la esencia misma de la ciudadanía de la Unión». Esta práctica, no obstante, solo estaba en vigor en Malta, Bulgaria y Chipre.

El Parlamento Europeo no ha pedido prohibir estos permisos, solo incrementar los controles

Respecto a las Golden Visa, desde Estrasburgo se señalaba en ese mismo informe que «a la vista de que los riesgos que plantean los programas de residencia por inversión son menores, el Parlamento pide para este caso unas normas europeas que ayuden a luchar contra el blanqueo de capitales, la corrupción y la evasión fiscal». Es decir, que no pedía prohibir estos permisos, tan solo incrementar los controles, especialmente en los casos de oligarcas rusos.
López niega que esto ocurra en España y pone de ejemplo el caso de un millonario belga al que se le denegó el pago de vuna vivienda por más de siete millones de euros por ciertas irregularidades en los datos bancarias. «A cada persona que compra en España se le investiga y mira desde los propios bancos, hay un control absoluto. No hay relación con las sanciones a Rusia, es una cuestión política», agrega.

Efecto sobre el parqué

El Ejecutivo también se ha justificado en que este tipo de inversiones «tensionan el mercado, incrementan el precio de la vivienda», por lo que la eliminación de las Golden Visa «amortiguará y paralizará este tipo de especulación».
«Es una falsedad pensar que los 600 compradores de alto nivel adquisitivo que el año pasado adquirieron viviendas por la Golden Visa han tenido un efecto sobre el precio de la vivienda. Hay una caza y captura donde se produce riqueza», concluye este experto de Caledonian.
Comentarios
tracking