Fundado en 1910

20 de julio de 2024

La presidenta de El Corte Inglés, Marta Álvarez, ve mejorar la empresa, aunque lentamente.

La presidenta de El Corte Inglés, Marta Álvarez, ve mejorar la empresa, aunque lentamente.Lu Tolstova

La semana económica

El Corte Inglés vuelve a brillar, pero aún le queda para volver a ser el que era

Los ingresos crecen con mayor lentitud de la que sería deseable

El Corte Inglés ha presentado unos buenos resultados económicos esta semana. Su deuda ha bajado en 2023 a 2.059 millones de euros, la mejor cifra de los últimos dieciséis años (en 2021 estaba en 3.811 millones), y ese ajuste y otros le han permitido mejorar diversas cifras de negocio. La compañía ha registrado el mejor beneficio neto recurrente (excluye resultados extraordinarios) desde 2009 –359 millones de euros–, ha vuelto a tener un beneficio de explotación -ebitda- superior a los 1.000 millones de euros –estuvo por debajo entre los años 2011 y 2017 y se hundió a 141 millones en 2020, el año de la pandemia– y su volumen de ingresos ha ascendido a 16.333 millones de euros, una cifra que aún no llega a los 18.000 millones que facturó en 2007, pero que ya rebasa con cierta holgura los 15.000 millones de los años 2018-2019, y por supuesto los 10.432 millones a los que descendió en el año 2020.

Con estos números parece que ya llueve menos en El Corte Inglés, que lleva unos años pasándolo mal, aunque la recuperación llega más lentamente de lo que sería deseable. «El problema está en que el crecimiento de ventas es muy escaso a nivel general. Destacan el centro comercial de Castellana y algún otro de contenido turístico (Marbella, Barcelona, Lisboa), pero el resto no levanta cabeza al nivel esperado», señala un experto del sector.

El incremento de ingresos, que ha sido de un 5,4 % respecto al año pasado, se debe fundamentalmente a la división de viajes y a la de seguros. Viajes El Corte Inglés obtuvo un volumen global de ingresos de 3.306 millones de euros en 2023, un 12,6 % más que el año anterior. Con ello logró los mejores resultados de su historia. Lo mismo ocurrió con Seguros, que creció en un 16 % en su número de pólizas administradas. Pero el grueso del negocio de El Corte Inglés sigue estando en el retail (sus centros comerciales), que facturó 12.845 millones (el 78,6 % de las ventas de todo el grupo), aunque su aumento respecto al año pasado es de solo un 3,8 %. Moda, alimentación y belleza son las categorías más fuertes.

Los esfuerzos de mejora en la eficiencia están afectando al ánimo de la plantilla

La buena evolución de estos negocios, junto con el aumento de las ventas en los centros comerciales, han mejorado las cifras, pero los expertos ven riesgos en otros factores que también han contribuido a esa mejora. «Los esfuerzos que está haciendo la empresa para disminuir los gastos, mejorar la eficiencia, reducir el coste laboral… corren el riesgo de tocar hueso y afectar al pilar clave de la diferenciación de El Corte Inglés: su servicio», apunta un experto del sector. De hecho, parte de la plantilla está desanimada, y eso está afectando al servicio.

La empresa tendrá que cuidar ese aspecto si quiere volver a ser quien fue y reenfocarse en los clientes del segmento medio-alto que le den margen frente a las tentaciones que tiene a menudo de intentar llegar a todos los públicos con descuentos. El cuidado del servicio, la calidad del producto y la logística le ayudarán a distinguirse de Amazon, el gigante de la venta online con quien hoy en día está perdiendo la batalla.

Las cosas sin embargo van mejor, y parece que funciona el plan que pusieron en marcha hace dos años la presidenta Marta Álvarez y su nuevo equipo directivo, entre quienes destacaban José María Folache, ex consejero delegado de Carrefour, especialista en consumo y ventas, y Santiago Bau, ex director general de Goldman Sachs y experto en inversión y en el sector inmobiliario. Con el primero se esperaba que subieran los ingresos, y lo están haciendo, y con el segundo se aspiraba a dar salida a los activos no estratégicos del grupo (de ahí la venta de centros comerciales en los últimos años) y a plantear la salida a Bolsa antes del año 2027.

De momento parece que las cosas mejoran para El Corte Inglés, y habrá que ver si lo siguen haciendo hasta alcanzar su beneficio de explotación (ebitda) de 1.700 millones previsto para el año 2026. No lo tiene fácil Marta Álvarez. La evolución de la compañía que fundó Ramón Areces en el año 1940 fue espectacular hasta que fueron surgiendo rivales fuertes que le minaron en diferentes frentes (Inditex en la moda, Mercadona en la alimentación, Amazon en la venta online...), y además la empresa se fue durmiendo en los laureles. Ahora da la impresión de que la reacción va en la buena línea.

Comentarios
tracking