01 de octubre de 2022

Estudiantes, en la Universidad de Ámsterdam

AFP

Programa Erasmus+

España, paraíso Erasmus: sigue siendo el destino favorito de los europeos

Las universidades españolas acogieron a 48.000 estudiantes europeos durante el curso 2019/2020

El programa Erasmus+ ha supuesto, desde su nacimiento en 1987, una oportunidad única para millones de jóvenes de probar la experiencia de estudiar y vivir en el extranjero durante unos meses. Ante la tesitura de elegir destino, España es, con diferencia, la opción preferida de los universitarios europeos. Más de 48.000 personas optaron por nuestro país durante el curso académico 2019/20 para cursar un grado universitario o realizar prácticas en empresas.
Vittoria Mirabelli es una estudiante italiana de psicología que acaba de pasar un año en Sevilla con el programa Erasmus. Tenía claro que quería estudiar en España –Madrid, Valencia y Barcelona eran sus otras opciones– pero se decantó por la capital andaluza por la oferta educativa de la universidad y la ciudad.
«Ha sido la mejor experiencia de mi vida. Sevilla es una ciudad muy espacial, llena de colores y de vida y es muy fácil adaptarse. Pero, sobre todo, lo que ha marcado la diferencia es la gente. Los españoles que he conocido me han permitido vivir la vida de la ciudad», explica Vittoria.
Para esta joven, después de dos duros años de pandemia, la experiencia en Sevilla le ha permitido recordar lo que era una vida «normal».
Como Vittoria, miles de jóvenes europeos eligen España como principal destino para realizar su Erasmus. Según una encuesta realizada por el portal Uniplaces, las principales motivaciones de los universitarios para elegir España son la calidad de vida, los bajos precios en relación con otros destinos europeos, la amplia oferta cultural que ofrece o la amabilidad de sus habitantes, entre otras razones.
Tras España, Francia, Alemania e Italia fueron los países que lograron atraer a un mayor número de estudiantes. Por el contrario, los Estados miembros de la UE menos atractivos para los participantes en el programa son Chipre, Luxemburgo y Bulgaria.
Por otro lado, España fue el tercer país que más estudiantes envió a otras universidades y empresas europeas, situándose solo por detrás de Alemania y Francia. Un total de 40.949 universitarios realizaron estancias en el extranjero en un curso marcado por el confinamiento a causa de la pandemia.
Los destinos predilectos de los estudiantes nacionales en el curso 2019/2020 fueron Italia, Polonia y Francia. Las instituciones universitarias líderes en movilidad de sus universitarios fueron la Universidad de Granada, la Universidad Complutense de Madrid y la Universidad de Valencia.

Grandes diferencias entre ciudades

El importe de estas becas varía en función de varias circunstancias y el coste de la vida en estos países. Así, un estudiante que vaya a realizar un intercambio de estudios puede recibir entre 170 y 520 euros al mes de beca. Eso sí, un porcentaje del dinero llegará al comienzo del curso y el resto al finalizar el curso, por lo que no conviene contar con esa cantidad para vivir. Además, la cantidad percibida difícilmente permitirá a un estudiante cubrir todos los gastos.
Destinos como Budapest o Praga son de los más baratos, con un coste en alojamiento de entre 250-300 euros –en un piso compartido– y unos gastos de transporte mensual de unos 10 euros. Sin embargo, en otras ciudades como París, Londres, Milán o Múnich, la vivienda supone un coste por encima de los 600 euros al mes.
En España, las diferencias son abismales. En las grandes ciudades, como Madrid y Barcelona, el coste del alojamiento se puede disparar por encima de los 500 euros, mientras que en Zaragoza o Toledo son de las más baratas. Granada, de hecho, es la ciudad preferida por los estudiantes extranjeros por la mezcla de calidad de vida y precios bajos.
Comentarios
tracking