30 de enero de 2023

Pedro González-Trevijano, magistrado del Tribunal Constitucional (2013)

Pedro González-Trevijano, magistrado del Tribunal Constitucional (2013)

Tribunales 

El Constitucional elige por unanimidad a Pedro González-Trevijano como nuevo presidente

La decisión, emanada del Pleno celebrado este viernes tarde en la sede del órgano, ha sido unánime. El magistrado Juan Antonio Xiol será el vicepresidente. El mandato de ambos durará sólo siete meses hasta la próxima renovación automática en junio

No ha habido ni grandes sorpresas ni pequeñas dudas. Pedro González-Trevijano ha sido elegido nuevo presidente del Tribunal Constitucional por el voto unánime de los que han venido siendo sus compañeros desde su incorporación al órgano, en 2013, y de los recién estrenados Magistrados (Enrique Arnaldo, Concepción Espejel, Inmaculada Montalbán y Ramón Sáez) que este viernes han participado en su primer Pleno, para llevar a cabo esta votación. 
Desde este mismo momento y en las próximas semanas, una vez haya jurado su cargo ante el Rey Felipe VI, González-Trevijano tendrá como objetivo central el reparto de las cuestiones pendientes de recurso en el Tribunal de Garantías sobre materias clave como: el aborto, aplazado en el órgano desde hace más de once años, la Ley educativa 'Celáa', la reciente legalización de la eutanasia,... Para todas ellas, el nuevo presidente tendrá que convocar turnos y definir, en cada caso, cuáles de los Magistrados serán los ponentes de las futuras y eventuales sentencias. Lo que provocará que pueda darse un cambio de sentido en los borradores confeccionados, hasta la fecha, por los anteriores ponentes que ya han dejado el Tribunal. 
Pedro González-Trevijano ha sido, desde el mismo momento en que se conoció el pacto alcanzado entre PP y PSOE para renovar el órgano Constitucional, el candidato de consenso.  No sólo por su liderazgo natural en el seno del órgano de Garantías sino por lo que representa, además, con el requisito principal en la posición negociadora del PP para la congelada renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ): se aleja de los perfiles políticos.
Además, González-Trevijano era el candidato que cumplía con una norma no escrita, pero que desde la creación del Tribunal se ha atendido sin excepción: el presidente y el vicepresidente deben resultar elegidos de entre los cuatro magistrados que se encuentran en el último tercio de su mandato. Según dicha tradición, no escrita, en esta ocasión, quien partía con mejores opciones para reemplazar al  presidente saliente, Juan José González Rivas, miembro del sector conservador dadas las mayorías en la composición del Tribunal, era Pedro González-Trevijano. Al igual que el sucesor natural de la exvicepresidenta, la progresista, Encarnación Roca, era el ya nuevo vicepresidente Juan Antonio Xiol.

Catedrático y docente

González-Trevijano, catedrático de Derecho Constitucional y ex rector de la Universidad Rey Juan Carlos, es el perfil más adecuado, a día de hoy, para ponerse al frente del  Constitucional porque «los experimentos nunca dan buenos resultados», han apuntado a El Debate fuentes próximas al Tribunal.  
Además, el magistrado cuenta con el aval de su experiencia en materia constitucional, con un perfil académico amable y, sobre todo, con el reciente éxito de ser el ponente de la sentencia que anuló el primer estado de alarma y declaró inconstitucional el uso del mismo como la herramienta excepcional elegida, erróneamente por el Gobierno, para confinar a los españoles y cerrar el Parlamento durante seis meses.
El también catedrático de Derecho Constitucional por la Universidad de Extremadura fue, también, rector de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), cargo al que accedió en mayo de 2002 y renovó hasta en dos mandatos posteriores, en las elecciones de diciembre de 2005 y en los comicios de 2009. 
En su extenso currículum consta la Subdirección General del Centro de Estudios Políticos y Constitucionales que ocupó entre los años 1998 y 2002. Posteriormente y tras su salida del puesto, se convertiría en vocal de la Junta Electoral Central, hasta 2013, período que compaginó con el Rectorado de la Rey Juan Carlos de Madrid. Concretamente, de 2006 a 2009 fue presidente de la Conferencia de Rectores de las Universidades Públicas Madrileñas (CRUMA) y, en 2008 se incorporó, en paralelo, como vocal de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE). Como vicepresidente de la Comisión de Ética del Comité Olímpico Español, de 2007 a 2013. 
El nuevo presidente del Tribunal Constitucional accedió como Magistrado del órgano en la renovación de 2013. En los últimos años, 2018, ha sido designado Académico de Número de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación de España.
Comentarios
tracking