27 de mayo de 2022

El líder de Podemos, Pablo Iglesias (c), junto a los miembros de su equipo, Tania González (i), Carolina Bescansa (2ªi), Íñigo Errejón (d) y Juan Carlos Monedero (2ºd), durante el acto de clausura de la Asamblea Ciudadana en el que han dado a conocer la nueva dirección, hoy en el Teatro Nuevo Apolo de Madrid. Pablo Iglesias ha sido elegido secretario general de Podemos por una amplia mayoría de los votantes (95.311 votos) de la Asamblea Ciudadana del partido, que han dado también su apoyo mayoritario a los miembros de su equipo para conformar la nueva dirección de la fuerza política

Aniversario de la formación populista

Ocho años de Podemos: un partido desgastado por un carrusel de incoherencias

Los morados han incumplido varias de las promesas estrella que les llevaron a irrumpir en el panorama político español

Ocho años han pasado desde que el candor del 15-M diese como resultado el surgimiento de un nuevo partido: Podemos. Poco queda de las promesas que la formación realizó en sus primeros años. Ni transparencia ni continuar con su vida anterior ni la renuncia a los «privilegios» de la clase política.

Transparencia

Podemos ha presumido desde sus inicios de ser un partido transparente, con «paredes de cristal», a través de las cuales los españoles podrían consultar sus cuentas. Sin embargo, el paso de los años ha hecho mella en la transparencia de Podemos, que ahora es prácticamente nula. El último paso que han dado hacia su opacidad ha sido la eliminación de la página en la que se podía consultar la declaración de bienes de sus miembros. De esta manera, aquellos que no pertenezcan a ningún parlamento pueden ocultar estos datos.
Además, existen otros aspectos desconocidos respecto a la transparencia de los morados. La donación de parte del sueldo que sus cargos realizan no tiene un destino preciso. En sus comienzos, este dinero se invertía en proyectos sociales que los militantes elegían. En la actualidad no se revelan cuáles son dichas actividades.

Chalet en Galapagar

Uno de los momentos clave en la pérdida de votantes de Podemos fue la compra de un chalet de más de 600.000 euros en una exclusiva urbanización de Galapagar por parte del que era secretario general, Pablo Iglesias, y su pareja y dirigente del partido, Irene Montero.
La noticia publicada por Okdiario desató la polémica. No lo hizo por la adquisición de una propiedad de alto coste sino por las críticas previas que el propio Iglesias había hecho de este tipo de asuntos. «Me parece peligroso el rollo de aislar a alguien... Entonces no saben lo que pasa fuera. Es decir, este rollo de los políticos que viven en Somosaguas, que viven en chalets, que no saben lo que es coger el transporte público...», aseguró el exvicepresidente durante una entrevista en televisión. Por aquel entonces, Iglesias vivía en Vallecas.

Coches oficiales

El partido criticaba en sus comienzos los privilegios de la clase política. Sin embargo, Podemos cuenta con un total de 19 coches oficiales a su disposición desde que entró en el Gobierno. De la misma manera, la formación no hace ascos a las dietas que reciben mensualmente.
Tal y como informó este medio, los diputados (incluidos los de Podemos) han continuado cobrando sus dietas durante el mes de enero a pesar de ser mes inhábil en el Congreso. Las dietas ascienden a 935 euros si lo hacen por Madrid y 1.959 euros si es otra diferente. Esta cuantía está, además, exenta de pagar impuestos.

Aforamientos

Podemos prometió suprimir el «privilegio» que supone ser aforado. «La proliferación de la figura de los aforamientos no ha tenido nada que ver con la protección de los representantes públicos frente a represalias y amenazas de los más poderosos, sino con un sistema de protecciones y favores que permite a los partidos ofrecer cierto privilegio judicial a algunos de sus miembros», incluyó en su programa electoral.
Algo similar se puede leer en su código ético, a través del cual regulan su política interna. En el documento se recoge la obligatoriedad de sus miembros de «renunciar a cualquier privilegio jurídico o material derivado de forma directa de la condición de representante y, desde la responsabilidad como cargo público, al acogimiento a cualquier figura de aforamiento judicial».
Sin embargo, cargos como el exvicepresidente Pablo Iglesias o el ex diputado Alberto Rodríguez se aferraron a esta condición a la hora de enfrentarse a sus procesos judiciales.

Democracia interna

El partido estableció en su fundación la necesidad de realizar todo tipo de encuestas internas que favorecieran la participación de sus militantes. Tanto es así que establecieron un sistema mediante el cual sus afiliados podían elegir los pasos que debía seguir el partido. Este tipo de preguntas han desaparecido cuando Podemos llegó al Gobierno.
Además, las primarias en las que se han elegido sus candidatos y líderes siempre se han mostrado claramente favorables al candidato elegido por la cúpula, dejando apenas espacio para sus contrincantes.

Dimisión de imputados

Varios miembros del partido han sido imputados en distintas causas. Podemos llegó a cambiar su código ético para suavizar la obligación de sus cargos a dimitir. Al comienzo, el documento recogía «el compromiso de renuncia al cargo público, interno del partido o a cualquier candidatura a los mismos en caso de ser imputado, procesado o condenado».
Fue en el año 2018, inmersos en el 'caso Dina' o las investigaciones sobre su financiación, cuando modificaron sus leyes internas para eliminar la necesidad de que sus imputados tengan que abandonar su cargo.
A pesar de ello, miembros como Pablo Echenique, condenado por las irregularidades cometidas con su asistente y por acusar de violador a un asesinado, nunca han cumplido con su obligación de dimitir y continúan en su puesto.
Pablo Echenique en el Congreso

Pablo Echenique, en el CongresoEfe

Corrupción

Podemos se ha visto inmerso en múltiples investigaciones sobre su supuesta corrupción. En los últimos tiempos han sido señalados por sus ex abogados y trabajadores que aseguraron que el partido les había cesado por investigar irregularidades dentro de la formación.
Por otro lado, uno de los más sonados fue el 'caso Neurona', que ha derivado en la apertura de distintas líneas de indagación que, hoy, continúan abiertas. El partido que aseguró llegar para regenerar la política ha tenido que enfrentarse a investigaciones judiciales encaminadas, precisamente, a descartar su supuesta corrupción.

Protección policial

«Me emociona ver que unos manifestantes agreden a un policía». Estas eran las declaraciones que Pablo Iglesias realizaba en un medio de comunicación antes de fundar Podemos. El exvicepresidente hizo uso, sin embargo, de agentes de Policía y Guardia Civil para proteger su chalet de Galapagar. A día de hoy, su casa sigue contando con un servicio de vigilancia de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.
Comentarios
tracking