10 de agosto de 2022

Alfonso Fernández-Mañueco, ganador de las elecciones en Castilla y León

Crónica del balance electoral

El PP suma más escaños que PSOE, Podemos y Ciudadanos juntos

Pablo Casado logra su segunda victoria autonómica consecutiva frente a Pedro Sánchez y enfila el camino hacia las elecciones andaluzas que, se adelanten o no, serán en 2022

Vayamos a lo esencial. Alfonso Fernández-Mañueco ha ganado las elecciones autonómicas en Castilla y León. Es la primera vez que lo hace su candidatura, porque en 2019 el Partido Popular quedó segundo. El PSOE, por su parte, sufre una dura derrota; ha pasado de ganar los anteriores comicios a perderlos, dejándose por el camino seis procuradores, que es el nombre de los diputados autonómicos en esta región.
Hay más. El PP, con 31 escaños, suma más que PSOE, Podemos y Ciudadanos juntos. Las dos izquierdas más los centristas carecen de posibilidades de realizar un vuelco electoral. Si Luis Tudanca quisiera comandar una alternativa Frankenstein con Podemos y los provincialistas necesitaría la complicidad de Vox, vía abstención. Dicho vuelco, por tanto, resulta inviable.

Mañueco podría gobernar en solitario con un juego de geometría variable, poniendo a Vox en el brete constante de apoyar al PP o irse con las izquierdas y localistas

Del mismo modo que no conviene soslayar la fuerza de Vox, que pasa de uno a 13 escaños, los de Santiago Abascal tampoco pueden esquivar el hecho ya señalado de que su única carta consiste en apoyar a un PP que les triplica en resultados. Con los números en la mano, Mañueco incluso podría gobernar en solitario con un juego de geometría variable, poniendo a Vox en el brete constante de apoyar al PP o irse con las izquierdas y los provincialistas. La fórmula por la que Vox brindará su apoyo al PP —quizás entrando en el Gobierno autonómico, ahora o más adelante— dependerá de posteriores negociaciones, que se adivinan arduas.
Vox tiene ante sí una doble responsabilidad, histórica y de partido. Una exigencia de entrada en el Ejecutivo regional —aunque su capacidad real de exigencia como ya hemos indicado resulta relativa— podría servir para movilizar a las izquierdas, singularmente a un Pedro Sánchez que desde el Gobierno no dudará en activar la alerta antifascista como tabla de salvación; pero no hacerlo, no entrar en el Gobierno de Mañueco, enviaría un mensaje desmotivador hacia sus posibles votantes en Andalucía, donde acontecerá el próximo duelo electoral que, se adelante o no, toca en 2022.
Más lecturas.
La caída del PSOE es contundente, sin paliativos ni excusas. La fuerte implicación del propio Sánchez y del expresidente Zapatero no ha frenado la caída; antes bien, la ha hecho aun más dolorosa. Esta capitulación en Castilla y León de los socialistas traspasa lo anecdótico, dado que es su segunda derrota consecutiva tras los intentos de moción de censura que Moncloa en mayo de 2021 trató de impulsar en Castilla y León, Murcia y Madrid. Curiosamente, lo dos principales partidos implicados en aquella operación, PSOE y Ciudadanos, han sufrido hoy severas derrotas. En el caso del partido de Inés Arrimadas confirma que es una formación muerta, residual.

El interrogante consiste en saber cómo articularán Casado y Abascal la convivencia a la que parecen destinados a entenderse

El resultado en términos generales resulta positivo para los ‘populares’, pero no coincide con las expectativas generadas cuando se convocaron estas elecciones anticipadas. Mañueco gobernará, aunque su resultado no es similar al de Isabel Díaz Ayuso en Madrid. Si estas elecciones consolidan un cambio no es tanto por el despegue de la marca PP, sino por el desgaste de PSOE, Podemos y Ciudadanos y, singularmente, por la fuerza con la que penetra Vox, que no por ello deja de ser una formación minoritaria. «Eppur si muove», pensará alguno en Génova.
La sociedad española parece haber emprendido un giro hacia la derecha, tendencia que supone una homologación con respecto al conjunto general europeo. En estas elecciones tres partidos, PP, Vox y Cs, suman el 53,6% de los votos, frente a las 35,2% de PSOE y Podemos-IU. Este movimiento, que tiene su traslación a nivel nacional, beneficia a los 'populares' porque dentro de este marco ideológico constituyen el principal partido; pero este giro hacia el conservadurismo han de repartírselo dos franquicias, PP y Vox, sin visos de que ninguno vaya a deglutir al otro a corto o medio plazo.
El interrogante consiste en saber ahora cómo articularán Pablo Casado y Santiago Abascal esta convivencia a la que parecen destinados a entenderse, tanto en el futuro inmediato, de cara a las andaluzas de 2022, como frente a las generales de finales de 2023. Las dos formaciones tendrán que armonizar sus intereses de partido con el interés general del país, que para ambos —en teoría— pasa por vencer cuanto antes al Gobierno de Pedro Sánchez.
PP y Vox. ¿Polaridades creativas? ¿Antagonismos destructores? ¿O al final solo quedará uno? El tiempo lo dirá.
Teodoro García Egea, secretario general del PP, en la noche electoral desde Génova

Teodoro García Egea, secretario general del PP, en la noche electoral desde GénovaTarek

Egea, cambio de ciclo «imparable»

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha asegurado este domingo que en Castilla y León «debe» gobernar el PP, dando a entender que no contempla un Gobierno de coalición con Vox.
«El PP hoy sale fuerte, sale con ganas, salimos a ganar y salimos a ofrecer esperanza a los españoles», ha declarado García Egea en una comparecencia en la sede del PP, donde ha afirmado que esta noche no es «buena» para Pedro Sánchez.

Egea ha dado a entender que no contempla un Gobierno de coalición con Vox

García Egea ha asegurado que estas elecciones son las de «la misión cumplida» porque el PP pasa a ser la fuerza más votada en Castilla y León, «suma más votos que el PSOE y Podemos juntos» y «triplica a Vox». «El PP gana y el PSOE pierde. Lo contrario que hace tres años», ha enfatizado.
Además, ha recalcado que el resultado de estos comicios confirma que «el cambio de ciclo es imparable». «Castilla y León ha dicho 'no' a Pedro Sánchez y a sus socios y compañeros de viaje», ha enfatizado.
Alfonso Fernández Mañueco, candidato del PP, durante la jornada electoral

Alfonso Fernández Mañueco, candidato del PP, durante la jornada electoralEl Debate

Mañueco, «mandato de gobierno del PP»

Por su parte, el candidato del Partido Popular a la Presidencia de la Junta, Alfonso Fernández-Mañueco, ha destacado que «Castilla y León ha decidido que gobierne el Partido Popular» y ha anunciado su intención de «iniciar un diálogo con todas las fuerzas políticas que tienen representación en el arco parlamentario», evitando cualquier referencia concreta a la oferta que le había realizado previamente el líder de Vox, Santiago Abascal, de gobierno de coalición.
Mañueco ha recordado que la participación ha sido «ejemplar, excepcional» y «similar a 2019», cuando la cita electoral coincidió con las municipales.
«Éramos conscientes de que toda España nos estaba mirando y hemos estado a la altura de las circunstancias», ha dicho antes de asegurar a los asistentes que está «muy orgulloso del resultado». «Hemos apostado por Castilla y León y hemos ganado las elecciones», ha dicho.

Mañueco ha evitando cualquier referencia concreta a la oferta que le había realizado previamente Abascal de gobierno de coalición

«Nos han dado el respaldo mayoritario para gobernar. El mandato de las personas es claro, gobierno del Partido Popular, gobierno del Partido Popular con diálogo y acuerdo, y así voy a actuar», ha añadido
Ante estos resultados, ha incidido en su intención de «iniciar un diálogo con todas las fuerzas políticas que tienen representación en el arco parlamentario», y ha adelantado que además de celebrar en los próximos días un comité ejecutivo autonómico del PP, tiene la intención de «dialogar con todos, para formar un gobierno de todos y para todos».
Con este fin, ha continuado, pretende «alcanzar acuerdos para formar un gobierno eficaz, estable, sin la amenaza constante y permanente de mociones de censura», en referencia a la última legislatura y su acuerdo con Ciudadanos y a los motivos, que según sus palabras, le llevaron a adelantar los comicios autonómicos.
Comentarios
tracking