03 de julio de 2022

Sánchez asume el lenguaje independentista: «piolines» lo usó una diputada de ERC el día antes

Monserrat Bassa en el Congreso de los DiputadosCongreso de los Diputados

Otra batalla que ganan

Sánchez asume el lenguaje independentista: «piolines» lo usó una diputada de ERC el día antes

ERC, Junts y la CUP llevan años usando el término de forma despectiva para referirse a los agentes desplegados el 1-O, y ahora el presidente lo hace suyo. Su entorno niega mala intención

El presidente del Gobierno ha asumido el marco y el lenguaje independentista al referirse como «piolines» a los policías y guardias civiles que fueron desplegados en Cataluña para hacer frente al referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017.
De hecho, la polémica intervención de Pedro Sánchez este miércoles en el Congreso bien pudo estar inspirada en la que hizo horas antes en esa misma tribuna la diputada de ERC -partido socio del Gobierno- Montserrat Bassa. Que es, además, hermana de la ex consejera Dolors Bassa, condenada a 12 años de prisión por sedición y malversación por el 1-O y después indultada por el Ejecutivo del PSOE y Unidas Podemos.
El martes, durante el debate sobre una proposición no de ley del PSOE acerca de la salud mental y emocional en el sistema educativo, Bassa sostuvo, tal y como recoge el vídeo publicado por El Debate: «Si tienen verdadero interés en que haya una adecuada atención mental y sociosanitaria en la adolescencia y en toda la población en general, lo que deben hacer -porque sí es competencia suya, del Gobierno- es financiar adecuadamente a las comunidades autónomas. Recorten en espías, en armamento, en policías, en guardias civiles y en piolines y financien a las comunidades autónomas, que son quienes gastan el 80% de su presupuesto en políticas sociales».

El independentismo siempre ha usado el término de forma despectiva

No era la primera ni probablemente será la última que el independentismo utiliza el término «piolín» o «piolines» para aludir a los agentes que formaron parte del dispositivo del 1-O, bautizado como Operación Copérnico, y siempre de forma despectiva, convirtiéndolos en una caricatura.
De ahí que los sindicatos de la Policía y las asociaciones de la Guardia Civil hayan mostrado su indignación por el hecho de que sea el presidente del Gobierno el que replica esa expresión. Jupol, el sindicato policial mayoritario, ha llamado a Sánchez «sinvergüenza».
Desde 2017, los diputados y senadores de ERC, Junts per Catalunya y la CUP han hablado recurrentemente de ello también en las Cortes. La propia Bassa afirmó en sede parlamentaria el pasado mes de octubre: «Nuestra policía, aun con los fallos que pueda tener, son los Mossos d’Esquadra, la Policía nacional de Cataluña. Y la Policía española y la Guardia Civil no son necesarias ni bienvenidas en nuestro país, porque, como demostraron el 1 de octubre, ¡son fuerzas de ocupación! Desembarcaron en un ridículo Piolín -porque realmente son así de cutres-, venidos desde España al grito de ‘a por ellos’, llenos de odio y nos aporrearon. ¿Y a esos salvajes ustedes piensan que nosotros les queremos? Pues no».

Sánchez no quería decir lo que se entendió

Desde el entorno de Sánchez han intentado apagar el incendio aclarando que el presidente no pretendía faltar al respeto a los agentes, sino poner de manifiesto las condiciones en las que fueron enviados a Cataluña por un Gobierno del PP.
Los ministros del Interior y de Asuntos Exteriores han insistido en eso mismo durante sus intervenciones en la Cámara Baja: «Vergüenza fueron las condiciones en las que enviaron a los policías en ese barco», ha asegurado José Manuel Albares. En tanto que Fernando Grande-Marlaska las ha calificado abiertamente de «condiciones indignas».
«Lávense la boca antes de hablar así a los policías que nos defendieron en 2017», les ha recomendado la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas.
Por su parte, el entonces ministro del Interior, el popular Juan Ignacio Zoido, ha replicado a Sánchez que la diferencia entre él y el PP es que él «indulta a condenados por sedición y es rehén de sus socios independentistas. Y también que insulta llamando «piolines» a los servidores públicos que fueron a Cataluña a defender la Constitución».
Comentarios
tracking