07 de julio de 2022

Garzón confiesa que no sabe para qué sirven delirantes campañas como la de organizar la nevera y usar táper

Garzón confiesa que no sabe para qué sirven delirantes campañas como la de organizar la nevera y usar táperEl Debate

Garzón confiesa que no sabe para qué sirven las delirantes campañas como la de organizar la nevera y usar táper

El ministro de Consumo desconoce la utilidad y los efectos de su enésima campaña para adoctrinar en asuntos como la organización del frigorífico en pleno repunte de las tarifas eléctricas

Obligado a llenar de contenido un Ministerio que apenas ha dado tradicionalmente para una Secretaría de Estado o una dirección general adscrita a la cartera de Sanidad, Alberto Garzón va a dejar huella de su paso como titular de Consumo del Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos por sus acciones y campañas disparatadas, más dirigidas a generar proselitismo y practicar postureo 'progre' que a gestionar con rigor los servicios y el dinero público.
Así, siguiendo la estela de ocurrencias como el desprecio a la verdura de invernadero, con desplante incluido al ministro de Agricultura, y la ridícula huelga de juguetes en vísperas de Navidad, bien regadas con dinero de todos, Garzón ha vuelto a meter la pata con dos campañas absurdas de utilidad tan cuestionable como ausente de cualquier control de resultados.
Una de ellas se consagró a enseñar a la ciudadanía a colocar con orden los alimentos y las bebidas en el frigorífico. En esta campaña, desarrollada a través de las redes sociales en pleno repunte del precio de la luz, el ministro ponía el acento en que los huevos jamás debían estar colocados en la puerta de la nevera, sino en el estante intermedio, mientras que los lácteos y productos cocinados habían de ocupar la parte superior, y los productos frescos en los inferiores. Se evitaba así el contacto y la posible contaminación entre productos.
Además, se incorporaba otro mensaje con un vídeo explicativo que incluía una retahíla de recomendaciones a seguir para depositar la comida en el frigorífico una vez que se llega de la compra. Consejos de lo más corrientes que cualquier consumidor ya tiene en cuenta de sobra en su día a día a la hora de mantener bien organizada su nevera.
Pese a su simpleza, el ministro reconoce no tener clara la utilidad de la campaña pues, de acuerdo con la documentación que obra en poder de El Debate en exclusiva, se limita a justificarla bajo el criterio de que, entre sus competencias, se encuentra «la realización de campañas institucionales dirigidas a aumentar la información y formación de la ciudadanía en relación con las materias objeto de su competencia». Sin más concreciones.

Los 57 millones de Garzón

Eso sí, Garzón lleva a gala y presume abiertamente de haber realizado la campaña con «recursos materiales y humanos propios del Ministerio de Consumo», tratando de hacer creer así que no tiene ningún coste ya que no precisa recurrir a una empresa externa para realizarla. Olvida apuntar que su cartera ya cuenta con una dotación de más de 57 millones de euros de presupuesto que habitualmente destina a campañas similares, aunque no se especifica en ningún momento la dotación exacta habilitada para esta acción.
Lo curioso es que otra campaña parecida en simpleza y nulos resultados, la de la «huelga de juguetes», tuvo un coste añadido de 100.000 euros, a pesar de que ya disponía del mismo equipo de asesores que sí pudo encargarse de esta relativa a cómo organizar la nevera.
Tampoco estima oportuno evaluar el impacto de la campaña, un aspiración lógica si se desea conocer qué frutos ha arrojado en materia de «información y formación». De hecho, simplemente se señala desde el ministerio que ante la publicación de un mensaje de carácter informativo en redes sociales no se considera oportuno la realización de una «evaluación de los objetivos alcanzados». Ni siquiera conocer el alcance real que ha tenido entre los usuarios de las redes.
Se señala desde el ministerio que ante la publicación de un mensaje de carácter informativo en redes sociales no se considera oportuno la realización de una “evaluación de los objetivos alcanzados”

Se señala desde el ministerio que ante la publicación de un mensaje de carácter informativo en redes sociales no se considera oportuno la realización de una «evaluación de los objetivos alcanzados»El Debate

El mismo proceder siguió el ministro Garzón con otra campaña de corte muy similar en la que se ofrecían instrucciones precisas a los españoles para prepararse un táper con el propósito de que estos recipientes no «supongan ningún peligro». Para la salud, se supone.
Además de insistir en recordar que «como en casa no se come en ningún sitio», que fue interpretado como otro menosprecio a la hostelería, lanzaba consejos tan evidentes como lavarse las manos antes de cocinar o no meter alimentos recién cocinados en la nevera, aparte de explicar que, aunque es menos sostenible, es mejor usar recipientes de plástico porque no se rompen como los de cristal.
De nuevo en este caso, tal y como consta en la documentación de El Debate, desde el Ministerio se justifica la razón de ser de la campaña en que «se trata de acciones de difusión del Departamento a través de redes sociales, que, al igual que otras comunicaciones similares, buscaba la sensibilización y mejora de hábitos de consumo de la población, tanto desde el punto de vista de la salud como del medioambiental».
Igualmente, Garzón reitera que «estas acciones se realizaron por el equipo de comunicación del Ministerio de Consumo, con recursos propios del Departamento, por lo tanto, no se ha generado ningún coste», dejando de lado la cuantía que ya representa tener en nómina a los trabajadores que están a sus órdenes y caprichos.
En definitiva, el titular de Consumo continúa destinando medios públicos para campañas de dudosa eficacia que ni él mismo se preocupa de fiscalizar a posteriori. Su labor como ministro cada vez queda más reducida a meros mensajes en las redes sociales, aparte de acciones o declaraciones puntuales y extemporáneas cuyo único resultado contrastado es el de soliviantar a sectores claves del comercio o la economía de nuestro país.
Comentarios
tracking