02 de octubre de 2022

Decenas de inmigrantes hacinados tras intentar saltar la valla hacia Melilla

Decenas de inmigrantes hacinados tras intentar saltar la valla hacia Melilla

Mohamed VI utiliza una organización pantalla para lanzar la crítica

Marruecos critica la «inacción» de España durante los incidentes de la verja de Melilla

El Consejo Nacional de Derechos Humanos señala que las autoridades españolas «no auxiliaron a los migrantes»

El Consejo Nacional de Derechos Humanos (CNDH), una comisión dependiente del Gobierno de Marruecos, ha cuestionado el papel de las autoridades españolas tras el intento masivo de más de 2.000 subsaharianos de cruzar la valla de Melilla el pasado 24 de junio y ha argumentado que «vacilaron» a la hora de prestar «la asistencia y auxilios necesarios» para evitar un aumento de la violencia.
El informe final redactado por la comisión, presidida por Amina Bouayach y Mounir Bensalá, ambos nombrados por el sultán Mohamed VI de Marruecos, ha cifrado en 23 el número de muertos y en 217 el de heridos, de los cuales 140 son policías y 77 migrantes, la mayoría procedentes de Sudán y Chad. Todos ellos habían llegado a Marruecos a través de Libia y Argelia.
El CNDH ha indicado así que los hechos de violencia tuvieron lugar debido a la inacción de las autoridades españolas «a pesar de los empujones y enganches de migrantes frente a las puertas que permanecían herméticamente cerradas» y cuya consecuencia «más probable» fue la de «aumentar el número de muertos y heridos».
El CNDH ha indicado así que los hechos de violencia tuvieron lugar debido a la inacción de las autoridades españolas «a pesar de los empujones y enganches de migrantes frente a las puertas que permanecían herméticamente cerradas» y cuya consecuencia «más probable» fue la de «aumentar el número de muertos y heridos».
La comisión, sin embargo, no ha podido determinar si el origen de las lesiones de algunos migrantes fueron consecuencia de las caídas y empujones sufridos o, sin embargo, lesiones resultantes de un uso desproporcionado de la fuerza.
El CNDH, que ha realizado numerosas entrevistas con autoridades locales, asociaciones no gubernamentales y migrantes afectados, ha concluido además que «no se recurrió a las balas» en ningún momento y que las fuerzas de seguridad hicieron uso de porras y gases lacrimógenos.
Imagen delministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska

Imagen delministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska

Marlaska contesta, pero poco

El Ministerio del Interior ha defendido este miércoles que actuó con «criterios de proporcionalidad y de pleno respeto a los derechos humanos» durante el intento masivo de más de 2.000 subsaharianos de cruzar la valla de Melilla del pasado 24 de junio.
Fuentes del departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska no han entrado a valorar las afirmaciones preliminares del Consejo Nacional de Derechos Humanos, CNDH. Sin embargo, el Ministerio sí que ha defendido que la Guardia Civil actuó «en todo momento dentro del marco legal nacional e internacional» y siempre «con criterios de proporcionalidad y de pleno respeto a los derechos humanos, sin que pueda atribuirse a ninguno de los agentes ningún tipo de actuación contraria a ellos».
Comentarios
tracking