24 de septiembre de 2022

Post-itJorge Sanz Casillas

¿Es peor Sánchez que Zapatero?

Pedro Sánchez es la puesta en práctica, uso y abuso de todo aquello que Zapatero solo se atrevía a susurrarle a Gabilondo

Es un debate que está en la calle y no conviene evitarlo. Como ocurre con el coronavirus, antes o después nos va a alcanzar, así que es preferible que lo hagamos con las vacunas puestas y la memoria ejercitada, porque la pregunta no es fácil: ¿Es peor Sánchez que Zapatero?
Julio Maldonado ‘Maldini’ es un analista de fútbol que, cuando tiene que comparar futbolistas de diferentes épocas, acostumbra a decir que «el mejor siempre es el último». Y aunque para él Maradona siempre será el más grande, reconoce que Messi ha tenido mejor trayectoria por la propia evolución del juego, del ser humano y, lo más importante, del reglamento y los estadios. Que hay que analizar a cada uno en su circunstancia, y que habría que ver a Messi corriendo por campos de fútbol más pensados para la remolacha y esquivando las patadas al menisco de defensas con bigote.
La clave en política está en definir qué es mejor, qué es peor y en qué contexto operó cada uno. ¿Qué fue más nocivo? ¿Lo que Zapatero ideó –el blanqueamiento del terrorismo y el entendimiento con aquellos que defienden la disolución de España tal y como la conocemos– o la puesta en práctica, uso y abuso que Sánchez ha hecho de todo aquello?
Las similitudes son numerosas. En el año 2008, cuando vinieron mal dadas, Zapatero ofreció una devolución de 400 euros a 13 millones de contribuyentes en caso de ser reelegido. Tan chavista como suena. Después, una vez ganados los comicios, su ministro Miguel Sebastián repartió 22 millones de bombillas de bajo consumo para reducir la factura de la luz (en Correos hay espaldas que aún no se han recuperado de aquello). Y, por último, cuando la legislatura agonizaba, el propio Sebastián renunció a la corbata alegando motivos de ahorro energético.
Han pasado 14 años y ahora tenemos a un ministro, Miquel Iceta, que ni demuestra cultura ni practica deporte, pero que va a regalar 400 euros en cultura y entretenimiento a todos los jóvenes que cumplan 18 años en 2022, para que cuando llegue 2023 y la hora de votar se acuerden de quién les compró el Fortnite. El paripé de la corbata se lo han dejado esta vez al presidente porque, puestos a quitarnos ropa, mejor que lo haga el guapo o el que tiene un cuerpo más normativo, como dice la neolengua de la extrema izquierda.
La historia dirá quién fue mejor y quién peor, y seguramente no habrá consenso. En cuatro años a Pedro Sánchez le ha dado tiempo a llevar al extremo todo aquello que Zapatero solo se atrevía a susurrarle a Gabilondo –«nos conviene que haya tensión»–, pero para mí siempre será peor quien abrió camino en todo aquello que hoy nos lastima.
Comentarios
tracking