01 de octubre de 2022

Reparto de hielo

Reparto de hieloEuropa Press

Crisis energética

La escasez de hielos se prolonga: «No se prevé que lleguen en las próximas semanas»

Al no llegar a una estabilización de los costes para poder venderlo a un precio razonable, «las fábricas pararon la producción y es ahora, cuando se está notando. La previsión es que en agosto no haya hielo»

La falta de bolsas de hielo en los supermercados es un problema que afecta a estos establecimientos de forma generalizada. La subida en el precio de la luz y de los carburantes ha hecho que los fabricantes paren la producción ante la inestabilidad de los costes, y se prevé que todo vaya a peor.
El Debate ha podido confirmar que grandes cadenas de supermercados como Carrefour no disponen de ninguna bolsa de hielo. «Llevamos así una semana y no llega nada», explicaba una de las encargadas del establecimiento. Lo peor no queda ahí, también han indicado que «no tienen noticias de que vayan a recibir en los próximos días».
Desde la semana pasada no llega suministro a varios supermercados, la última vez que los vieron fue hace 6-7 días, desde entonces nada. «Se agotaron todas las unidades en tres días, no se qué vamos a hacer», subrayaba el dependiente de Carrefour.
Otro de los supermercados nos ha confesado que está en la misma situación. «Desde hace una semana no hemos recibido ni una sola bolsa y tampoco tenemos noticias de que vayamos a recibir en las próximas semanas», nos explicaba el encargado del local.
Quienes cuentan con alguna unidad de estos valorados cubitos ponen sus restricciones. «De modo excepcional hasta que la situación se restablezca, rogamos a nuestros clientes que compren dos unidades por cliente y día de este producto», se puede leer en uno de los carteles que tiene los supermercados Alcampo. Aún así, la limitación puede variar dentro de cada cadena.
La misma cadena nos relata que hace dos semanas los reponedores acudían diariamente, pero desde esta semana la frecuencia se ha visto reducida considerablemente. «Antes venían a diario, ahora cada 3 o 4 días vienen a reponernos hielo. Recibimos unas 40-50 bolsas, gracias a que tenemos puestas ciertas restricciones porque no durarían ni un día», nos explicaba la dependienta en la caja.
Escasez de hielos en muchos supermercados

Escasez de hielos en muchos supermercadosEvelio Giménez

Los clientes también se han sumado a las quejas por la falta de suministros. «Esto es una de las consecuencias de lo que hemos ido arrastrando durante esta crisis y ahora lo estamos pagando. Lo que dicen los productores es que no han tenido tiempo para fabricar y ahora no pueden reponer», señalaba una clienta.
Ante este panorama los testimonios que ha recogido El Debate aseguran que «los fabricarán en casa con las cubiteras». Asimismo, añaden que «últimamente está todo muy negativo y hay que poner un poco de nuestra parte porque va a llegar un punto en el que no va a haber marcha atrás».
La falta de hielos es un problema que afecta a supermercados y hosteleros

La falta de hielos es un problema que afecta a supermercados y hostelerosEvelio Giménez

Bares y restaurantes

Otro sector que se está viendo afectado en menor medida es el de la hostelería. Bares y restaurantes han notado la bajada del suministro de hielo. Aunque destacan que resisten «gracias a que trabajan directamente con las empresas heladeras».
Con el objetivo de tener hielo en sus congeladores, muchos establecimientos han tenido que comprar uno de «menor calidad». «Las empresas tiene que comprar otra clase de hielo, uno que sea más blando, que aguante menos… porque si no al final te quedas sin él y no es plan», explicaba el dueño del bar Épa.

¿Por qué no quedan?

El motivo es el aumento en el precio de la energía en los últimos meses, el incremento del precio del carburante de cara al traslado y reparto en los supermercados, y la alta demanda en los meses de primavera ante una temprana ola de calor. Además, se suma las altas temperaturas que estamos presenciando durante este verano.
El almacenamiento de hielo empieza durante los primeros meses del año para que no se acumule un excedente en los meses de máxima demanda. Los expertos hablan de que «como no se ha podido llegar a una estabilización de los costes para poder vender hielo a un precio razonable, las fábricas pararon la producción y es ahora, cuando se está notando. La previsión es que en agosto no haya hielo».
Antes fue el papel higiénico, ahora el hielo y en el futuro quién sabe. Esperemos que se ponga fin a la escasez de productos y se vuelva a la «normalidad».
Comentarios
tracking