04 de febrero de 2023

Pepa Millán, durante la entrevista con El Debate

Pepa Millán, durante la entrevista con El DebatePaula Argüelles

Entrevista

Pepa Millán (Vox): «España hoy es una nación débil, dependiente e irrelevante»

La nueva senadora de Vox reprocha al Gobierno estar desarrollando «una política energética contraria al interés general de los españoles» y describe la nueva Ley del aborto como «una consecuencia de una izquierda que considera a la persona como un bien con el que mercantilizar»​

«Con muchas ganas y mucha ilusión», pero también «con mucha responsabilidad», María José Rodríguez de Millán (Cabra, Córdoba, 1995), la nueva senadora de Vox por Andalucía, afronta su etapa como representante de la región en la Cámara Alta. Graduada en Derecho por la Universidad de Sevilla, ha trabajado en el Parlamento de Andalucía y desde julio comienza una nueva andadura en la Cámara Alta, donde tomó posesión de su cargo la pasada semana. Recibe a El Debate en la sede de Vox en Madrid, para abordar la política energética, la inmigración ilegal y otras cuestiones que marcan la agenda en el arranque del nuevo curso político.
– Usted viene del Parlamento andaluz, donde ha sido asesora de su grupo parlamentario en varias áreas, como empleo o igualdad. ¿Qué destacaría de ese período de su trayectoria?
– Fue un periodo muy enriquecedor porque al final tienes acceso a una información y y puedes trabajar en algo que normalmente el ciudadano desconoce, pero que le afecta a su vida directamente. Durante esa etapa conocí cómo era el funcionamiento parlamentario y demás, pero para mí, sin duda, lo más importante fue conocer de primera mano los problemas que tienen los andaluces y el despilfarro descomunal que suponen los parlamentos autonómicos hoy en España, una cantidad de dinero que se podría destinar a muchísimas cosas. En el Parlamento de Andalucía pude comprobar cómo se dilapidan los recursos de los andaluces en agencias, en entes, en observatorios, en muchas cosas que realmente no sirven de mucho y que tienen un coste que podría ponerse a disposición de los andaluces, sobre todo en una crisis económica, energética y social como la que estamos viviendo ahora mismo.
– ¿Cuáles diría que son las medidas más urgentes que debería llevar a cabo el Gobierno de la Junta?
– Fundamentalmente el empleo. Si bien es una competencia estatal, el Parlamento de Andalucía y el Gobierno de la Junta de Andalucía tienen capacidad para poner en marcha unas verdaderas políticas activas de empleo, para facilitar a la gente el acceso a un empleo digno con salarios dignos, un acceso a una formación profesional de calidad que se centre en el sector primario y secundario, que son los principales potenciales que tiene Andalucía.
Y terminar con el gasto superfluo, el gasto ideológico por el que se dilapidan los recursos de todos los andaluces, porque el contribuyente de Andalucía tiene que saber que está pagando unos impuestos, y que la gran mayoría de esos impuestos no van para Educación o Sanidad en muchos casos como nos quieren hacer creer. El caso de la Sanidad en Andalucía es un ejemplo muy evidente. Seguimos teniendo unas listas de espera ingentes, sigue faltando personal sanitario, siguen cerrando los centros de Atención Primaria... Todo ese dinero tiene que ir verdaderamente a eso. En Andalucía se hicieron unas auditorías a petición de Vox, y ahí se evidenció lo que ya sabíamos, que era que había una Administración paralela descomunal que había que recortar, y el Gobierno de Juanma Moreno no lo ha hecho.
María José Rodríguez de Millán, en la sede de Vox en Madrid

María José Rodríguez de Millán, en la sede de Vox en MadridPaula Argüelles

– Uno de los temas que centran el debate parlamentario es la cuestión energética. Usted recriminó al Gobierno en su intervención en el Senado que continúe con su «ideología climática», y Vox ha propuesto un Plan de Soberanía Energética. ¿Cuáles son los puntos principales de este plan?
– Lo primero que hay que dejar claro es que el Gobierno de Pedro Sánchez y de Podemos lo que está haciendo es desarrollar una política energética contraria al interés general de los españoles, basada en el cortoplacismo, en la adopción de medidas populistas para mantenerse en el poder y con pleno sometimiento a una Agenda 2030 y a unos Objetivos de Desarrollo Sostenible que lo que están haciendo es impedir, entre otras cosas, que España pueda explorar y explotar sus propios recursos, ya ni siquiera explotar, ya explorar. Esto es como si usted tuviera dinero en su bolsillo y dice 'quiero sacar mi dinero de mi bolsillo porque me hace falta'. Y le dice 'no, está prohibido, usted no puede sacar su dinero de su bolsillo, tiene prohibido abrir el bolsillo'. Esto es exactamente lo mismo.
En virtud de esos objetivos de Desarrollo Sostenible, a los que España se adhirió por cierto, en el año 2015, bajo el Gobierno de Mariano Rajoy, sin preguntar a los españoles si queríamos adherirnos o no a esos objetivos y a esa Agenda 2030, se formulan leyes en España como la Ley del Cambio Climático, aprobada por el Gobierno con la abstención del Partido Popular, en virtud de la cual se nos prohíbe explorar nuestros yacimientos de hidrocarburos, explorar nuestros recursos naturales y explotarlos. Consecuencia de eso: España es dependiente de terceros países, España depende de los recursos que tienen otros países. Resultado: España hoy es una nación débil, dependiente e irrelevante.

El Gobierno de Sánchez y de Podemos lo que está haciendo es desarrollar una política energética contraria al interés general de los españoles

Nosotros, desde Vox, lo que hemos dicho muchas ocasiones es que España necesita un Plan de Soberanía Energética, porque la bajada del IVA, la bajada de los impuestos, que es necesaria y que nosotros hemos pedido desde el principio, hace falta, claro que es necesario, pero no es suficiente. Aquí hace falta cambiar la política energética de España, y para eso hace falta un plan de soberanía energética que reduzca los impuestos, que elimine los tributos que sea necesario y que graven la energía, que ponga la fuerza de la nación al servicio de la nación y que asegure la diversificación de los tipos de suministro energético para que se pueda cubrir la demanda. Lo que ha hecho este Gobierno ha sido encabezonarse en iniciar un proceso de descarbonización en beneficio de las renovables de una forma apresurada e irracional, con un coste económico y social que no se atreven a explicarle a los españoles. Y nosotros estamos a favor de las energías renovables, pero también creemos que la energía nuclear debe ser complementaria para poder cubrir toda esa demanda.
María José Rodríguez de Millán, nueva senadora de Vox por Andalucía, durante la entrevista

María José Rodríguez de Millán, senadora de Vox por Andalucía, durante la entrevistaPaula Argüelles

– Otra de las cuestiones que ustedes denuncian es la inmigración ilegal, que sigue aumentando al tiempo que se incrementa la inseguridad en muchas ciudades españolas. ¿Qué iniciativas van a presentar en los próximos meses a este respecto?
– Las iniciativas que vamos a llevar son las que llevamos llevando desde la fundación de Vox. Nosotros pedimos que se cumpla la ley y, estrictamente, que se modifique el Código Civil para que aquellos que han obtenido la nacionalidad española la pierdan por la comisión de determinados delitos muy graves. Y, por supuesto, la expulsión de España de todos aquellos inmigrantes ilegales que han cometido delitos graves. La inmigración ilegal supone para muchos barrios, y para muchos municipios ya enteros, una degradación social, económica, que pone en riesgo la seguridad de nuestras calles y que estamos viendo escenas que hasta hace diez años eran impensables.
Las manadas, que se han ido dedicando a cometer abusos o delitos sexuales, eran impensables hace diez años, o que un menor fuera por la calle con un machete, eso nunca se ha visto aquí en España. Con la inmigración ilegal, ¿qué es lo que viene? Degradación social, inseguridad, miedo, porque la gente no se atreve en determinados sitios a coger el transporte público, no se atreve a mandar solo a los niños a los colegios, no se atreven a salir a la calle a determinada hora de la noche. Y eso es lo que es inaceptable en España.

La inmigración ilegal supone para muchos barrios y para muchos municipios una degradación social, económica que pone en riesgo la seguridad de nuestras calles

Nosotros lo que pedimos es el cumplimiento estricto de la ley, modificación de las Leyes de Extranjería para que aquellos que han obtenido la nacionalidad la pierdan por una cuestión de seguridad, pero también por una cuestión de seguridad de todos aquellos inmigrantes que han venido aquí de forma legal, que han venido a contribuir con su trabajo y que no tienen por qué ver cómo se les estigmatiza por culpa de esos precisamente que han venido aquí de forma ilegal.
– En julio, se aprobó en el Congreso la Ley de Memoria Democrática con el apoyo de Bildu; ahora pasa al Senado, y se prevé que complete su tramitación en otoño. Vox se ha opuesto desde el principio a esta norma. ¿Qué va a presentar al respecto durante esta fase?
– Nosotros pedimos la derogación de todas las leyes de memoria histórica, democrática o como las quieran llamar. Los gobiernos no dictan la memoria de la gente. Es cada persona la que tiene derecho a formar su propia opinión sobre hechos pasados y que ahora se utilizan por parte del Gobierno, en complicidad, por cierto, con esos verdugos que mataron a tanta gente y que ahora se dedican a reescribir la historia.
Nosotros hemos pedido la derogación de esa ley y hemos pedido también al Partido Popular que se sume y lo haga, porque en Andalucía hay una ley de Memoria Histórica autonómica y el Partido Popular ha estado gobernando en Andalucía, no la ha derogado y ahora tiene mayoría absoluta y no hay ningún atisbo de que vaya a hacerlo. Nosotros nos oponemos frontalmente a todos aquellos elementos de división y de confrontación que utiliza este Gobierno para sacar rédito político, para reescribir la historia y para enfrentar a padres con hijos, abuelos con nietos, y que no contribuyen en nada a mejorar la vida de la gente, sino todo lo contrario.
El Debate publicaba este sábado que la nueva Ley del aborto impulsada por Irene Montero costará 133 millones al año, y 380 euros de media cada aborto. ¿Qué valoración hace de esto? ¿Qué iniciativas va a continuar impulsando Vox para defender la vida?
– Esta ley del aborto es una consecuencia de una izquierda que considera a la persona como un bien con el que mercantilizar, que banaliza la vida, que promueve la cultura de la muerte y que ahora saca esta ley del aborto, que es un auténtico despropósito, que pone en riesgo la vida de muchas mujeres y que atenta contra el primer derecho, que es el derecho a la vida. Pedimos la derogación inmediata de esta ley y por supuesto, es un paso más en esa cultura de la muerte que, junto con la eutanasia, este Gobierno promueve para degradar a la persona.
– Los últimos sondeos dan una bajada a Vox en número de escaños. ¿Con qué expectativas arrancan el nuevo curso político?
– Nosotros no creemos en las encuestas, no creemos en los sondeos y mucho menos en un sondeo que se hace a no sé cuántos meses vista a que haya cualquier cualquier comicio. No nos fiamos de eso; no hacemos caso, pero sí hacemos mucho caso a todos los españoles que piden un cambio en las políticas de este Gobierno, que piden un cambio de rumbo y que piden que se destierre de una vez por todas todas estas medidas que ha iniciado la izquierda y que está arruinando literalmente al país, que está asfixiando a los pequeños y medianos empresarios, que está destruyendo todo lo que conocíamos hasta ahora.

Nos oponemos frontalmente a todos aquellos elementos de división y de confrontación que utiliza este Gobierno para sacar rédito político, para reescribir la historia

Eso es lo que nos traslada a la gente cuando nosotros vamos por la calle o se acercan a hablar con nosotros, eso es lo que lo único que a nosotros nos importa y a lo único a lo que nosotros le damos fiabilidad, porque es lo que nos dicen directamente miles de españoles todos los días. A esos sondeos y esas encuestas no les otorgamos ninguna credibilidad, porque además son encuestas que están cocinadas previamente en la sede de los grandes partidos que conforman este bipartidismo y que están hechas únicamente con el único objetivo de influir en el voto.
– Los próximos 8 y 9 de octubre, Vox celebra el festival Viva22. ¿Podría adelantar alguna novedad sobre el plan que presentará en este acto, 'España Decide'?
– Para conocer ese plan lo que hacemos es invitar a todos los españoles a que acudan esos días 8 y 9 de octubre al Viva22 y que lo conozcan de primera mano. Nuestras expectativas son muy buenas, porque el año pasado superamos todas la expectativas. Fue un evento histórico donde se reunieron personas distintas en un ambiente familiar y estupendo, donde pudimos conocer las propuestas de la 'Agenda España', que contenía muchas de las propuestas que ahora algunos se quieren apropiar, y que son la verdadera alternativa a este Gobierno. Vimos también como pudieron venir líderes internacionales en un evento único en el que se vio cómo gente muy distinta y muy diversa al final se une por aquello que es lo único que importa, que es España.
Comentarios
tracking