28 de enero de 2023

Sánchez lleva 33 miembros de la delegación y tan solo 11 empresarios

Sánchez lleva 33 miembros de la delegación y tan solo 11 empresariosPaula Andrade

Exclusiva

Sánchez viaja a Kenia con un séquito de 68 personas: 12 miembros de prensa y solo 11 empresarios

El Debate accede a los documentos sobre la delegación que acompaña al presidente. A última hora se anunció la incorporación de su esposa, Begoña Gómez

Pedro Sánchez ha viajado con una comitiva de 68 personas a Kenia. Según los documentos elaborados para el viaje, a los que ha tenido acceso El Debate, al presidente le han acompañado 33 personas de la delegación, 11 de avanzada, 12 miembros de prensa y tan solo 11 empresarios para una visita de apenas 36 horas. Posteriormente, el presidente emprenderá viaje a Sudáfrica, donde también desarrollará una intensa agenda oficial.
Este martes, 25 de octubre, el jefe del Ejecutivo se ha trasladado hasta Kenia en un viaje que durará algo más de un día. Pese a la brevedad de la visita, Sánchez ha decidido acudir con un amplio séquito, al igual que ha hecho en otras ocasiones.
Esta vez la cantidad de personas que lleva consigo supera con creces la última comitiva que se sabe hasta la fecha, revelada por El Debate en febrero. En aquel viaje a la Expo de Dubái llevó a 45 personas para 28 horas.
El presidente estará acompañado de su mujer, Begoña Gómez, algo que no estaba previsto inicialmente. La mujer del presidente ha tenido un vínculo muy estrecho con el continente africano, pues hasta junio de este año era la directora de la sección Africa Center, en el Instituto de Empresa, un cargo lleno de polémica debido a que su nombramiento se produjo poco después de la llegada de Sánchez a la Moncloa.

Le acompañan 33 personas de la delegación y 11 de avanzada

También acudirán con el presidente la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, y el segundo jefe de misión y jefe adjunto de la Embajada de España en Kenia, Jaime Fernández-Rúa Mateo. Se suman 11 personas de avanzada entre las que se encuentra personal de seguridad.
Además, según el documento previsto por fuentes gubernamentales, le acompañan 12 miembros de prensa y tan solo 11 empresarios que buscan nuevos lazos con el continente africano.

Solo 11 empresarios

El objetivo del Gobierno es reforzar alianzas estratégicas con el país africano y facilitar oportunidades de negocio a empresas españolas. No es la primera vez que Sánchez viaja a un país con un gran séquito y se vuelve sin acuerdos comerciales concretos que se publiquen. Moncloa es experta en emitir comunicados que hablan de «acuerdos de amplio calado económico y político» sin a posteriori especificar nada.
Durante su estancia, el presidente del Gobierno se reunirá a primera hora de la mañana durante un desayuno con empresarios españoles residentes en Kenia. Acto seguido se dirigirá a la residencia oficial del presidente, William Ruto, para mantener un encuentro oficial y almuerzo con él.
Tras la comida, Sánchez visitará el complejo de Naciones Unidas en Nairobi, donde se reunirá con la directora general de UNON, Zainab Hawa Bangura; la directora ejecutiva del programa ONU-HABITAT, Maimunah Mohd Sharif, y la directora ejecutiva del programa PNUMA, Inger Andersen.
Por último, la comitiva se dirigirá al Kenya Industrial Research and Development Institute, donde Pedro Sánchez mantendrá un encuentro con las mujeres que están en el programa de Business Incubators for Women, en español 'Incubadora de empresas para mujeres'.
Una vez finalizado el viaje en tierras keniatas, Pedro Sánchez pondrá rumbo a Sudáfrica. Allí tiene previsto mantener un encuentro con su homólogo, Ciryl Ramaphosa, donde abordará la crisis alimentaria, la lucha contra el terrorismo, las mafias, el crimen organizado y la guerra en Ucrania, entre muchos otros temas.
También tratará la agenda de la cumbre del G20 en la que se reunirán los gobernantes de varios países, entre ellos España y Sudáfrica.

Pasado viaje a Dubái

En febrero de este año, Pedro Sánchez viajó a la Expo de Dubái con 45 personas para apenas 28 horas. El Debate destapó que el séquito lo formaban 14 escoltas y cuatro personas de protocolo, además de nueve personas del área de comunicación y tres sanitarios.
El presidente estuvo acompañado de su mujer, Begoña Gómez, la ministra de Industria, Reyes Maroto, y el de Exteriores, José Manuel Albares. Junto a ellos viajaron la directora del Departamento de Asuntos Exteriores, el jefe de Dispositivo del Departamento de Seguridad, el jefe de escolta de la esposa del presidente, el apoyo jefe dispositivo del departamento, el apoyo escolta del presidente y ocho escoltas más. Respecto al equipo de protocolo, en Dubái estuvieron el director del Departamento de Protocolo, la subdirectora del Departamento de Protocolo, el consejero técnico del Departamento de Protocolo y el jefe de sección del Departamento de Protocolo.

Viajó a la Expo de Dubái con 45 personas para apenas 28 horas

También viajó un equipo de comunicación compuesto por cuatro miembros de la Secretaría de Estado de Comunicación y tres oficiales del Gabinete de Comunicación, al que hay que sumar un cámara y un fotógrafo. El presidente también desplazó un servicio médico compuesto por un médico y dos enfermeros.
En el viaje a Dubái, el equipo de Pedro Sánchez triplicaba el número de empresarios españoles que acudieron a la Expo Dubái 2020. Entre los trece empresarios destacaba el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, el de la Cámara de España, José Luis Bonet, y los presidentes de Acciona, Indra y Cepsa.
A pesar del despliegue humano, el presidente Sánchez volvió de Dubái sin acuerdos comerciales concretos que se hayan hecho públicos.

Las comitivas de Rajoy

El expresidente del Gobierno Mariano Rajoy tenía un modus operandi muy distinto. Cuando el líder popular viajaba, raramente su comitiva superaba las treinta personas. «Él mismo se encargaba de tachar nombres en la lista si había mucha gente», revelan fuentes cercanas a su equipo.
El equipo de seguridad no superaba las seis personas y Rajoy pedía a sus ministros que no llevasen a sus equipos de seguridad, eran sus propios escoltas los que se encargaban de protegerles.
«A nosotros nos preguntaban todo. Teníamos que comunicar el personal que viajaba siempre porque lo preguntaban desde la oposición», recuerdas las mismas fuentes.
El presidente socialista ha evitado responder en múltiples ocasiones a las preguntas que se le han realizado respecto al coste y al número de personal que le acompañan en sus viajes. Sánchez se ha escondido tras la Ley de Secretos Oficiales, creada durante la dictadura franquista, para no revelar dichos datos.
Comentarios
tracking