05 de diciembre de 2022

Abascal manifestación Barcelona

Abascal, durante la manifestación el pasado sábado en BarcelonaVOX

Los motivos de Vox para acudir a la manifestación este domingo en contra del Gobierno de Pedro Sánchez

Santiago Abascal llama a los españoles a concentrarse el 27 de noviembre en la Plaza de Colón de Madrid y frente a los ayuntamientos de las capitales de provincia para exigir elecciones

Este domingo 27 de noviembre a las 12:00 horas, Vox y el sindicato Solidaridad vuelven a convocar a todos los españoles para que acudan a la Plaza de Colón de Madrid y frente a los ayuntamientos de las capitales de provincia de toda España para protestar contra el «Gobierno de la ruina, la inseguridad y la traición» y exigir elecciones anticipadas.
Fue hace dos semanas cuando, tras el anuncio de la reforma del delito de sedición por parte del Ejecutivo de Pedro Sánchez, Santiago Abascal anunció que llamaba a los ciudadanos a las calles, comunicando a través de sus redes sociales que habría dos concentraciones. La primera se celebró el pasado sábado en Barcelona y contó con la presencia del secretario general y líder de Vox en Cataluña, Ignacio Garriga, el secretario general de Solidaridad, Rodrigo Alonso, y el propio Abascal, y concentró a centenares de catalanes.
El líder de Vox asegura que es «un deber», además de oponerse en el Parlamento y acudir a los tribunales, movilizarse y salir a las calles para decir «basta» al Gobierno y exigir su dimisión. Así lo señaló en Barcelona: «Tenemos el deber moral, el deber político y la representación de muchos españoles para combatir a quienes están intentando robarnos lo mejor que tenemos».
Los motivos detonantes que han llevado a Vox a tomar la decisión de convocar una gran manifestación en toda España son principalmente tres: la reforma del delito de sedición, la posible reforma del delito de malversación que ya se baraja y la ley del 'solo sí es sí' de Irene Montero.
«Los golpistas gozarán de total impunidad para volver a cometer sus ataques contra España», denuncia Vox. Los de Abascal ven en la reforma de la sedición una «amnistía encubierta» y, tras el anuncio del Gobierno de iniciar su trámite, ya comunicaron que si finalmente se tramitaba, la recurrirían al Tribunal Constitucional, además de incidir en su propuesta de convocar un referéndum para debatir la ilegalización de los partidos «que pretenden destruir la unidad nacional».
Denuncian, asimismo, que «Pedro Sánchez quiere que los delincuentes y los corruptos del PSOE se libren de sus condenas», en referencia a la posibilidad de que se reforme el delito de malversación, lo que beneficiaría entre otros a los condenados por el caso de los ERE en Andalucía, dos expresidentes socialistas de la Junta.
«El Gobierno de Pedro Sánchez es culpable de abrir las cárceles a los violadores y pederastas», afirma Vox, tras las consecuencias que está trayendo consigo la entrada en vigor de la ley de Libertad Sexual, más conocida como la ley del 'solo sí es sí', impulsada desde el Ministerio de Igualdad, como las rebajas de penas de los agresores sexuales.

«Una mayoría social abandonada»

Pero además de estos tres motivos que han sido la gota que ha colmado el vaso, el partido denuncia que en España «hay una mayoría social abandonada por el Gobierno». Así lo expresó Santiago Abascal en la manifestación de Barcelona el pasado sábado, donde subrayó que españoles «que esperaban mejorar sus vidas» hoy están «arruinados» y no llegan a final de mes, han sido «traicionados», son «perseguidos en sus libertades» por leyes como la de Memoria Democrática, o son «atacados en su igualdad» por las leyes de género.
En su discurso, el líder de Vox apeló así a defender cosas que, a su juicio, hoy están en juego, como «el sentido común, la dignidad nacional, la unidad, el Estado de derecho, o la democracia», por encima de partidos políticos o «banderas ideológicas».
Comentarios
tracking