Fundado en 1910

28 de febrero de 2024

Joe Biden saluda al ministro de Exteriores, José Manuel Albares; a la ministra de Defensa, Margarita Robles. También estaba presente la embajadora de los EE.UU. en España, Julissa Reynoso

Joe Biden saluda al ministro de Exteriores, José Manuel Albares y a la ministra de Defensa, Margarita RoblesGTRES

España expulsa a los dos espías estadounidenses que lograron extraer información del CNI

Ambos agentes enfrentan cargos por revelación de secretos y podrían ser condenados a una pena de entre seis y doce años de prisión

Madrid y Washington se vieron sumidas en una incómoda tensión diplomática tras revelarse que dos agentes del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) fueron sobornados para facilitar información clasificada a Estados Unidos. La ministra de Defensa, Margarita Robles, convocó a la embajadora estadounidense en Madrid, Julissa Reynoso, para exigir explicaciones sobre lo que se considera una acción hostil entre dos países aliados. Además, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, expresó el malestar del Gobierno. Tras las diferentes conversaciones mantenidas por los citados ministros españoles con las autoridades de EE.UU., al menos dos agentes vinculados a la captación de los espías del CNI fueron expulsados discretamente de España.
Tal y como asegura El País, la operación, que culminó con la detención de dos agentes del servicio secreto español, comenzó cuando un control de seguridad del CNI reveló que accedieron a información clasificada sin autorización. La investigación interna confirmó que al menos uno de los agentes, un jefe de área del centro de inteligencia, fue captado por espías estadounidenses para obtener información secreta a cambio de dinero. Cuando el CNI concluyó su investigación, la directora del servicio secreto, Esperanza Casteleiro, denunció los hechos ante la Fiscalía, que presentó una denuncia ante el juez de guardia.
El Gobierno español comunicó los hechos a Estados Unidos, expresando su protesta. La embajadora Reynoso aseguró no estar al tanto de los hechos y se disculpó, afirmando que los agentes estadounidenses operaban al margen de la Embajada en un programa anterior a la llegada de Joe Biden. El caso se mantiene en secreto judicial, con uno de los detenidos en prisión y su ayudante en libertad con cargos.
Ambos fueron recluidos en el módulo de la prisión de Estremera (Madrid), destinado al personal de los cuerpos y fuerzas de seguridad, así como a los funcionarios de prisiones que cumplen condena o prisión preventiva. Este módulo se caracteriza por mantener aislados a sus internos del resto de la población reclusa.
La detención de uno de ellos, según fuentes del CNI citadas por El País, ha generado una fuerte conmoción entre sus colegas, dado que se trata de un agente altamente experimentado y ampliamente reconocido en el centro. Tanto él como su subordinado enfrentan cargos por revelación de secretos y podrían ser condenados a una pena de entre seis y doce años de prisión, según el artículo 584 del Código Penal. Este artículo castiga al «español que, con el propósito de favorecer a una potencia extranjera, asociación u organización internacional, se procure, falsee, inutilice o revele información clasificada como reservada o secreta, susceptible de perjudicar la seguridad nacional o la defensa nacional».
Comentarios
tracking