Fundado en 1910

24 de abril de 2024

María Jesús Montero y Santos Cerdán, este jueves en el Congreso

María Jesús Montero y Santos Cerdán, este jueves en el CongresoEFE

Un giro increíble de guion

El PSOE intenta implicar a la cúpula del PP en la trama corrupta a la desesperada

Los socialistas tratan así proteger a la presidenta del Congreso y expresidenta de Baleares, Francina Armengol, a la que los populares exigen su dimisión. Pero no les está saliendo bien

El PSOE ha puesto su maquinaria en marcha para salvar a Francina Armengol, intentando implicar a la cúpula del PP en la trama corrupta; intentando convertir el caso Koldo en un caso del PP. La presidenta del Congreso está en una posición delicadísima por las informaciones que se van conociendo. El PP ha puesto a Armengol en su punto de mira y le ha pedido su dimisión, pero Pedro Sánchez no puede permitirse que caiga la tercera autoridad del Estado.
Con ella al frente, en mayo de 2020, el Gobierno balear formalizó un contrato de 3,7 millones de euros con la compañía Soluciones de Gestión y Apoyo a Empresas SL. Cinco meses después, Armengol fue alertada por primera vez por la Oficina de Prevención y Lucha contra la Corrupción de las Islas Baleares de «infinidad de irregularidades» en ese contrato. Después fue advertida más veces, pero su Ejecutivo solo reclamó la devolución de 2,6 millones cuando perdió las elecciones y supo que gobernaría el PP. A mayores, El Debate publica este jueves que la UCO ha certificado que la trama logró presionar a Armengol para que no reclamara el dinero de las mascarillas defectuosas, y que fue José Luis Ábalos el que medió. Ella niega haber hablado «jamás» con el exministro de las mascarillas.
Con este panorama para la presidenta del Congreso, los socialistas creyeron encontrar la vía de escape para Armengol agarrándose a un clavo ardiendo: el de una supuesta reunión entre el portavoz del PP, Miguel Tellado, y Koldo García que nunca se produjo. Era fácil de contrastar, puesto que el día del supuesto encuentro, y a esa hora, Tellado estaba en el Senado, que en enero acogió varios plenos del Congreso por obras. También estaba allí Alberto Núñez Feijóo, como adelantó El Mundo a media mañana de este jueves.
El portavoz del PP en el Congreso, Miguel Tellado, frente a Alberto Núñez Feijóo

El portavoz del PP en el Congreso, Miguel Tellado, frente a Alberto Núñez FeijóoEFE

A primera hora, cuando Armengol presidía el Pleno en la Cámara Baja, el PSOE envió un mensaje a los periodistas con el encabezado: «El PSOE pide explicaciones a Alberto Núñez Feijóo por la reunión de su número 2 con los investigados en la operación Delorme». En el mismo, Ferraz aludía a ese encuentro -que no hubo- entre Tellado y Koldo García. La trama quería evitar que el nuevo Gobierno de Baleares, presidido por la popular Marga Prohens, siguiera adelante con la reclamación del dinero de las mascarillas. De ahí que aparezca de pronto el PP en el sumario y en las escuchas a los cabecillas: Koldo hizo creer a sus socios que estaba hablando con el PP.
El mensaje del PSOE seguía: «De las escuchas se advierte que aquello que precipita la operación judicial es que los investigadores ven que la presión surte efecto sobre el Govern del PP de Marga Prohens. Y, por tanto, es el PP quien debe explicar con quién se reunió y para qué. También el número dos de Alberto Núñez Feijóo, Miguel Tellado, porque su nombre aparece en las escuchas y se le sitúa como intermediario con la administración balear. ¿Por qué se reúne el número dos de Alberto Núñez Feijóo y del Partido Popular con los investigados?, ¿Se trata de contactos sobre la reclamación de las mascarillas enviadas a Baleares?, ¿Conoce Alberto Núñez Feijóo esta u otras reuniones que podrían haberse producido? ¿Llegaron a reunirse en la propia sede de Génova? ¿Quién es ese «Alberto» que figura como facilitador de la reunión?».
Mientras tanto, dentro del hemiciclo Armengol presidía el Pleno y no dejaba de enviar y recibir mensajes en su móvil, como pudo constatar este periódico. Durante la sesión parlamentaria, varios diputados del PP hicieron alusión directa a su situación: «Buenos días, señora presidenta. Aquí sigue usted y cada día que pasa más dudas tenemos de su gestión en la pandemia. Mala cosa es ésta para nuestra democracia, que tanto salpica a la tercera autoridad del Estado. Como dice su compañera María Jesús Montero, yo sé lo que haría, ¿usted?», le espetó el popular Juan Diego Requena, mientras ella negaba con la cabeza.
A mayores del mensaje enviado por Ferraz, la vicepresidenta primera del Gobierno y del PSOE compareció en los pasillos del Congreso para apuntalar esa teoría de que el «caso Koldo» era ya un caso del PP. «Asistimos con preocupación a esta deriva del PP, que para nada puede dar lecciones de limpieza (…). Hoy tiene que explicar el PP si el señor Tellado se reunió con estos empresarios y con el señor Koldo. Y también quién es un tal ‘Alberto’ que estuvo en contacto con esta trama. Hoy el PP tiene que dar muchas explicaciones», señaló Montero.
También el secretario de Organización del PSOE, Santos Cerdán, intentó desviar hacia ahí la atención. En los mismos pasillos de la Cámara Baja, señaló: «Está claro que Miguel Tellado también está en alguna reunión con Koldo. Y a ver quién es ese Alberto».
Para entonces, Tellado ya había negado de viva voz, allí mismo, cualquier contacto con Koldo García. «Niego rotundamente esas informaciones. Yo no me he reunido nunca con ningún miembro de la trama. Creo que la mujer del presidente sí (…). Sí tengo relación con miembros de la trama todas las semanas aquí, en el Congreso de los Diputados. Con la señora Armengol en la Junta de Portavoces, en el Pleno con el señor Ábalos y con el señor Santos Cerdán… Ésa es toda mi relación con los miembros de la trama», zanjó.
Comentarios
tracking