Fundado en 1910

20 de julio de 2024

Yolanda Díaz, el miércoles en el Congreso

Yolanda Díaz, el miércoles en el CongresoEFE

La coalición chirría

Sumar se regodea con el escarmiento al PSOE: «Querían una ley del pelotazo con el PP y les ha fallado»

Los socialistas se duelen del golpe, la coalición se resiente y el partido de Yolanda Díaz presume de doblar el brazo a su socio de Gobierno en plena campaña de las europeas

La retirada in extremis del proyecto de ley del suelo del Pleno de este jueves para evitar una derrota segura del PSOE ha tensado las costuras de la coalición del Gobierno. Los socialistas se duelen del golpe, aunque de puertas afuera culpen al PP de lo que era una responsabilidad suya: procurarse los apoyos parlamentarios para impedir que prosperara alguna de las tres enmiendas a la totalidad del texto presentadas por ERC, Junts y Podemos, que era eso lo que debía votarse en el Congreso.

Pese a que el voto afirmativo de Sumar no habría sido suficiente, en el PSOE están muy enfadados con la actitud de su socia, a la que acusan de darle este golpe por la espalda -aunque estaban avisados- solo por ganar votos en las elecciones europeas del 9 de junio. Elecciones en las que Sumar ha de medirse con Podemos, cuya candidatura encabeza la exministra Irene Montero.

La propia Yolanda Díaz compareció 48 horas antes en la Moncloa, tras el Consejo de Ministros del martes, y allí aseguró que siempre la encontrarían cuidando la coalición. «Les voy a dar una mala noticias a las derechas. El Gobierno de coalición goza de muy buena salud y es profundamente útil», llegó a decir.

Dos días después, en su formación no disimulaban su satisfacción, incluso con regodeo, por haber torcido el brazo al PSOE en un proyecto de ley que Díaz y el resto de los ministros del socio minoritario aprobaron de forma colegiada en Consejo de Ministros en marzo. Preguntado en los pasillos del Congreso, el portavoz de Sumar, Íñigo Errejón, señaló: «Es una ley del pelotazo más propia de la senda que marcó Aznar. Por eso el PSOE aspiraba a sacar esta norma con el PP. El PSOE sabía que no contaba con nosotros, pero sabía que no contaba con un solo socio de investidura. Y por tanto se puso en manos del PP, y ponerse en manos del PP no es una buena receta, porque el PP después va y te deja caer. Les ha fallado».

Y la candidata de Sumar a las elecciones europeas, Estrella Galán, añadió en La Sexta: «Esa ley del suelo que se planteaba ni estaba en el acuerdo de Gobierno ni, además, tenía una previsión demasiado sana. Porque desde nuestro punto de vista nos devolvía a la especulación de los años 90, al pelotazo urbanístico».

La polémica llegó a las redes sociales, donde el PSOE y Sumar intercambiaron puntos de vista. «No nos votaron para pactar la Ley del Suelo con el PP», les recordaron los de Yolanda Díaz.

Aunque en teoría éste es un fracaso de un proyecto de ley del Gobierno, en su conjunto, en la practica Sumar se ha encargado de dejar muy claro que ellos no estaban representados en esta norma. Que fue, con las tornas cambiadas, lo mismo que hizo el PSOE cuando, en enero, Podemos tumbó en el Pleno del Congreso el decreto ley de reforma del subsidio de desempleo que impulsó el Ministerio de Trabajo de Díaz, en venganza contra la vicepresidenta segunda. Entonces rio el PSOE; ahora ríe Sumar. Díaz, por cierto, rehízo el decreto ley, lo pactó con los sindicatos y el Consejo de Ministros lo aprobó este martes. A ver qué pasa cuando dentro de un mes lo someta a convalidación en la Cámara Baja, aunque parece que, esta vez sí, Podemos dará su visto bueno.

La proximidad de las elecciones europeas no ayuda a que la concordia reine en la coalición. Más bien al contrario. A Sánchez se le achaca impulsar el reconocimiento del Estado de Palestina en plena campaña (el martes próximo) precisamente para capitalizar esa bandera, en detrimento de Sumar. El barómetro del CIS publicado este jueves sitúa al partido de Díaz con cuatro escaños y da entre dos y tres a Podemos. Que Irene Montero quede por delante de Sumar sería un mazazo para la socia de Sánchez, que este año ha encadenado tres malos resultados en las elecciones gallegas, vascas y catalanas.

Lo más parecido a lo ocurrido este jueves con la ley del suelo se produjo la pasada legislatura, en mayo de 2022, cuando el socio de Gobierno del PSOE era Unidas Podemos y no Sumar. Aunque, de la misma forma que ahora, era Yolanda Díaz la líder. Ambas formaciones votaron por separado un proyecto de ley salido del Consejo de Ministros que compartían el de la ley audiovisual. Tras el trámite parlamentario, Unidas Podemos optó por abstenerse en protesta por una enmienda que introdujeron los socialistas en el último suspiro, de forma unilateral (sobre la definición de productor independiente).

Comentarios
tracking