02 de julio de 2022

Ilustración Castellano Español Cataluña

Lu Tolstova

Inmersión lingüística

Así piensa la Generalitat «saltarse» la sentencia del 25%: dará autonomía a cada centro para decidir

Desde la plataforma 'Escuela de todos' advierten que «ni los centros ni el Govern pueden cambiar lo sentenciado por el TSJC»

El Departamento de Educación de la Generalitat pasa la responsabilidad a los centros educativos y les da autonomía para que adapten su proyecto lingüístico y el aprendizaje de lenguas a las necesidades de su alumnado y de su entorno. Así se establece en el borrador del decreto de Currículums al que ha tenido acceso El Debate, en el que se deja claro que en Primaria y en ESO los centros dispondrán de «un porcentaje de horario semanal», que gestionarán como lo crean conveniente los centros, y que «pueden dedicarse a vertebrar un proyecto globalizador y contextualizado de índole transversal y también podrán dedicarse a la resolución de esas problemáticas curriculares que el centro tenga planteadas derivadas de su entorno».
Es el camino que encuentra la Generalitat, de momento, para no tener que cumplir la sentencia del Tribunal Supremo que le obliga a que al menos un 25% de las clases se den en castellano. Y es que teniendo en cuenta el redactado del borrador, no necesariamente estas horas que se dan de margen a los centros se van a dedicar a dar más horas de español, ni en asignaturas troncales. Sólo será así si el centro lo considera oportuno, porque los colegios podrán mantener el proyecto actual y añadir esas horas a otras materias. 
El borrador, que ya ha sido enviado a los centros educativos para que hagan sus aportaciones, también precisa que los proyectos lingüísticos se deben fijar «a partir de la realidad sociolingüística del entorno, teniendo en cuenta que la lengua catalana, y el aranés en Aran, es la lengua vehicular del aprendizaje y del contexto multilingüe y multicultural actual».
Precisamente desde la plataforma 'Escuela de todos” recuerdan que «ni los centros ni el Govern pueden cambiar lo sentenciado por el TSJC» y que es «de obligado cumplimiento». Y no es otra cosa, dicen, que «la escuela catalana debe impartir contenidos troncales en castellano, al menos en un mínimo del 25%». Por este motivo, 'Escuela de todos' deja claro que no «nos engañan» con esta treta del ejecutivo catalán.
El ejecutivo catalán ya apuntaba hace semanas que estaba preparando un decreto para saltarse la sentencia del TSJC sobre el 25% de castellano. Es lo que anunció el consejero de educación, Josep González-Cambray en el parlament, que el fallo del alto tribunal iba a tener como respuesta «un nuevo marco normativo para reforzar el modelo de escuela catalana». En cualquier caso, el próximo 4 de febrero se cumple el plazo marcado por el tribunal para que la Generalitat informe cómo piensa aplicar la sentencia.
Y más allá de esta cuestión, la consejería quiere cambiar las calificaciones de los alumnos. Ya no habrá suspensos, sino que se estará «en proceso de logro». El resto de notas se calificarán como «logro excelente», «logro notable» y «logro satisfactorio».
Y a nivel de contenidos, se incluye que los alumnos de tercero y de cuarto de ESO se estudien «las luchas y movimientos sociales y de emancipación nacional» en Cataluña y España en la época contemporánea. 
También se insta a que los alumnos tengan la conciencia de «pertenencia lingüística y potenciar» el catalán y desde el punto de vista de la historia que se identifiquen colectivos «sometidos, silenciados e invisibilizados», especialmente los dominados por pueblos colonizadores y los movimientos en defensa de sus derechos y libertadas. También se prevé que las asignaturas tengan perspectiva de género.
Comentarios
tracking