Carlos Mazón, el pasado octubre, en Las Cortes Valencianas

Carlos Mazón, el pasado octubre, en Las Cortes ValencianasRober Solsona / Europa Press

Agravio comparativo

La deuda que Sánchez debería condonar a los valencianos es casi el doble que la que perdonará a los catalanes

El pacto con ERC contempla que los Presupuestos del Estado para 2024 reflejen la condonación de 15.000 millones de euros de fondos de liquidez autonómicos (FLA), tal y como Junqueras pactó con Bolaños.

La amnistía a los encausados por el procés separatista catalán han copado durante los últimos meses la mayoría de los titulares sobre la investidura de Pedro Sánchez, sin embargo, esta medida discriminatoria no ha sido la única. Y es que dentro del peaje de Sánchez a los independentistas se incluye otra cláusula que constituye un agravio comparativo: la condonación de 15.000 millones de euros de deuda a Cataluña.

Este punto irrita especialmente en la Comunidad Valenciana, la segunda comunidad autónoma, solo por detrás de la catalana, que más dinero debe al Estado. Según Datosmacro, Cataluña debía en el segundo trimestre de 2023 una cantidad de 86.800 millones de euros, el 32,4 % de su Producto Interior Bruto. La Comunidad Valenciana, a su vez, debe 57.246 millones, el 43,5 % de su PIB. Dada la distinta población entre una región y otra, estas cifras suponen que cada catalán adeuda 10.881 euros a las arcas públicas; una cantidad casi idéntica a la que tiene que devolver cada valenciano: 10.861 euros.

Pero los pactos del presidente del Gobierno para poder permanecer cuatro años más como inquilino del Palacio de la Moncloa están a punto de modificar sustancialmente estos números. Desde ERC quieren que los Presupuestos del Estado para 2024 reflejen la condonación de 15.000 millones de euros de fondos de liquidez autonómicos (FLA), tal y como su líder, Oriol Junqueras, pactó con el nuevo ministro de Justicia, José Félix Bolaños, dentro del listado de concesiones que debe asumir ahora el líder del Ejecutivo a cambio del apoyo que le dieron los republicanos en la sesión de investidura.

A falta de que se concreten los detalles y de ver cómo se materializa finalmente esta condonación alejada de motivaciones económicas, en las tierras valencianas el enfado es mayúsculo, al entender que la región también debería obtener algún tipo de política similar para rebajar su enorme deuda con el Estado, como se ha encargado de reiterar su presidente autonómico, el 'popular' Carlos Mazón, quien la semana pasada advertía de que su Gobierno no iba «a permitir ser menos, ni una milésima de céntimo menos que nadie».

Las cuentas del IVIE: 27.500 millones

La semana pasada, un reputado economista ofreció algunos cálculos que pueden cabrear más si cabe a los valencianos de no traducirse en condonaciones como la catalana: la deuda que Sánchez debería perdonar a la Comunidad Valenciana es de casi el doble que la que condonará a los catalanes, a tenor de varios factores que el director de investigación del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE), Francisco Pérez, ha tenido en cuenta a la hora de plasmar negro sobre blanco la estratosférica cantidad de 27.500 millones de euros.

Esta cifra responde principalmente a la infrafinanciación a la que se ha visto sometida la región, a su juicio, y, al parecer, al de todo el arco parlamentario valenciano, así como al de los sindicatos UGT y CC.OO., que acudieron el pasado viernes a un acto organizado por la Plataforma per un Finançament Just, en el que firmaron una declaración conjunta.

Pérez explicó entonces que la comunidad ha venido padeciendo la infrafinanciación mediante dos modalidades: la colectiva, derivada de la caída de recursos tributarios en la crisis de 2008, y causante del endeudamiento de todas las comunidades autónomas, y la relativa, «derivada de que nuestros recursos están por debajo de la media» tiempo antes de la crisis.

Distintos cálculos

Así, estima dentro de los citados casi 30.000 millones que la infrafinanciación relativa sería de 18.000 millones. A esta cantidad se suma el 50 % de la infrafinanciación colectiva que sufrieron todas las regiones durante la recesión de 2008, que es la que recoge el acuerdo entre ERC y PSOE, en el que se apunta a una condonación generalizada. Los 15.000 millones perdonados a los catalanes serían 10.000 millones en el caso de los valencianos.

Francisco Pérez, director de investigación del IVIE

Francisco Pérez, director de investigación del IVIEIVIE

«Después está la infrafinanciación relativa, y la posición valenciana es la de la compensación completa de la deuda derivada de la infrafinanciación relativa», agregó el director de investigación del IVIE, quien precisó que la condonación, en todo caso, dependerá de la manera en la que se realice el cálculo, que debe hacerse con el dato cerrado de cada ejercicio presupuestario, según sus declaraciones, recogidas por Europa Press.

Un 50 % menos que País Vasco y Navarra

El investigador del IVIE también apuntó durante su intervención a que la financiación de la Comunidad Valenciana está un 8 % por debajo de la mitad de las comunidades de régimen común y hasta un 50 % respecto a las que tienen régimen foral: Navarra y País Vasco.

«Sería positivo que todas las comunidades autónomas, como sucedía antes, volvieran al Estado a financiarse, porque eso tiene un ingrediente de disciplina fiscal y financiera. De lo contrario, la disciplina llega en algún momento, pero de manera imprevista y no deseada. Y ya hemos vivido esas experiencias», afirmó, asimismo, cuando se le cuestionó por una eventual reforma del sistema de financiación autonómica, que ve como «factible» si el Gobierno muestra voluntad.

Según el economista, ese hipotético nuevo modelo tendría que igualar la financiación eliminando los fondos que no son el de garantía, así como elevar el porcentaje de recursos públicos que gestionan las comunidades, revisar el cupo vasco e incluir «compromisos de lealtad entre las administraciones».

Comentarios
tracking