10 de agosto de 2022

Restaurante canario Qué leche

Restaurante canario Qué lecheInstagram

Chef Judicial 

Un volcán de fantasías en Canarias. Restaurante 'Qué Leche'

Propuestas quiméricas y alocadas con excelente sabor que les llevará por momentos a su infancia, a degustar platos con los que usted soñó de niño y nunca pensó que podrían llegar a ser posibles

En ésta ocasión Chef Judicial les propone un viaje más allá de Madrid, súbanse en el avión y dibujen un recorrido por el cielo, divisen la fuerza de la naturaleza brotar del volcán de la isla vecina y aterricen en Las Palmas. Allí comiencen a disfrutar de un verano en Noviembre, sorteen los reencuentros con las 'patrias olvidadas' que ya nunca volverán, vuelvan a ser niños y abracen los sueños más hermosos, olvidando las decepciones que alguna vez vivieron y contemplen la belleza de sus playas y la orografía de una isla llena de encantos. Permitan que les atrape y enamórense de sus gentes, de sus paisajes y también de su gastronomía. Quizás no puedan volver a la península, quizás comiencen a ser ya parte de una isla maravillosa.
Croqueta de tomate con atún rojo. Restaurante Qué leche

Croqueta de tomate con atún rojo. Restaurante Qué leche

Porque en Las Palmas se esconde uno de esos lugares que han hecho del arte de la cocina un espectáculo para los sentidos, una cocina desenfadada y divertida, con propuestas quiméricas y alocadas con excelente sabor que les llevará por momentos a su infancia, a degustar platos con los que usted soñó de niño y nunca pensó que podrían llegar a ser posibles. Adentrémonos para ello en el restaurante Qué Leche, un lugar sencillo que hará dibujar en nuestra mesa una historia distinta de quesos artesanales de canarias combinados con dulce de nopal. Las primeras páginas de este cuento de hadas nos acariciaran con ésta popular fruta de México con almíbar y azúcar que bañarán la suavidad y cremosidad de los quesos canarios.
Seguiremos con un plato a comer en dos pases, las croquetas de tomate seco que pondrán en nuestra boca una excelente textura. Deslizándose sobre ellas unas ninfas de atún rojo, láminas de fino pescado de primera calidad que deben degustar por separado para aprovechar la intensidad y frescura de su sabor. Observarán también sobre su mesa posarse pequeños nidos de huevos de codorniz que desplegarán sus alas sobre croquetas mientras son protegidos por trozos de batata. Las sardinas ahumadas nadando sobre mares de de piparra y naranja les harán entender que la imaginación ilusionada puede llegar a convertir el salino del océano en la más dulce de las corrientes. Continúen pescando en ese mar de ilusiones y capturen en sus redes la anguila ahumada, deliciosa que hará derretir sus sentidos, acariciada por frutos rojos y miso. Sobre ella se asentarán unas perlas del tesoro, un producto gourmet de la gastronomía japonesa, el tobiko o las huevas de pez volador que además de su sabor recrearán una obra de arte culinaria en su plato.
Anguila Ahumada con tobiko. Restaurante Qué leche

Anguila Ahumada con tobiko. Restaurante Qué leche

Nuestros anfitriones Jennise Ferrari y Mario Ureña, han llevado su historia de amor a la cocina y miman cada plato con un producto excelente y unas gotas de creatividad y originalidad patrimonio exclusivo de aquellos que saben que soñar es la más apasionante de las aventuras. Una pareja que fusiona Venezuela con Canarias y que en esa tierra de sueños, nos traerán las verduras en forma de alcachofa confitada con una receta de huevos a 65 grados, combinada con callos de bacalao y harina frita. Los huevos rotos con camarón tratados con un excelente aceite y aderezados con chip de batata roja y una increíble mayonesa de trufa les harán formar parte de una de esas historias románticas que triunfan a base de ilusión y constancia.
Nuestro restaurante canario nos ofrece también guiños a la cocina internacional, un niguiri de arroz a la cubana y un chipirón sahariano que apuesta por mezclas alocadas e inigualables con jugo de cebolla rustida, jengibre, tinta de calamar y un sorprendente curado de oveja. Una combinación exquisita que sólo puede ser creación de los maestros de la cocina más idealistas.
Chipirón sahariano con curado de oveja. Restaurante Qué leche

Chipirón sahariano con curado de oveja. Restaurante Qué leche

Y en todo cuento de hadas que nos contaban de niños, imaginábamos a aquel príncipe de ensueño y a aquella princesa de dulce mirada que vivirían felices y disfrutarían de convites exquisitos. Si nos hubieran preguntado cuál sería el menú de ese castillo, aparte de las perdices y la felicidad eterna de los príncipes, habríamos elegido un plato que muchos pudimos imaginar pero nunca habríamos creído que fuese real hasta llegar al palacio de Jennise y Mario. El plato estrella de la carta, una espectáculo visual y un sabor inesperado. Un maravilloso algodón de azúcar cubriendo todo nuestro plato con toques de millo por encima y que en su interior esconde un tesoro de frescura en forma de Foie Mi-cuit. Disfrutarán al verlo sobre su mesa, lo harán más al enrollar la nube de azúcar encerrando al foie y se deleitarán cuando la dulce mezcla llegue a besar sus labios como en el más romántico beso del príncipe a la princesa.
Algodón de azúcar con foie. Restaurante Qué leche

Algodón de azúcar con foie. Restaurante Qué leche

Maridando nuestro sueño canario con un Penedés Mas la Plana de la familia Torres de 2013 o un champagne Lanson culminaremos una apasionante comida con piezas inigualables como el steak tratar sobre tuétano asado y chips de yuka, el cochinillo negro con su jugo y batata dulce o el aguachirle verde de lubina. Y como sabemos que el final del cuento de hadas sólo puede reflejarse en la mirada más alegre permítanse la tarta de queso, la milhojas de plátano frito con helado de chicha venezolana o el soufflé de pasta de cacao que les hará comprender que después de cualquier 'patria olvidada' se esconden las más maravillosas historias de amor, los besos gastronómicos más dulces y los cuentos de hadas tan reales como la vida misma. 
Comentarios
tracking