29 de junio de 2022

Los miembros de 40 días por la vida, una organización internacional provida, frente a una clínica en la que se practican abortos

Los miembros de 40 días por la vida, una organización internacional provida, frente al centro DatorGTRES

La lucha por la vida

Los provida, contra Montero: «Lo llaman aborto libre pero las mujeres no van libres a abortar»

Para las asociaciones que más cercan trabajan de la realidad del aborto, el borrador de una nueva ley deja a las mujeres más desprotegidas

Estefanía tenía 15 años cuando su madre la obligó a abortar. En el colegio dijo que estaba enferma y la llevo a Isadora, el único abortorio calificado de hospital. «Ella me decía que era lo mejor, que no me podía complicar la vida porque tenía que estudiar». Sin embargo, 12 años después Estefanía no sabe si fue un favor. Ella cuenta que le habría gustado que le preguntasen si habría querido tenerlo, y a la pregunta de si habría acudido a abortar sin pedirle permiso ni opinión a sus padres, responde que no: «hoy tendría tres hijos en vez de dos».
La reforma a la ley del aborto que Irene Montero anunció a finales del pasado mes de febrero se ha materializado este miércoles en un borrador de una nueva norma que ha sido adelantado por la Cadena Ser, que regulará los vientres de alquiler y abrirá la puerta a que chicas de 16 años para arriba puedan acceder al aborto sin permiso de sus padres, aparte de realizar una lista de médicos objetores que se niegan a practicar abortos por motivos morales. Todo para derogar a ley de 2010 y esquivar el recurso del PP ante el Constitucional de hace 12 años.

Las mujeres que más abortan tienen entre 25 y 29 años

Quienes más cerca trabajan de la realidad del aborto no han quedado indiferentes a la noticia. Lo que todavía no se conoce, y según Esperanza Puente, presidenta de la Asociación Voz Postaborto, puede hacer que se vuelva a la misma situación, es «dónde se va a enmarcar la ley. Si es en Sanidad –el aborto como servicio sanitario– podrá ser recurrida constitucionalmente como la anterior».
Que la ley contemple que una niña de 16 años pueda poner fin a su embarazo sin permiso de sus padres denota, para Marta Velarde, presidenta de los Rescatadores –quienes ofrecen ayuda e información en los alrededores de los abortorios– que en realidad «no tienen ni idea de lo que es el aborto». El índice de abortos voluntarios más alto se da en edades comprendidas entre los 25 y los 29 años en España.
La consecuencia será, según detalla Amaya Azcona, directora de RedMadre, «que va a dejar desprotegidas a las menores, de sus padres que son quienes las cuidan y ante la ley, y las deja en manos de los padres de sus hijos que esperan y de otras presiones externas que dicen preocuparse por ellas». En definitiva, lo que sucederá es que aumentará la violencia contra la embarazada, sobre todo la menor, porque ponga fin a su embarazo sin hablar con sus padres, informarse o pedir ayuda.

¿Libre u obligado?

El pequeño porcentaje de niñas de entre 16 y 18 años, comparado con el resto de los grupos de edad que acuden a los abortorios, lo hace en su mayoría, según explica Velarde, que pasa sus días en las puertas de estos centros, «obligadas por sus padres».
Aborto libre, término consagrado por la ley del 2010, esconde la realidad de todas esas mujeres a las que no se les da otra opción ni se les informa sobre otras alternativas. «Lo llaman así, pero sabemos que muchas mujeres no van libres al aborto», cuenta Azcona. Información no solo sobre cómo se realiza la intervención, sino sobre asociaciones que dan ayuda económica, material y psicológica a mujeres embarazadas como las que presiden o dirigen Azcona, Velarde o Puente; o sobre todo lo que puede causar el síndrome del postaborto, que como la presidenta de la asociación que se encarga de visibilizarlo no se cansa de repetir: «existe aunque no se quiera hablar de ellas». Sin embargo, Puente también incide en que «seguirán luchando por ayudar a las mujeres de una manera real, dándoles información completa y veraz y ayudándola si lo necesita para poder seguir con su embarazo».
Comentarios
tracking